13 de mayo de 2021
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
PANAMÁ, 23 mar (Xinhua) -- Como consecuencia de la temprana apertura de la economía y del comercio de Estados Unidos durante la pandemia, el comercio entre Asia y América Latina sufrió restricciones debido al alto costo de los fletes en el transporte marítimo y la falta de contenedores vacíos para el transporte de carga.
   Por Luis Alberto Sierra G.
   Rommel Troetsch, gerente de la plataforma digital dedicada a los fletes, aportó la perspectiva en diálogo con Xinhua en la capital panameña, durante el cual reconoció el impacto también de la falta de mano de obra en la capacidad de atención en los puertos estadounidenses como otro factor causante de la congestión que ha impedido la adecuada reposición de los contenedores.
   "Hay espera hasta de siete a 10 días para entrar a puerto. Estados Unidos nunca cerró su economía, y siguió comprando, el resto del mundo si la cerró. El comercio estadounidense sostuvo globalmente el crecimiento en el movimiento de contenedores", afirmó.
   El representante de la plataforma con presencia en 67 países, y que ayuda a la búsqueda de fletes en el mercado, explicó que estos factores han afectado la oferta, aumentado la demanda e impactado el comercio global, en especial el de Asia y América Latina.
   El experto reconoció que muchos empresarios han dejado de importar de Asia, o están empezando a optar por buscar materia prima en otros países, como en Europa y Estados Unidos, como consecuencia de la situación.
   "Tengo conocidos de la industria que recientemente me dijeron que sus costos de producción, producto del alza de fletes de la materia prima que traen de Asia, les han subido 20 por ciento, y es insostenible un aumento de ese tipo", reafirmó Troetsch.
   Jorge Quijano, ex administrador del Canal de Panamá, coincidió sobre el aumento en los costos del transporte marítimo, que existe un desbalance entre la oferta y demanda de contenedores y equipo en Asia, por lo que todas las líneas están sufriendo lo mismo.
   Expuso que el fenómeno causa que las empresas tengan que absorber el costo adicional del flete reduciendo su margen de ganancia cuando existen contratos a largo plazo que incluían el costo de flete y seguros, conocido como precios CIF.
   "También está el costo del combustible que se está disparando y los costos adicionales por el tránsito por el Canal de Panamá. Todo eso afecta los precios de los productos que se importan o exportan en nuestra región", comentó el ex administrador.
   Nicolás Vukelja, presidente de la Cámara Marítima de Panamá, consideró por su parte probable que en el segundo semestre de este año comiencen a bajar un poco los fletes, dependiendo del tiempo de retorno de los contenedores a Asia, "en donde se está produciendo todo", según enfatizó.
   El titular del gremio observó que en el momento de renegociar estos contratos habrá ajustes o incrementos en los fletes. Recordó que el movimiento de contenedores es una economía de escala, por lo que si hay un aumento de uno por ciento o dos por ciento se distribuye en cerca de 15.000 contenedores que son transportados, lo que se refleja también en otros tipos de carga.  
23 de marzo de 2021
Especial