5 de octubre de 2022
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
Una nota de BioCubaFarma informó que desde hace tiempo se trabaja en varios proyectos relacionados con el enfrentamiento del dengue de forma acelerada por petición del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

LA HABANA, 9 sep (Xinhua) -- Científicos cubanos trabajan en una vacuna contra los cuatro tipos de dengue, mientras el país caribeño enfrenta un fuerte brote de esa enfermedad que disparó las alarmas de las autoridades sanitarias.

La estrategia para la creación de candidatos vacunales que induzcan respuesta inmunológica celular contra la enfermedad fue chequeada el miércoles en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) por el presidente del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica (BioCubaFarma), Eduardo Martínez.

Una nota de BioCubaFarma informó que desde hace tiempo se trabaja en varios proyectos relacionados con el enfrentamiento del dengue de forma acelerada por petición del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

Las investigaciones son realizadas por científicos del CIGB y del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), dos instituciones de La Habana, y se basan en la bioinformática y el estudio de la interacción del virus con el receptor.

"A partir de esos conocimientos, se diseñan moléculas que tengan un efecto antiviral específico contra el dengue y eviten, por ejemplo, la entrada del virus a la célula", explicó la nota.

Este jueves, en un programa televisivo nocturno, la viceministra de Salud Pública Carilda Peña recordó que el mosquito Aedes aegypti tiene vida en el trópico y en la región subtropical, y "su distribución en Cuba no puede pasar por alto dado los altos índices del vector que han producido un incremento de los contagios".

El mosquito Aedes aegypti es el transmisor principal de la enfermedad, aunque también las garrapatas pueden contagiar a los seres humanos.

Peña, quien atiende el área de Higiene y Epidemiología, señaló que el comportamiento del dengue es cíclico por el incremento del mosquito, que no se ha podido erradicar con la campaña de vigilancia y lucha antivectorial en la isla.

La viceministra consideró que la actual circulación del dengue en Cuba "está en el contexto de lo que está pasando en la región" y que todas las provincias han tenido diagnósticos, en mayor o menor medida.

Rememoró que desde finales de mayo e inicios de junio últimos comenzó a incrementarse el vector y con ello la circulación.

"Es un momento difícil, y vamos hacia el más complejo de la enfermedad, porque el ciclo muestra sus mayores picos a partir de finales de octubre y principios de noviembre, cuando hay una oleada del vector y de los enfermos con dengue", dijo.

Asimismo, la experta aseguró que ninguna de las 15 provincias cubanas están libre de casos de dengue, por lo que la alerta y las medidas son para todos los territorios.

Apuntó que la enfermedad deja secuelas, de ahí que sea primordial la atención médica a tiempo, y agregó que "muchas personas pasan la enfermedad y siguen sintiendo decaimiento a los 15 o 20 días".

Cuba fue escenario de la primera gran epidemia de dengue hemorrágico del hemisferio en 1981, cuando se registraron unos 350.000 enfermos con 158 muertos, de ellos 101 niños.

Las autoridades cubanas acusaron entonces a Estados Unidos de haber introducido la enfermedad en la isla en una acción de guerra biológica, lo que fue confirmado años más tarde por una investigación de la científica Rosmary Rodríguez, experta del IPK.

  
09 de septiembre de 2022
Resúmenes
Image Imagen del 25 de agosto de 2022 de un mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus del dengue, analizado en el Centro de Investigación y Desarrollo en Salud de la Universidad de El Salvador. (Xinhua/Alexander Peña)