7 de diciembre de 2023
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
A sus 64 años, Chen trabaja como "jefe ciudadano del lago" y encabeza equipos de voluntarios para mantener limpio el cuerpo de agua, proteger los manglares e impedir la pesca ilegal. Hoy en día esta zona es reconocida como un oasis de aguas limpias, manglares saludables y abundantes cantidades de garcetas y otras especies silvestres.

XIAMEN, 22 ago (Xinhua) -- Mientras realiza una ronda de patrullaje por el lago Yundang, en Xiamen, ciudad de la provincia oriental china de Fujian, Chen Yajin hace una breve pausa para observar las garcetas que vuelan en los exuberantes bosques de manglares y reflexiona sobre la transformación que ha tenido lugar en lo que hoy considera su hogar.

A sus 64 años, Chen trabaja como "jefe ciudadano del lago" y encabeza equipos de voluntarios para mantener limpio el cuerpo de agua, proteger los manglares e impedir la pesca ilegal. Hoy en día esta zona es reconocida como un oasis de aguas limpias, manglares saludables y abundantes cantidades de garcetas y otras especies silvestres.

Sin embargo, Chen aún tiene en su memoria el abominable paisaje de hace solo unas décadas, cuando el lago, lleno de contaminantes, lucía inhóspito, emanaba un fétido olor y ni humanos ni animales osaban acercarse a él.

"Los pájaros que antes vivían en el lago se fueron, la ecología fue destruida y el hedor se sentía desde lejos", rememora Chen, para luego añadir: "Cuando pasaba cerca lo hacía corriendo y tapándome la boca y la nariz".

La cuenca del lago Yundang cubre una superficie de 37 kilómetros cuadrados. Era un puerto conectado al mar famoso por su cultura de la pesca. Las luces de los barcos pesqueros en la noche eran una de las llamadas "ocho escenas magníficas" por las que Xiamen se había hecho reconocida.

En la década de los años 70, la gente reclamó tierras al mar para aumentar la producción de cereales, y así Yundang se convirtió en un lago interior. A medida que aumentaron la población y el número de fábricas, la contaminación del agua fue empeorando. Aguas residuales industriales de más de 100 factorías se vertían directamente en el lago, junto con aguas residuales sin tratar de cientos de miles de habitantes locales.

Para principios de la década siguiente, la calidad del agua había caído al mínimo, mientras montañas de basuras y maleza nunca cortada habían invadido el lago, poblándolo con nubes de mosquitos y moscas.

Como otros muchos lugareños, Chen trataba de evitar el lago, que, lejos de eso, se había convertido en un venenoso y apestoso pantano.

Luego, entre mediados y finales de la década de 1980, se hicieron esfuerzos para cambiar la situación y restaurar el lago a su antiguo estado saludable. Las autoridades locales tomaron medidas proactivas para abordar los daños medioambientales y promover enfoques sostenibles de desarrollo.

Las medidas incluyeron poner freno a la descarga de aguas residuales sin tratar y la construcción de zanjas de drenaje y bancos en las orillas. El lodo dragado se utilizó para construir las planicies de marea alrededor de la isla donde vivirían las garcetas, agregando volumen al bosque de manglares que es su hábitat natural.

Una de las estrategias más exitosas ha sido el uso de las mareas naturales para extraer agua del mar y hacerla llegar al lago. Las autoridades construyeron un tubo de 6,5 kilómetros para transportar el agua de mar a los lagos de aguas arriba, lo que condujo a la revitalización de las aguas del Yundang.

Wei Daojun, director del Centro de Conservación del Lago Yundang de Xiamen, asegura que la restauración natural es el principal medio para proteger el ambiente del lago, y promete que el centro continuará aumentando la población de diversas especies a través de la potenciación de la capacidad de recuperación del ecosistema.

Adicionalmente, el centro ha explorado nuevos métodos de protección, por ejemplo el alistamiento de ciudadanos con conocimientos profesionales para apoyar la labor de administración del lago.

Entre las medidas clave se cuenta la contratación de tres "jefes ciudadanos de lago" para liderar grupos de voluntarios en diversas labores de protección ecológica. Chen es uno de ellos.

 

La foto, tomada el 20 de septiembre de 2020, muestra algunas garcetas volando sobre el lago Yundang en Xiamen, en la provincia oriental china de Fujian. (Xinhua/Wei Peiquan)

Hasta el momento se han llevado a cabo cuatro fases de trabajos de restauración ecológica, entre ellos el dragado del lago, con una inversión total de 1.130 millones de yuanes (156,96 millones de dólares). Actualmente se ejecuta la quinta fase.

El resultado de los esfuerzos es evidente. De acuerdo con Chen, la ecología del lago ha mejorado notablemente en las últimas dos décadas, lo que demuestra que la iniciativa gubernamental ha sido efectiva.

"Allí viven cerca de mil garcetas", afirma Wei, señalando a la isla llena de manglares en el centro del lago. Para proteger a las aves, las actividades turísticas han sido prohibidas.

En comparación con otros ecosistemas, los bosques de manglares del lago Yundang poseen ventajas únicas como hábitat para las garcetas, dice, y explica que estos constituyen un lugar ideal para que las aves encuentren alimento.

Mientras tanto, la orilla del lago proporciona un lugar adecuado para las actividades recreacionales tanto de turistas como de habitantes locales, aprovechando la sombra que brindan frondosos árboles, como banianos, cocoteros y framboyanes.

De acuerdo con el Boletín de Calidad Medioambiental Ecológica de Xiamen 2022, el año pasado los principales contaminantes en el lago Yundang fueron nitrógeno inorgánico y fosfato activo, cuyas concentraciones cayeron en un 12,2 y un 13,9 por ciento, respectivamente, en comparación con 2020.

Xiamen tiene programado construir una plataforma inteligente de administración para sus jardines y parques municipales, con el fin de mejorar aún más la eficiencia en la administración, reveló Wei.

  
22 de agosto de 2023
Enfoque
Image La foto aérea, tomada el 29 de septiembre de 2021, muestra las zonas urbanas alrededor del lago Yundang en Xiamen, en la provincia oriental china de Fujian. (Xinhua/Jiang Kehong)