28 de octubre de 2021
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
EL CAIRO, 8 oct (Xinhua) -- El gerente de seguridad de un proyecto de construcción de una firma china en El Cairo, Liu Jingkun, trabaja decididamente en medio de la grave situación desencadenada por la COVID-19.
   A unos 50 km al este de El Cairo una empresa china ha estado construyendo un vasto distrito comercial en la nueva capital administrativa de Egipto y Liu inspecciona el alojamiento del personal, asegurándose de que todos observen las precauciones contra el coronavirus.
   Liu se unió a la Corporación de Ingeniería de Construcción del Estado de China (CSCEC) Egipto en 2019. La empresa ha estado llevando a cabo el proyecto del Distrito Comercial Central (CBD), que comprende 20 torres, una tarea que se complicó aún más por la pandemia.
   "Aunque de alguna manera es agotador, al final nos sentimos más aliviados y más seguros", dijo a Xinhua el hombre de 39 años.
   El proyecto comenzó en enero de 2016. En ese entonces, el presidente chino, Xi Jinping, sostuvo conversaciones con su homólogo egipcio, Abdel-Fattah al-Sisi, y expresó que China estaba dispuesta a participar en proyectos clave de Egipto, incluido el desarrollo del Corredor del Canal de Suez y la construcción de una nueva capital administrativa.
   Xi también propuso en las conversaciones que los dos países trabajen juntos para convertir a Egipto en un eje de la Franja y la Ruta y que China y Egipto deben unir sus estrategias y visiones de desarrollo y centrarse en la cooperación en la construcción de infraestructura y la capacidad de producción.
   Al-Sisi dijo que Egipto estaba dispuesto a conectar sus propios planes de desarrollo con la Iniciativa de la Franja y la Ruta y ampliar la cooperación en infraestructura con China en el marco del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura.
   La nueva capital administrativa es uno de los megaproyectos en Egipto a través del cual el país espera dar un salto hacia el desarrollo y la modernización.
   Liu recuerda cómo sus colegas se quemaron con el sol en la etapa inicial del proyecto, mientras trabajaban al aire libre en días calurosos y secos, con la comida y el agua potable traídos desde afuera.
   Parte del proyecto CBD es la Iconic Tower de 385 metros de altura y 80 pisos, que será el rascacielos más alto de Egipto y África una vez que esté terminado.
   "Este proyecto ha establecido varios récords de construcción", sostuvo Wei Jianxun, gerente general del proyecto Iconic Tower, que señaló que muchos problemas técnicos deben superarse para construir rascacielos en un área desértica.
   Waleed Salah, uno de los ingenieros egipcios del proyecto CBD que fue capacitado por Liu, está impresionado por las técnicas de construcción de rascacielos de China y considera que su participación es una oportunidad para intercambiar conocimientos y aprender de sus pares chinos.
   "Me gusta la puntualidad y la dedicación al profesionalismo de los colegas chinos", acotó, señalando que respeta y mantiene las medidas preventivas contra el virus.
   El primer ministro egipcio, Mostafa Madbouly, que visitó el CBD varias veces durante los últimos años, declaró durante una visita que el proyecto arquitectónico era un milagro. "Es un proyecto maravilloso que será un hito en todo Egipto y un símbolo para el Egipto moderno". 
08 de octubre de 2021
Especial