29 de octubre de 2020
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
BEIJING, 21 sep (Xinhua) -- "El mayor ideal es crear un mundo que de verdad todos compartamos", dijo el presidente chino, Xi Jinping, en su debut hace cinco años en el solemne salón de la Asamblea General de la ONU, citando un antiguo proverbio que refleja la visión del mundo arraigada en la milenaria civilización china.

 

Enarbolando ese ideal, Xi explicó su concepto y enfoque para construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad, su visión insignia sobre cómo guiar a la humanidad, a través de los retos comunes, hacia un futuro mejor.

Cinco años después, la idea de Xi está cobrando relevancia e importancia. Coincidiendo con el 75º aniversario de la ONU, el mundo está experimentando cambios inéditos en el último siglo mientras la pandemia de COVID-19, la crisis de salud pública mundial más grave desde la gripe de 1918, ha potenciado, por un lado, las corrientes centrífugas que separan al mundo, pero, por el otro, las centrípetas que fortalecen la solidaridad y la cohesión global.

En esta coyuntura tan trascendental, Xi estará una vez más en la plataforma internacional más prestigiosa para asistir a varias reuniones virtuales de alto nivel de la ONU en los próximos días y presentar las respuestas de China a las preguntas fundamentales que se plantean al mundo.

El presidente de China, Xi Jinping (d), asiste a una ceremonia en la que el gobierno chino hace entrega del "Zun de la Paz", un antiguo contenedor chino de vino, presentado como un regalo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, Estados Unidos de América, el 27 de septiembre de 2015. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon tambiém participó en la ceremonia. (Xinhua/Li Tao)

VALORES COMUNES

Cuando visitó la sede de la ONU en el otoño de 2015, Xi llevó un regalo por el 70º aniversario de la organización, "el zun de la paz", una botella de bronce rojo decorada con patrones auspiciosos tradicionales chinos.

Es una muestra del deseo y la fe del pueblo chino en la paz, el desarrollo, la cooperación y los resultados mutuamente beneficiosos, algo que recoge también el espíritu de la Carta de la ONU, explicó Xi.

"El zun de la paz encarna las relaciones estrechas y los valores compartidos de China y las Naciones Unidas", dijo el entonces secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, al recibir el obsequio en nombre de la organización mundial.

La gran importancia que Xi concede a Naciones Unidas ha quedado demostrada en la práctica una y otra vez. En estos años, ha visitado la Oficina de la ONU en Ginebra y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en París, y se reunió en varias ocasiones con líderes del organismo mundial. En mayo, se dirigió a la Asamblea Mundial de la Salud por enlace de video. Muchas de sus ideas sobre la gobernanza global se transmitieron a través de estas tribunas.

"La paz, el desarrollo, la igualdad, la justicia, la democracia y la libertad son valores comunes de toda la humanidad y los nobles objetivos de Naciones Unidas", afirmó Xi bajo la boveda del salón de la Asamblea General en 2015.

A sus espaldas, colgaba un enorme emblema dorado de la ONU con un mapa del mundo inscrito en una corona de ramas de olivo cruzadas, un símbolo de la visión de la organización de un mundo sin guerras, hambre ni injusticia.

"Estos objetivos, sin embargo, están lejos de lograrse, por lo que debemos continuar esforzándonos", aseveró a los 193 miembros de la Asamblea General.

El presidente chino, Xi Jinping (d), se reúne con el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, quien se encuentra en Beijing para asistir al II Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, en Beijing, capital de China, el 26 de abril de 2019. (Xinhua/Ding Haitao)

COMPROMISO MULTILATERAL

El 75º cumpleaños de la ONU llega en un momento en que el mundo se tambalea por la pandemia de COVID-19, que sigue causando estragos y se ha erigido en la emergencia de salud pública más grave desde la pandemia de gripe de 1918.

Esta nueva pandemia está exponiendo una falta de liderazgo y unidad en el sistema internacional. Además, la ONU y el multilateralismo que representa afrontan desafíos sin precedentes, con un aumento del unilateralismo y el proteccionismo. El secretario general de la ONU, António Guterres, comparó la situación actual con la de 1945.

