18 de junio de 2021
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
SERRANA, Brasil, 12 may (Xinhua) -- Con la pandemia del nuevo coronavirus en Brasil, el pequeño municipio brasileño de Serrana, que tiene menos de 50.000 habitantes y está localizado en el estado de Sao Paulo (sureste), se convirtió en un modelo a nivel mundial al ser el centro de ensayo de la inmunidad colectiva con la vacuna CoronaVac del laboratorio chino Sinovac.
   La vacuna CoronaVac contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) es la más usada en Brasil, en colaboración con el Instituto Butantan, laboratorio público del estado de Sao Paulo, al representar casi el 80 por ciento de las que reciben los brasileños.
   Antes de la pandemia de la COVID-19, Serrana apenas era conocida como una minúscula localidad agrícola productora de caña de azúcar del interior de Sao Paulo.
   El alcalde de Serrana, Leonardo Capitelli, expresó en entrevista con Xinhua que "es motivo de orgullo" formar parte del Proyecto S, como se le denominó, al ser "único en el mundo para enfrentar la pandemia".
   Los habitantes de esta tranquila localidad brasileña han sido testigos del éxito del Proyecto S, como se llamó el plan del Instituto Butantan de Sao Paulo para vacunar a la población adulta de Serrana (27.772 personas) y comprobar la protección de la vacuna contra la COVID-19.
   Capitelli contó que el Proyecto S puso en el mapa mundial a la localidad, ubicada a 20 kilómetros de la ciudad de Ribeirao Preto, donde trabaja la mayor parte de la población de Serrana, así como a poco más de 300 kilómetros al noroeste de la capital estatal.
   "Serrana será una antes y otra después del proyecto", dijo su alcalde, al reiterar que ahora es "locomotora" de las experiencias positivas de la vacuna contra la COVID-19, además de que hace más de 25 días que no se tienen "casos graves".
   Entre el 17 de febrero y el 1 de abril de este año, el Instituto Butantan vacunó en forma gradual a casi toda la población adulta de la localidad, lo que significó "una gran contribución para la ciencia de Brasil y del mundo", según la consideración del alcalde.
   La vacunación masiva en Serrana chocó si embargo con la segunda ola de contagios de la COVID-19 en Brasil, sobre todo en febrero y marzo pasados, con la consecuente saturación de hospitales, así como récord de casos y muertes a causa del virus.
   "La segunda ola vino con todo en medio de la vacunación, con hospitales llenos, médicos exhaustos. Pero desde que se terminó de aplicar la segunda dosis ha bajado el flujo de pacientes", dijo Capitelli, al reiterar que desde el 11 de abril pasado no han tenido "casos graves".
   La vacunación en Serrana y el comportamiento adecuado por parte de su población llevaron a que la localidad pasara de 90 casos de la COVID-19 que tuvo en promedio por día a solamente cuatro diarios asintomáticos o con síntomas leves.
   La inmunización planificada con la vacuna china CoronaVac, que abarcó ocho semanas,  devolvió la esperanza a los habitantes de Serrana, tal vez los más protegidos de Brasil como comunidad frente a la pandemia y las variantes del coronavirus.
   El funcionario municipal expuso que creen en la vacuna al ver los resultados y por eso "tenemos que agradecer a nuestro hospital, al Instituto Butantan, a Sinovac, y a todos los que contribuyeron para que nuestros resultados le sirvan de parámetro al mundo".
   Una de las personas que coincidió con este beneficio en Serrana por la vacunación fue Najib Almeida Issa, de 27 años de edad, quien se encarga de un comedor y bar de la localidad.
   Bajo el abrasador sol tropical, compartió con Xinhua que con la vacunación contra la COVID-19 este "oasis" tiene perspectivas de futuro, luego de más de un año de restricciones y cuarentenas en el estado de Sao Paulo.
   "Se está retomando el número de ventas, ventas en general, pedidos, consumo", apuntó  Almeida Issa, para agregar que el lugar "está volviendo a ser lo que era antes", ya que las personas se sienten "más seguras para salir a la calle, hacer sus compras básicas y entrar en las tiendas".
   El Proyecto S con la vacuna CoronaVac de Sinovac ha dejado a este habitante de Serrana más tranquilo y seguro, "por el hecho de saber que uno está siendo inmunizado y no se va a morir de esto".
   Por su parte, la ama de casa Elvira Bidinello, de 54 años y quien entró al establecimiento para comprar un pan de queso, típico brasileño, confirmó también el movimiento en el comercio, al señalar que se sintió "más protegida luego de recibir la vacuna, aunque no dejo de tomar mis cuidados". 
   Bidinello calificó como  un "premio" que Serrana haya sido elegida por el Instituto Butantan para aplicar de manera masiva una vacuna desarrollada del otro lado del mundo: en China.
   "Para nosotros fue el mayor regalo que podíamos recibir (...) me encantó, creo que quien recibió la vacuna no se arrepintió", sostuvo Bidinello.
   Como dice el dicho, en una ciudad pequeña "todos se conocen" y es posible ver a los transeúntes saludarse de manera amistosa debajo de sus mascarillas, como en el caso de Serrana.
   En la fila de la casa de loterías de Serrana, Camila Almeida da Silva, de 31 años, busca apostar para encontrar fortuna, luego de recuperar la salud.
   Desde el inicio de la pandemia ha trabajado en el sector de limpieza del Hospital Estatal de Serrana y fue testigo de los peores momentos a causa de la pandemia de la COVID-19, así como del trabajo de los médicos y de la vacunación masiva.
   "Me vacuné con CoronaVac y creo que en la ciudad muchas cosas han cambiado. Bajó mucho la transmisión y eso ayudó al comercio. Vamos a intentar volver a la normalidad", dijo Camila a Xinhua.
   Serrana registró al menos 85 muertes de las más de 425.000 que ha acumulado Brasil a lo largo de la pandemia de la COVID-19, además de unos 3.600 casos entre los más de 15 millones a nivel nacional.
   Para el alcalde de Serrana, es normal que ahora parte de la población intente relajar algunas medidas de protección y por eso hay que insistir en las campañas de concientización.
   El sueño del alcalde, siendo una localidad "dormitorio", porque el trabajo en su mayoría está en ciudades vecinas, es atraer empresas para generar empleo local.
   "Lanzamos un programa de incentivo fiscal para que Serrana pueda convertirse en un gran polo de servicios. Queremos generar empleo y renta con la población totalmente vacunada", dijo.
12 de mayo de 2021
Especial