22 de septiembre de 2021
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
El CAIRO, 9 ago (Xinhua) -- La propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS), bajo presión de Estados Unidos, para llevar a cabo una segunda fase del rastreo del origen de la COVID-19 en China está politizada, dijo un exdiplomático egipcio.
   China ya recibió a una delegación de la OMS que permaneció sobre el terreno durante un largo periodo de tiempo para estudiar el origen del virus y concluyó en un informe que la teoría de la fuga del laboratorio era "extremadamente improbable", dijo Ali el-Hefny, exembajador de Egipto en China y excanciller, en entrevista con Xinhua.
   China también ha facilitado reuniones de los científicos y las visitas de campo durante la investigación, dijo el exdiplomático egipcio.
   Al presionar por una segunda ronda de rastreo del origen, los países occidentales pretenden crear confusión y dudas sobre la transparencia de China, dijo el-Hefny.
   Están tratando de obstaculizar el desarrollo de la segunda economía más grande del mundo, dijo.
   El exdiplomático también expresó su apoyo a los cibernautas chinos que firmaron una carta abierta a la OMS, pidiendo a la organización que incluya el laboratorio de Fort Detrick en Estados Unidos como un foco de la siguiente fase del rastreo.
   También señaló que la politización de temas críticos es una enfermedad que viene afligiendo al mundo desde hace mucho tiempo. "Cualquiera puede darse cuenta de que Occidente siempre ha empleado los derechos humanos y la democracia como formas de contener a los países que se oponen a sus agendas".
   "Lograr sus intereses a través de dar un tono político a muchos temas y crisis, ese es el plan", dijo, y agregó que es una vergüenza politizar la crisis del virus cuando hay vidas humanas en juego.
09 de agosto de 2021
Entrevista