29 de octubre de 2020
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
SHANGHAI, 13 oct (Xinhua) -- Mandarina chilena, aguacate colombiano, limón argentino... A medida que la economía china toma la delantera en la recuperación de los efectos de la epidemia de COVID-19, las frutas frescas de muchos países latinoamericanos han comenzado a ingresar recientemente al mercado chino por primera vez, enriqueciendo la oferta y aumentando la confianza de las exportaciones agrícolas latinoamericanas.

 

Nuevas opciones para consumo chino

Según la Aduana de Shanghai, a principios de julio, el primer lote de aguacates de Colombia  ingresó a China a través del puerto de la metrópolis oriental de Shanghai. Colombia se convirtió en el cuarto país latinoamericano aprobado para exportar aguacates a China después de México, Perú y Chile.

La empresa de Shanghai Mr. Avocado es la importadora de este lote de aguacates. Según Liu Mosu, gerente general de la empresa, con la aprobación de los aguacates colombianos para ingresar al mercado chino, los proveedores de la empresa han podido cubrir las principales áreas productoras de aguacate en América Latina.

"Cada año después de la Fiesta de la Primavera es la última temporada de aguacates chilenos, mientras que los aguacates peruanos acaban de lanzarse y la oferta es insuficiente. Los aguacates colombianos pueden justamente aliviar la escasez del mercado interno durante este período", explicó Liu.

"Espero que la calidad de los aguacates colombianos pueda ser reconocida por los consumidores chinos y que las exportaciones se expandan aún más", expresó Natalia Tobón, consejera comercial de la Embajada de Colombia en China. "Se espera que el próximo lote de aguacates sea enviado a fines de este año", agregó.

Además de las "frutas estrella" latinoamericanas como el aguacate y las cerezas, las bananas, las mandarinas, los limones y otras frutas producidas en América Latina también están enriqueciendo constantemente el mercado consumidor chino.

Según los datos de la aduana china, se ha aprobado la entrada a China de más de 20 tipos de frutas de 10 países latinoamericanos.

Según Zheng Shouhui, ejecutivo de la empresa de Shanghai Goodfarmer, entre el 60 y el 70 por ciento del principal producto de la empresa, "Goodfarmer súper dulce plátano", proviene de Ecuador y es bienvenido por el mercado. A principios de este año, se intentó importar por primera vez plátanos mexicanos a China, tras haber sido aprobado a fines de 2019.

"Estabilizador" del mercado latinoamericano

Las estadísticas muestran que, en la primera mitad de este año, las importaciones de frutas de China totalizaron 3,64 millones de toneladas, registrando una disminución interanual del 8 por ciento, en tanto que el valor de las importaciones fue de 6.330 millones de dólares, alcanzando un aumento interanual del 14 por ciento.

Bananos colombianos exhibidos en una frutería en Shanghai. (Cortesía)

Clasificados por valor de las importaciones, Chile, Perú y Ecuador ocuparon el segundo, séptimo y octavo lugar entre las diez principales fuentes de importación de frutas de China en la primera mitad del año.

Además de frutas, a medida que la reanudación del trabajo y la producción de China ha impulsado el crecimiento de la demanda interna, muchos países latinoamericanos han recuperado recientemente y de manera constante las exportaciones agrícolas hacia China.

Zhang Yong, investigador asociado del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias Sociales de China, cree que la epidemia ha tenido un impacto en la cadena industrial y de suministro mundial.

"Sin embargo, el comercio agrícola entre China y América Latina ha crecido en contra de la tendencia, lo que indica que el comercio agrícola se ha convertido en un 'estabilizador' del comercio entre China y América Latina", afirmó Zhang.

De acuerdo con Zhang, el incremento del ingreso per cápita de China, el aumento de los grupos de ingresos medios y la expansión del consumo y la mejora de la estructura de consumo promoverán inevitablemente la diversificación de las importaciones. Importar productos agrícolas con ventajas comparativas de países latinoamericanos es la elección del mercado.

Muchos funcionarios y representantes empresariales latinoamericanos entrevistados expresaron que si bien esperan expandir la escala de las exportaciones agrícolas a China, también esperan enriquecer aún más los tipos de productos de exportación.

"Colombia es rica en recursos agrícolas y espera expandir aún más el mercado chino para su café, chocolate, refrigerios bajos en grasa, dulces, puré de frutas, vino, flores, madera de alta calidad y otros productos en el futuro", indicó Tobón.

Expectativas de nuevas oportunidades en CIIE

A pesar de las dificultades prácticas provocadas por la epidemia, muchos países y empresas de América Latina han confirmado su participación en la tercera edición de Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, siglas en inglés) que se celebrará en Shanghai a principios de noviembre, donde los productos agrícolas de especialidad son un área clave de promoción.

El embajador de Argentina en China, Luis Kreckler, promociona limones argentinos en Shanghai, el 17 de agosto de 2020. (Xinhua/Xu Yongzheng)

Al presentar el primer lote de limones argentinos recién importados a China en Shanghai, el embajador argentino en China, Luis Kreckler, dijo que además de los limones, Argentina también promoverá productos agrícolas como el vino y la carne de res en esta CIIE.

Tobón informó que este año Colombia instalará un stand en el área de exhibición de alimentos y productos agrícolas de la CIIE, en el que participarán siete empresas. También fortalecerá la promoción de productos en la plataforma permanente de exhibición y comercialización de la CIIE. "La CIIE es una oportunidad importante para presentar los productos de alta calidad de Colombia en China".

El embajador de Cuba en China, Carlos Miguel Pereira, afirmó que en la segunda CIIE, Cuba y China firmaron 14 acuerdos de cooperación para promover vigorosamente la exportación de productos agrícolas cubanos a China, y espera que en la tercera CIIE se pueda ampliar la cooperación con China en los campos del comercio de servicios, como la atención médica, la educación y el turismo.

"La resiliencia de la economía china, la gran escala del mercado y la liberación del potencial de la demanda interna son propicias para promover la diversificación de las exportaciones agrícolas de los países latinoamericanos y brindar más oportunidades de mercado", aseguró Zhang.


  
13 de octubre de 2020
Economía
Image Una compradora selecciona aguacates colombianos en una frutería en Shanghai. (Cortesía)