13 de mayo de 2021
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
BEIJING, 13 abr (Xinhua) -- Envueltas en un aura prehistórica, la civilización Maya mesoamericana y la cultura Sanxingdui de China, aunque se encuentran en diferentes continentes, son tan misteriosas como antiguas.
   Por Chen Yao, Huang Shunda y Wu Hao
   Se hicieron descubrimientos significativos con respecto a esta última, cuando China anunció en marzo que los arqueólogos habían encontrado seis nuevas fosas de sacrificio y desenterrado más de 500 objetos que datan de hace unos 3.000 años entre las ruinas.
   Las ruinas, ubicadas en la ciudad de Guanghan, a unos 60 kilómetros de Chengdu, Sichuan, pertenecían al Reino Shu, que existió hace al menos 4.800 años y duró más de 2.000 años, lo que lo hace considerablemente más antiguo que los mayas.
   Sin embargo, a los ojos de los arqueólogos, la mística no es la única característica compartida por las dos culturas. En una entrevista reciente con Xinhua, los investigadores revelaron más similitudes coincidentes que trascienden el tiempo y el espacio.
   BAJO EL MISMO CIELO
   A los ojos de Marco Antonio Santos, director del sitio arqueológico de Chichén Itzá, en México, y un veterano investigador de las culturas Maya y Sanxingdui, las dos culturas se desarrollaron en lugares con latitudes similares y con climas parecidos.
   Sanxingdui y los Mayas "en esta latitud miraban el mismo cielo. Tenían las mismas estrellas en el horizonte", dijo Santos.
   Li Xinwei, investigador del Instituto de Arqueología de la Academia China de Ciencias Sociales, cree que la cercanía de las latitudes proporciona una idea revolucionaria para estudiar las similitudes entre las dos culturas, como el hábito de plantar, cultivar y cosechar según las fases lunares y que los signos astrológicos son habituales para las civilizaciones basadas en la agricultura.
   "Miraban hacia el mismo cielo estrellado y vivían en zonas de temperaturas similares", dijo el arqueólogo chino, al explicar la afinidad de sus entornos naturales.
   MITO DE LOS ÁRBOLES
   Entre las reliquias recién desenterradas en las ruinas de Sanxingdui, los fragmentos de árboles de bronce recuerdan a los arqueólogos el equivalente maya.
   Santos dijo a Xinhua que los árboles hechos de bronce de Sanxingdui tienen un parecido sorprendente con el árbol sagrado de ceiba en la civilización Maya.
   "Los árboles de bronce de la dinastía Shu y las ceibas sagradas en zona maya" denotan "similitudes muy importantes", dijo Santos.
   Li también comparte su opinión, quien dijo que muchos expertos han señalado que las civilizaciones maya y china podrían haber heredado una cierta creencia religiosa chamánica en el Paleolítico tardío.
   El concepto chamánico del axis mundi divide el universo en tres niveles: el mundo subterráneo, el humano y el celestial. El árbol del mundo conecta el cielo y la tierra y hace posible la comunicación entre los seres humanos y los dioses.
   En una tumba encontrada en Palenque, una antigua ciudad-estado maya en México, los arqueólogos excavaron un gran sarcófago con una cubierta exquisitamente tallada, que muestra que un rey de la ciudad-estado renace del mundo subterráneo y asciende a los cielos a lo largo del árbol del mundo.
   INTERCAMBIOS TÉCNICOS
   Santos ha estado siguiendo con interés durante mucho tiempo el progreso arqueológico de Sanxingdui, y las excavaciones recientes lo han emocionado mucho. Para él, los sistemas operativos multifuncionales "hacen que la excavación sea realmente como una operación quirúrgica".
   Durante el último trabajo de excavación en Sanxingdui, se instalaron varios laboratorios. Estas "cámaras de excavación" están llenas de equipamiento para controlar la temperatura y la humedad, y realizar escaneos, registros y análisis tridimensionales oportunos de los sitios de excavación.
   Li destacó la tecnología utilizada en la excavación de marfiles en Sanxingdui. Se utilizó un nuevo material humectante en la superficie para recrear la humedad a la que han estado sometidos los marfiles durante los miles de años que pasaron bajo tierra.
   Santos dijo que dado que la civilización maya se encuentra en la península de Yucatán, húmeda y lluviosa, a los arqueólogos a menudo les resulta difícil preservar las piezas después de la excavación.
   "Podríamos aprender mucho de estas técnicas que están implementando los proyectos arqueológicos en China", dijo Santos.
   CULTURAS HERMANAS
   Sanxingdui es conocido como "uno de los mayores hallazgos arqueológicos del siglo XX", mientras que muchos historiadores llaman a los Maya "los griegos" de América.
   Habiendo explorado las ruinas de los Maya muchas veces, Li cree que tanto la civilización china como la maya han demostrado una "creatividad asombrosa".
   Li dirigió en una ocasión un equipo arqueológico conjunto China-Honduras y utilizó tecnologías chinas en una excavación de un sitio en la antigua ciudad maya de Copán.
   El arqueólogo chino encuentra muy emocionante tanto compartir las tecnologías arqueológicas chinas con sus colegas extranjeros, como comprender mejor la formación y el desarrollo de la civilización china, inspirado por la civilización maya.
   "La sociedad humana tiene diferentes caminos de desarrollo, por lo que debemos respetar y mantener este estado de desarrollo de convivencia armónica", explicó Li.
   "Cada vez que aumenta el conocimiento de la cultura, independientemente de que hablemos un idioma u otro, lo que nos muestra es que seguimos hermanándonos cada día más, seguimos siendo culturas hermanas y, por lo tanto, el intercambio de estos conocimientos es fundamental", comentó Santos. Fin
  (Contribuyeron también a esta información los corresponsales de Xinhua Xi Yue y Jiang Biao en Beijing)
13 de abril de 2021
Especial