10 de diciembre de 2022
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
El Colacmar se realiza por primera vez en Panamá del 19 al 23 de septiembre, organizado por Alicmar bajo la coordinación de la Estación Científica Coiba panameña, con la participación de expertos de 19 países de la región, además de España, Francia y Portugal.

PANAMÁ, 21 sep (Xinhua) -- Existe la necesidad de una mayor investigación porque aún no se saben muchas cosas sobre la manera en que el mar responde al cambio climático, afirmó el presidente de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Ciencias del Mar (Alicmar), Federico Isla, en el marco del XIX Congreso Latinoamericano de Ciencias del Mar (Colacmar), en la Ciudad de Panamá.

El Colacmar se realiza por primera vez en Panamá del 19 al 23 de septiembre, organizado por Alicmar bajo la coordinación de la Estación Científica Coiba panameña, con la participación de expertos de 19 países de la región, además de España, Francia y Portugal.

El experto resaltó para Xinhua durante la apertura del evento realizada la noche del lunes en la capital panameña, que el tema del cambio climático siempre es una preocupación y que sobre todo en Panamá hay mucha gente que trabaja en temas biológicos vinculados a la reserva de la fauna sumergida.

Apuntó que en su discurso de apertura del encuentro quiso llamar la atención porque "hay lugares donde no sabemos cómo funciona el planeta".

Recalcó que el 84 por ciento del cambio climático "pasa por el mar", por lo que hay temas sobre los que se necesita saber.

"Sobre las plataformas, sobre los lugares donde sólo sale el petróleo y el gas del fondo marino, la estabilidad de los hidratos de gas y también sobre algo que se planteó en el panel intergubernamental sobre cambio climático: la relación entre el mar y las plataformas de hielo en la Antártida", sostuvo.

"Se trata de saber si esas plataformas son estables o pueden llegar a cambiar, ya que de romperse esas plataformas de hielo, el nivel del mar en el mundo va a aumentar más rápido. Por lo tanto, son temas que todavía tienen muchas interrogantes", reiteró.

Isla reconoció que no es fácil investigar en ciencias del mar, sobre todo en temas de la oceanografía profunda, para lo que se necesita coordinación entre países o agencias intergubernamentales.

El presidente de la Alicmar se refirió también a la necesidad de aprovechar al máximo los recursos naturales en Latinoamérica, además de que se necesitan más embarcaciones de investigación.

Por su parte, el presidente del XIX Colacmar, Edgardo Díaz-Ferguson, coincidió en diálogo con Xinhua en la necesidad de conocer más sobre las zonas marinas profundas, ante la complejidad de los océanos.

El también director ejecutivo de la estación científica de Coiba AIP se refirió a esta complejidad de los océanos por su composición multidimensional con componentes físicos, químicos, biológicos, geológicos y climáticos, además de políticos y gubernamentales.

Una mujer toma fotografías de neonatos de tortuga en la playa de Isla Cañas, en la provincia de Los Santos, Panamá, el 17 de noviembre de 2021. Voluntarios de la localidad patrullan la playa día y noche para ayudar a los neonatos de tortuga a llegar al mar y no ser víctimas de los depredadores. (Xinhua/Mauricio Valenzuela)

Valoró la importancia del Colacmar para resolver problemas concretos como la contaminación, la introducción de especies invasoras, la fragmentación de los hábitat, la falta de gobernanza transfronteriza y el desconocimiento de los límites de conectividad de los organismos oceánicos.

Consideró también relevante su realización en Panamá, ante la apuesta del país en ser un centro que concentre investigación científica en temas marinos.

"Esta reunión nos pone al frente de Centroamérica (...) sirve para motivar a nuestros jóvenes y generar esas capacidades que nos hacen falta como país en temas oceánicos", consideró Díaz-Ferguson.

El presidente del XIX Colacmar identificó como temas clave del Congreso la oceanografía física, química y biológica, así como el mar profundo de Latinoamérica, la erosión costera, el manejo integrado, la toma de decisiones, la gobernanza y las políticas marinas, además de las nuevas tecnologías de detección de organismos marinos.

Díaz-Ferguson comentó que en este marco también se llevará a cabo un pequeño simposio sobre arqueología subacuática e historia del mar.

Una pandemia, por ejemplo, tiene origen en el mal uso de la biodiversidad o en la disminución de los hábitat de algunas especies, así como en el uso inadecuado de algunas especies que son reservorios, según la consideración del directivo.

Expresó en ese sentido que por ello el conocimiento de la biodiversidad permite afrontar los futuros virus que haya: conocer para poder aislar compuestos y poder curar.

En tanto, el director ejecutivo de la no gubernamental Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon), George Hanily, se refirió a la importancia de la cooperación para la conservación del ambiente marino, en el marco de la pandemia del nuevo coronavirus.

La cooperación es relevante ante la imposibilidad en los países de tener los recursos financieros necesarios para proteger efectivamente los recursos marinos y que benefician a múltiples geografías.

Entre los retos existentes están asegurar la aplicación de las leyes y que las áreas protegidas se manejen de forma adecuada, además de contar con financiamiento para poder implementar las iniciativas que pueden desarrollarse en América Latina.

  
21 de septiembre de 2022
Especiales
Image Personas entran al agua con ofrendas durante la celebración del día de Yemanjá (la reina del mar), en la playa Ramírez, en Montevideo, capital de Uruguay, el 2 de febrero de 2022. (Xinhua/Nicolás Celaya)