Cuanto más compleja y sombría es la situación, más importante es que se manifieste la autoridad y el papel de Naciones Unidas, dijo Xi a Guterres en una reunión en abril de 2019 en Beijing en los márgenes del Segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional.

China defiende con firmeza el multilateralismo, el sistema internacional con Naciones Unidas en su núcleo y el orden internacional basado en el derecho internacional, y promueve, además, la construcción de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad, agregó Xi.

No son palabras huecas. Beijing está trabajando para establecer una terminal y centro de respuesta humanitaria global en China a fin de garantizar el funcionamiento de las cadenas de suministro ante la pandemia de COVID-19. También lo está haciendo para implementar la agenda de desarrollo sostenible de la ONU, con acciones más enérgicas para eliminar la pobreza extrema y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

En los últimos cinco años, los compromisos concretos que asumió Xi en 2015 se han puesto en práctica en conjunto. En 2016, se inauguró un fondo para la paz y desarrollo de 1.000 millones de dólares y para 10 años entre China y la ONU en apoyo de las operaciones de pacificación de la ONU, así como proyectos sociales, económicos y ambientales. China también ha completado el registro de una fuerza de reserva de 8.000 cascos azules.

El apoyo de China es crucial para el multilateralismo, dijo Guterres a Xi durante una conversación telefónica en marzo.

"Independientemente de los cambios en la situación internacional, China estará al lado del multilateralismo y defenderá el concepto de gobernanza global basado en consultas extensas, contribución conjunta y beneficios compartidos", aseguró Xi.

Xi Jinping pronuncia el discurso de apertura titulado "Trabajar Juntos para Construir una Comunidad de Futuro Compartido para la Humanidad" en la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza, el 18 de enero de 2017. Xinhua/Rao Aimin)

FUTURO COMPARTIDO

Construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad "es para mí el único futuro de la humanidad en este planeta", dijo Peter Thomson, presidente del 71° período de sesiones de la Asamblea General, después de reunirse con Xi en 2017 en Ginebra.

Ante los desafíos principales que enfrenta el mundo y para lograr que la sociedad avance,  Xi ha propuesto construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad y la Iniciativa de la Franja y la Ruta.

La cooperación en el marco de esta iniciativa está generando sin cesar resultados, como el puerto del Pireo, en Grecia, el corredor económico China-Pakistán, los trenes de mercancías China-Europa, y Xi ha garantizado que su país continuará apostando por una estrategia de apertura beneficiosa para todos y oportunidades de desarrollo con otros países.

"Les damos la bienvenida a bordo del tren rápido del desarrollo de China", ha dicho Xi.

El tema de las sesiones de alto nivel de la ONU de este año, "El futuro que queremos, la ONU que necesitamos: reafirmación de nuestro compromiso colectivo con el multilateralismo", se hace eco del llamado constante de Xi a construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad, que fue el tema de su importante discurso de 2015 en la Asamblea General de la ONU.

En esa intervención, Xi presentó una propuesta conformada por cinco puntos sobre cómo construir un nuevo tipo de relaciones internacionales caracterizadas por la cooperación en beneficio mutuo y crear una comunidad con un futuro compartido para la humanidad que tenga como aspectos clave la asociación, la seguridad, el desarrollo, la cultura y la ecología.

Al rememorar la ocasión, Christian Landrein, un intérprete jubilado de la ONU que fue traduciendo al francés el discurso de Xi, destaca que lo aplaudieron varias veces y que había "un ambiente electrizante".

"Solo tenemos un planeta, que es el hogar que compartimos", dijo Landrein. "Todos los países deben colaborar para protegerlo y asegurar el desarrollo sostenible a fin de garantizar un futuro próspero para todas las naciones", afirmó.

  
21 de septiembre de 2020
Especial
Image El presidente de China, Xi Jinping, pronuncia un discurso durante el debate anual general de alto nivel para la 70 sesión de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en la sede de la ONU en Nueva York, Estados Unidos de América, el 28 de septiembre de 2015. (Xinhua/Pang Xinglei)