6 de julio de 2020
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
TIANJIN, 11 jun (Xinhua) -- Al amanecer, Ren Zhaoyong comenzó su patrulla diaria a lo largo del Gran Canal para verificar si había desechos flotantes en la superficie del agua o en la orilla.
   Ren es el jefe del Partido de la aldea Dongniantuozui del distrito de Xiqing de la municipalidad de Tianjin, en el norte de China.
   En enero de 2018, Ren fue nombrado jefe del río, responsable de la protección del medio ambiente acuático de la sección del canal en su pueblo.
   El Gran Canal, la vía fluvial artificial más larga del mundo, tiene una longitud total de 3.200 kilómetros y se extiende desde Beijing hasta Hangzhou, antigua capital de la dinastía Song del Sur (1127-1279) y actual capital de la provincia oriental de Zhejiang.
   El canal tiene una historia de más de 2.500 años, y anteriormente sirvió como un importante canal fluvial para el transporte de suministros a Beijing. Un tramo de más de 1.000 kilómetros de este canal fue reconocido como patrimonio mundial de la humanidad en 2014.
   La sección Xiqing de 29,2 kilómetros del Gran Canal no solo satisface las necesidades industriales, agrícolas y domésticas locales, sino que también nutre la economía y la cultura local.
   Desde la década de 1980 se han construido muchas fábricas a lo largo del canal, lo que provocó que aguas residuales industriales y domésticas sean vertidas secretamente al río. Montones de basura fueron apilados en la orilla.
   "El agua era tan negra como la salsa de soja, y con un olor desagradable. Nadie estaba dispuesto a acercarse", recordó Ren.
   Zhao Hongping, subdirector de la autoridad del agua en el distrito de Xiqing, manifestó que la causa raíz de la contaminación del agua estaba en las orillas.
   En 2015, el gobierno local puso en marcha una campaña contra la contaminación del agua. Desde 2017, 245 empresas en el poblado de Yangliuqing han sido cerradas, reubicadas o mejoradas.
   Bajo el sistema de jefe de río, un total de 40 cuadros de varios niveles están designados como jefes de río para la protección ambiental de la sección Xiqing del canal.
   "Recuperamos alrededor de dos toneladas de basura al día como máximo en el pasado, mientras que ahora se puede ver poca basura en el río a excepción de algunas hojas caídas", afirmó Yu Shengmin, de 57 años, que trabaja como limpiador a lo largo de la vía fluvial desde 2012.
   También se adoptan otras medidas, como dragar el canal del río, cultivar plantas que pueden absorber contaminantes, restaurar el terraplén de rocas y reparar las presas de caucho.
   En 2019, el gobierno local completó la construcción de redes subterráneas de tuberías de alcantarillado con varias estaciones de tratamiento de aguas residuales construidas en aldeas a lo largo del canal. Después de una serie de tratamientos, las aguas residuales domésticas que fluyen a través de las redes de tuberías subterráneas se vuelven aptas para el riego de las tierras agrícolas.
   Li Baolei, subjefe del Partido del poblado de Yangliuqing, expresó que la mejora del entorno del agua también induce beneficios económicos, ya que un cinturón comercial y cultural único ha surgido a lo largo del canal.
   "A medida que la vida de los aldeanos mejoró y más empresas se mostraron dispuestas a invertir aquí, realmente nos hemos dado cuenta de la esencia de la idea de que aguas claras y montañas verdes son tan valiosas como montañas de oro y plata", reflexionó Li.
11 de junio de 2020
Especial