13 de mayo de 2021
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
BEIJING, 29 abr (Xinhua) -- China lanzó hoy jueves el módulo central Tianhe de su estación espacial, una misión clave en el tercer paso del programa espacial tripulado del país.

 

A continuación se presentan algunos hechos clave del programa espacial tripulado de China, que empezó en 1992 con una estrategia de tres pasos.

PRIMER PASO

El primer paso fue para enviar astronautas al espacial y traerlos de vuelta a la Tierra a salvo.

La primera nave espacial tripulada experimental del país, la Shenzhou-1, fue lanzada sin tripulación en noviembre de 1999, anunciando el inicio de la incursión de China en la exploración espacial tripulada.

El principal objetivo del lanzamiento de la Shenzhou-1 fue examinar su funcionamiento y la confiabilidad del vehículo de lanzamiento, un cohete portador Gran March-2F, y evaluar la tecnología clave de exploración espacial.

En enero de 2001, se lanzó la Shenzhou-2, para la realización de experimentos en las áreas de ciencia de materiales, astronomía y física en un ambiente de microgravedad.

La Shenzhou-3, lanzada en marzo de 2002, transportó sensores de monitorización física humana y "astronautas ficticios". También estaba equipada con funciones de escape y de rescate de emergencia.

Nueve meses después, China lanzó la Shenzhou-4, caracterizada por instalaciones a prueba de radiación y sistemas manuales de rescate de emergencia, a pesar del hecho de que la nave no estaba tripulada.

El lanzamiento de la nave Shenzhou-5 en octubre del 2003 fue otro hito para el programa espacial tripulado de China, debido a que la misión envió exitosamente al espacio al astronauta Yang Liwei, convirtiendo a China en el tercer país en enviar un hombre al espacio después de la Unión Soviética y de Estados Unidos.

En octubre de 2005, China envió dos astronautas al espacio a bordo de la Shenzhou-6. Los astronautas llevaron a cabo experimentos científicos y médicos a bordo de la nave.

Imagen de archivo del 16 de noviembre de 2016 de Li Tao, quien abrirá la puerta a los astronautas de la nave espacial Shenzhou-11, practica en la bandera de Siziwang, en la Región Autónoma de Mongolia Interior, en el norte de China. (Xinhua/Ju Zhenhua)

SEGUNDO PASO

El segundo paso fue el desarrollo de avanzadas técnicas y tecnologías de vuelo espacial, incluyendo actividad extravehicular y acoplamiento orbital. Esta fase incluyó el lanzamiento de Tiangong-1, una plataforma de transición para probar la tecnología de acoplamiento, y el laboratorio espacial Tiangong-2.

En septiembre de 2008, China logró su primera caminata espacial de 19 minutos y 35 segundos, realizada por el astronauta Zhai Zhigang, con el lanzamiento de la nave Shenzhou-7. Así, China se convirtió en el tercer país del mundo en realizar actividad extravehicular en el espacio, después de la Unión Soviética y de Estados Unidos.

En septiembre de 2011, China lanzó su laboratorio espacial experimental, el Tiangong-1. La principal tarea del Tiangong-1 fue probar las tecnologías de encuentro y acoplamiento entre naves espaciales, y acumular experiencia para desarrollar una estación espacial.

Aproximadamente un mes después del lanzamiento del Tiangong-1, China puso en órbita la nave Shenzhou-8 no tripulado. En noviembre de 2011, el Tiangong-1 y la Shenzhou-8 lograron el primer encuentro y acoplamiento automático del país a una altura de 343 kilómetros sobre la Tierra.

En junio de 2012, la nave Shenzhou-9 fue lanzada al espacio para acoplarse con el Tiangong-1 en órbita. Ésta fue la primera misión tripulada de encuentro y acoplamiento de China. Se realizaron dos pruebas de acoplamiento, una automática y otra manual, entre la Shenzhou-9 y el Tiangong-1.

Lanzada en junio de 2013, la Shenzhou-10 se acopló al Tiangong-1 en dos ocasiones, una mediante una operación automática y otra manual, con el objetivo de seguir probando las tecnologías diseñadas para el acoplamiento y el apoyo a la estancia de astronautas en el espacio. Tres astronautas pasaron 12 días en el Tiangong-1, donde realizaron experimentos médicos espaciales y pruebas técnicas.

En septiembre de 2016, China lanzó el Tiangong-2, una versión mejorada del Tiangong-1, que es considerado el primer laboratorio espacial chino.

Aproximadamente un mes después del lanzamiento del Tiangong-2, China lanzó con éxito la nave espacial tripulada Shenzhou-11 que llevó a dos astronautas que permanecieron en el espacio durante 33 días, la misión más larga del programa espacial tripulado del país hasta la fecha. El 19 de octubre de 2016, el Tiangong-2 y la Shenzhou-11 completaron un acoplamiento automático en órbita.

En abril de 2017, la Tianzhou-1, la primera nave espacial de carga de China, llevó a cabo con éxito el acoplamiento automático con el Tiangong-2 en órbita y luego realizó su primer reabastecimiento de combustible en órbita. Otros dos acoplamientos y otros dos reabastecimientos de combustible se completaron después.

Imagen del 19 de octubre de 2016 de una transmisión de los dos astronautas chinos Jing Haipeng (i) y Chen Dong (d), entrando al laboratorio espacial Tiangong-2, en el Centro de Control Aeroespacial de Beijing, capital de China. (Xinhua/Ju Zhenhua)

TERCER PASO

El tercer paso es ensamblar y operar una estación espacial tripulada permanente.

En mayo de 2020, el nuevo gran cohete portador chino Gran Marcha-5B realizó su vuelo inaugural. El Gran Marcha-5B se utiliza principalmente para lanzar los módulos de la estación espacial china, y el éxito del vuelo inauguró el "tercer paso" del programa espacial tripulado de China.

Hoy jueves, China envió al espacio el módulo central de su estación espacial, dando inicio a una serie de misiones de lanzamiento clave que pretenden completar la construcción de la estación para finales del próximo año.

China también enviará este año la nave de carga Tianzhou-2 y la nave tripulada Shenzhou-12 para acoplarse al módulo central, Tianhe. Tres astronautas llegarán al módulo central a bordo de la Shenzhou-12 y permanecerán en órbita durante tres meses.

La nave de carga Tianzhou-3 y la nave tripulada Shenzhou-13 también serán lanzadas a finales de este año para acoplarse al Tianhe, y otros tres astronautas comenzarán entonces su estancia de seis meses en órbita.

Después de las cinco misiones de lanzamiento de este año, China planea en 2022 seis misiones, que incluyen el lanzamiento de los módulos de laboratorio Wentian y Mengtian, de dos naves de carga y de dos naves espaciales tripuladas para completar la construcción de la estación espacial.

  
29 de abril de 2021
Ciencia y Tecnología
Image Imagen del 23 de abril de 2021 del conjunto formado por el módulo central de la estación espacial de China, Tianhe, y el cohete Gran Marcha-5BY2 después de ser transportados hacia el área de despegue del Sitio de Lanzamiento de Naves Espaciales de Wenchang, en la provincia de Hainan, en el sur de China. (Xinhua/Guo Wenbin)