6 de julio de 2020
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
BEIJING, 29 jun (Xinhua) -- El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, conversó hoy por teléfono con el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry, y ambas partes se opusieron a la intervención extranjera en el asunto de Hong Kong de China.
 
   Wang dijo que China siempre ha otorgado gran importancia a las relaciones China-Egipto y está comprometida a profundizar su cooperación.
   El presidente chino Xi Jinping y su homólogo egipcio, Abdel-Fattah al-Sisi, han establecido una fuerte confianza mutua y amistad, lo que ha ofrecido importante orientación estratégica para el desarrollo de las relaciones de los dos países, dijo Wang.
   Además de señalar que China y Egipto son antiguas civilizaciones e importantes países en vías de desarrollo, Wang dijo que los dos países siempre se han entendido y apoyado en asuntos relacionados con los respectivos intereses esenciales y principales preocupaciones del otro, y siempre han mantenido equidad y han defendido la justicia en los asuntos multilaterales internacionales.
   Wang expresó su agradecimiento a Egipto por entender y apoyar las reclamaciones legítimas de China en el asunto de Hong Kong.
   Hong Kong es parte de China, dijo Wang, quien añadió que establecer y mejorar la legislación de seguridad nacional facilitará la implementación constante y sostenida de la política de "un país con dos sistemas", lo que no sólo favorece los intereses de los compatriotas de Hong Kong, sino también los intereses de los de todos los países en Hong Kong.
   Además de destacar que algunos países y fuerzas utilizan los derechos humanos como una excusa para atacar y difamar a China en el asunto de Hong Kong y para intervenir gravemente en los asuntos internos de China, Wang dijo que su verdadera intención es alterar Hong Kong y así obstaculizar el proceso de desarrollo de China.
   Tras enfatizar que la no intervención en los asuntos internos es una norma básica de las relaciones internacionales, Wang dijo que China se opone firmemente a politizar el asunto de los derechos humanos y a intervenir en los asuntos internos de otros países con el pretexto de los derechos humanos.
   Al hacerlo, China no sólo salvaguarda sus propios derechos e intereses legítimos, sino que también protege los derechos e intereses legítimos de todos los países en desarrollo y defiende los propósitos y principios de la Carta de la ONU, dijo.
   En cuanto al asunto de la Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD, por sus siglas en inglés), Wang dijo que China está complacida por el consenso alcanzado por Egipto, Etiopía y Sudán de continuar con las conversaciones en una reunión reciente del presídium de la cumbre de la Unión Africana.
   Como buen amigo y socio de las tres partes, China espera sinceramente que las partes pertinentes resuelvan sus diferencias a través de conversaciones y consultas y que encuentren una solución aceptable para las tres partes tan pronto como sea posible, dijo Wang.
   China está dispuesta a seguir desempeñando un papel constructivo y expresó la esperanza de que la comunidad internacional cree un entorno favorable en este sentido.
   Por su parte, Shoukry dijo que las relaciones con China ocupan una posición importante en la diplomacia general de Egipto.
   Egipto está dispuesta a profundizar aún más la amistad tradicional con China, reforzar su cooperación mutuamente benéfica, consolidar el apoyo mutuo e impulsar la modernización de las relaciones entre las dos civilizaciones antiguas, dijo.
   Además de señalar que los dos países ostentan la misma postura sobre los principios de respeto mutuo y no intervención en los asuntos internos, Shoukry dijo que Egipto apoya firmemente la postura y propuestas de China sobre el asunto de Hong Kong y se opone a la intervención en los asuntos internos de China.
   En cuanto a la GERD, Shoukry dijo que Egipto está comprometido a alcanzar una solución justa y razonable con todas las partes pertinentes.
29 de junio de 2020
Internacional