10 de diciembre de 2022
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
El analista económico Martín Moreira dijo a Xinhua que históricamente las medidas exigidas por instituciones financieras y países occidentales para paliar severas crisis económicas en varios países han encendido multitudinarias protestas y, en algunos casos, han derivado en inestabilidad política.

Por René Quenallata Paredes

LA PAZ, 29 sep (Xinhua) -- Las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para que Bolivia reconduzca su política económica son consideradas por expertos como recetas de un modelo neoliberal caduco de dependencia que abandera Estados Unidos y que históricamente ha generado una multicrisis en la nación sudamericana.

Los especialistas cuestionaron, por separado, el rol de las instituciones financieras occidentales en América Latina en grandes crisis económicas con controvertidos programas de ajuste estructural de la economía que van desde la reducción del déficit fiscal, hasta eliminación de subsidios y devaluación de la moneda, medidas exigidas por el organismo como condición para entregar sus créditos.

El analista económico Martín Moreira dijo a Xinhua que históricamente las medidas exigidas por instituciones financieras y países occidentales para paliar severas crisis económicas en varios países han encendido multitudinarias protestas y, en algunos casos, han derivado en inestabilidad política.

"Lo que buscan las recetas del organismo es que Bolivia vuelva a la dependencia, para generar inestabilidad en el país, con un modelo neoliberal que está en crisis y que Estados Unidos la ampara para someter a los países", afirmó.

De acuerdo con el experto, la decisión del gobierno boliviano de rechazar las exigencias del FMI es oportuna, porque apuesta al sostenimiento de la estabilidad y la reducción de la pobreza.

De esta manera se refirió al informe del directorio ejecutivo del FMI, en la Consulta del Artículo IV de 2022 con Bolivia, emitido el 14 de septiembre que, si bien destaca el buen desempeño de la economía boliviana en el último año, observa sus políticas económicas.

El FMI recomendó un ajuste fiscal significativo, eliminar el financiamiento monetario y reconstrucción de las reservas internacionales, para restaurar la sostenibilidad de la deuda, reducir las subvenciones, flexibilizar el tipo de cambio respecto del dólar, cuidar las reservas internacionales netas, luchar contra el contrabando, modificar leyes para incrementar inversiones y mejorar la rentabilidad de los aportes a las Administradoras de Fondos de Pensiones.

A su vez, el economista, máster en Gestión y Políticas Públicas, Mike Gemio, comentó a Xinhua que las instituciones financieras y países occidentales "nunca vio con buenos ojos" el modelo económico que aplica Bolivia desde hace más de 15 años, pues es considerado como una afrenta al paradigma alicaído del capitalismo.

A decir del experto, el país aplica medidas contrarias a las recomendaciones del occidente y le va bien.

Como ejemplo, señaló que Bolivia has sido uno de los países con mejores crecimientos económicos de la región en los últimos años.

Personas caminan por la plaza mayor de San Francisco, en el centro de La Paz, Bolivia, el 23 de agosto de 2021. (Xinhua/Mateo Romay)

Coincidió en señalar que las instituciones financieras occidentales utilizan "viejas recetas" cuando instruía a los gobiernos neoliberales bolivianos antes del 2006 bajar el gasto público, eliminar las subvenciones y flexibilizar el tipo de cambio para tenerlo controlado con la millonaria deuda externa y "chantajear" para imponer una serie de programas que favorecen al modelo neoliberal de dominación.

En tanto, el analista económico y profesional especialista en finanzas, presupuesto público y planificación, Fernando Chuquimia, manifestó que aplicar las recomendaciones de las instituciones financieras occidentales sería retornar al modelo neoliberal estadounidense que fracasó en el país durante el periodo 1985-2005 y generó una multicrisis.

Las instituciones financieras y países occidentales "repiten nuevamente su política económica ortodoxa que ha provocado en la historia de Bolivia crisis social, económica y políticas, pues muchos gobiernos debieron acortar su mandato", agregó.

En tanto, algunos ciudadanos rechazaron rotundamente una devaluación de la moneda boliviana como plantea el FMI y consideraron que se generaría una crisis social.

Óscar Pérez, un sastre de 56 años, dijo que devaluar la moneda en favor del dólar significará el retorno al caos.

"El país no está para soportar una nueva época de la UDP (coalición Unidad Democrática y Popular) en el gobierno de Hernán Siles Zuazo (1982 -1985) cuando vivimos un periodo de mucha crisis y una permanente inestabilidad financiera, por las devaluaciones constantes", agregó.

Por su parte, Antonio Tiñini, de 48 años, abogado de profesión, alertó que eliminar la subvención a los hidrocarburos y modificar el tipo de cambio llevarían a Bolivia a una catástrofe económica y convulsión social.

  
29 de septiembre de 2022
Especiales
Image Imagen del 14 de octubre de 2021 de un hombre caminando frente a la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI), en Washington D.C., Estados Unidos. (Xinhua/Ting Shen)