22 de septiembre de 2021
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
BEIJING, 3 sep (Xinhua) -- A lo largo de los últimos diez años, Borja De La Peña Escardó ha pasado por distintas ciudades de diferentes países: creció en Madrid, España, hizo su licenciatura en Oxford, Reino Unido, y luego realizó un proceso de intercambio académico en Hong Kong, China.

Al cumplir 30 años, edad en la que las personas se paran con firmeza, según las Analectas de Confucio, llegó a Beijing para materializar sus sueños.

De La Peña Escardó es oficial de políticas globales de la Organización Internacional del Bambú y el Ratán (INBAR, siglas en inglés). Hace tres años y medio dejó su trabajo en la ONU e inició su labor en la INBAR para promover el desarrollo ambientalmente sostenible utilizando bambú y ratán.

"La protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático son cuestiones que preocupan mucho a mi generación", explicó el funcionario, que añadió: "Durante mi etapa en Naciones Unidas me di cuenta de que los desafíos globales más importantes ya no eran la resolución de conflictos bilaterales o regionales como había ocurrido hasta ahora, sino resolver un problema mucho más complejo y el cual en muchos casos es la raíz de dichos conflictos, que es asegurar la sostenibilidad de nuestro planeta".Según De La Peña Escardó, la cooperación internacional es la mejor manera para resolver materias urgentes como la restauración de los ecosistemas terrestres y marinos, y la reducción de gases de efecto invernadero.

Borja De La Peña Escardó dirige unas palabras en el Primer Simposio Ibérico del Bambú, coorganizado por la INBAR, en 2019 en Madrid, España. (Cortesía)

Fundada en 1997, la INBAR es la primera organización internacional intergubernamental con sede en China, y dedicada a la promoción del uso de bambú y ratán para el desarrollo sostenible. Cuenta con 48 miembros, y además de la sede de su Secretaría en China la organización tiene oficinas regionales en India, Ghana, Etiopía y Ecuador.

El bambú es una de las plantas de más rápido crecimiento en el mundo y una parte clave de los ecosistemas de biodiversidad. Su rápido crecimiento, su rápida madurez y su naturaleza similar a la madera hacen de ciertas especies de bambú un excelente material para la construcción de viviendas,  reemplazo de plásticos de un solo uso y como fuente de energía. El ratán crece durante todo el año y resiste una intensa cosecha, facilitando una fuente de ingresos sostenible durante el año para muchas comunidades rurales de los trópicos.

Borja De La Peña Escardó visita la ciudad de Yangzhou, en la provincia oriental china de Jiangsu, ciudad donde se celebra la Exposición Internacional de Horticultura 2021 entre el 8 de abril y el 8 de octubre. (Cortesía)

"China es una potencia económica mundial, e INBAR se beneficia mucho de la colaboración con el Gobierno chino para poder influir en las políticas medioambientales globales, para, en este caso, beneficiar a la industria del bambú y el ratán", sostuvo el español.

Al mismo tiempo, los recursos de los bosques de bambú de China son ricos. Según los datos de las últimas estadísticas nacionales de recursos forestales, los bosques de bambú de China cubren un área de 6.411.600 hectáreas, con un total de 39 géneros y más de 500 especies.

"Recuerdo que desde mi niñez el bambú ha estado presente en mi vida. En mi casa teníamos muebles de bambú y ratán que incluían, sillas, estanterías, mesas y algunos utensilios domésticos para cocinar", rememoró De La Peña Escardó, quien agregó: "También íbamos a comer a restaurantes chinos los fines de semana, y me llamaba la atención la presencia del bambú en las recetas culinarias chinas".

El mejor amigo de Borja De La Peña Escardó (primero derecha) visita a la familia del español junto a su padre (primero izquierda) en diciembre de 2019, en Madrid. La foto muestra que las dos familias disfrutan de las vacaciones de Navidad en un restaurante chino, llamado "Bambú Garden". (Cortesía)

El acero vegetal ha traído más conexiones entre España y China. En la Terminal 4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas, el techo está cubierto de bambú proveniente de China, y el pabellón de España en la Exposición Universal de Shanghai 2010 poseía una estructura que soportaba 8.524 placas de mimbre y llamaba la atención de todo el que por allí pasaba.

"El bambú siempre ha estado en mi vida y en la de casi todo el mundo, lo que hace falta es ponerlo en valor resaltando su importancia en nuestro día a día y en los desafíos que afrontamos", resaltó el joven español.

En la actualidad, De La Peña Escardó está trabajando con sus colegas en América Latina para un proyecto transnacional en la Amazonía, en una zona que incluye a Ecuador, Colombia y Perú, para restaurar tierras degradadas, diversificar los sistemas productivos y crear medios de vida a mujeres, jóvenes, agricultores, campesinos y comunidades indígenas.

Según la mirada del funcionario español, alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible está lleno de dificultades y retos, pero "este reto es el de toda una generación; no existe otro desafío de tal magnitud que genere tanta satisfacción, unión y consenso. Mi pasión viene de ahí precisamente, de ver a tanta gente trabajar en equipo y con empatía para, en nuestro caso, desarrollar una industria verde a nivel global que contribuya a cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible".

En 2013, por invitación de su mejor amigo y compañero de dormitorio chino, De La Peña Escardó visitó la parte continental de China por primera vez. Ahora vive en Beijing, dedicado al desarrollo y el intercambio de conocimientos y tecnología en la industria del bambú.

Borja De La Peña Escardó en el distrito de Yangshuo de la ciudad de Guilin, en la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, en el sur de China, en verano de 2018. (Cortesía)

El joven español actualmente solo habla "un poquito" de chino, pero toma lecciones de mandarín dos veces a la semana y espera "contribuir a tender puentes entre China y Occidente en ámbitos como el desarrollo sostenible y el cambio climático".


  
03 de septiembre de 2021
Entrevista
Image Borja De La Peña Escardó, oficial de políticas globales de la Organización Internacional del Bambú y el Ratán (INBAR, siglas en inglés), ofrece recientemente una entrevista exclusiva a Xinhua en Beijing. (Xinhua/Zhao Xinhu)