24 de noviembre de 2020
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
GUIYANG, 19 nov (Xinhua) -- Aunque pueda parecer extraño, el chayote, una planta nativa de las Américas, se ha convertido en un ejemplo de los esfuerzos realizados por China para sacar a su población de la pobreza.

 

Entre las rocas de un árida ladera ubicada en Guizhou, en el suroeste de China, se entrelazan las trepadoras plantas de chayote sobre redes soportadas por pilares de cemento, y los tiernos frutos cuelgan entre las densas ramas.

Zhou Taixue, de 40 años de edad, y su esposa pasan todos los días trabajando duro para administrar seis mu de cultivos de esta planta exótica, lo que genera a la familia unos ingresos anuales de entre 60.000 y 70.000 yuanes (entre 9.160 y 10.687 dólares).

Gracias a la rentabilidad de este cultivo, en cinco años la familia de Zhou ha podido despedirse de la pobreza, construir una nueva casa y comprar un automóvil.

Nongyuan, el pueblo natal de Zhou, es una comunidad de las minorías étnicas de Miao y Buyi, situada en una zona desértica y rocosa entre las provincias de Yunnan y Guizhou, y la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi.

El paisaje Karst de la localidad, sustentado por piedra caliza que ha sido erosionada por disolución, produciendo crestas, torres, fisuras, sumideros y otros accidentes geográficos característicos, ha sido para generaciones de residentes la causa de la pobreza. Eran tan escasos los ingresos provenientes del cultivo del maíz que la mayoría de los jóvenes tenían que emigrar para ganarse la vida.

Para mantener a tres hijos en edad escolar, Zhou Taixue también se fue a trabajar en las zonas costeras. En 2014, se enteró de que algunos aldeanos se beneficiaban del cultivo del chayote en su tierra natal y planeó regresar al pueblo para intentar hacer lo mismo.

Ahora en Nongyuan se observa que las áridas montañas rocosas están cubiertas de enredaderas verdes, y la vitalidad de esta hortaliza deja atrás la desolación y la desesperación del pasado. En más de 10.000 mu (666.6 hectáreas) de tierras prosperan el cultivo del chayote y otras verduras entrelazadas, invernaderos de hongos comestibles, y la apicultura y elaboración de miel, formando una "agricultura tridimensional".

Esto ha permitido a los 242 hogares en la aldea de Nongyuan despedirse de la pobreza. Muchos habitantes que han salido del pueblo han vuelto para desarrollar sus industrias y sus ingresos han ido en aumento para poder permitir cuidar de la familia.

El chayote, originario de México, América Central y las Indias Occidentales, fue introducido en China en el siglo XIX y gradualmente se arraigó en el sur del río Yangtze. Debido a que su apariencia se asemeja a la "bergamota" o la fruta de la mano del Buda, los chinos le dieron un nombre auspicioso: "calabaza de la mano del buda".

A finales de septiembre de este año, una reunión del Comité Permanente local del Partido Comunista de China (PCCh) en Huishui, en la provincia de Guizhou, donde se localiza el pueblo de Nongyuan, transmitió en vivo a 16 países de América Latina en chino, inglés y español a través de un enlace de video en línea. El contenido del programa se centró en "La historia del Partido Comunista de China: La práctica del pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de Xi Jinping en Guizhou en la Nueva Era", producido por el Departamento Internacional del Comité Central del PCCh.

"¿Se deberá continuar expandiendo el área de siembra de chayote? ¿Cómo se podrá expandir efectivamente el mercado externo en el futuro? ¿Cómo mejorar el sistema de la preservación del fruto y la logística?". En torno al temario clave de "cómo hacer que la industria ayude a los agricultores a elevar sus ingresos", muchos líderes del comité local del Partido en Huishui y jefes de cargos públicos en los terrenos de agricultura, tecnología, marketing y otros departamentos llevaron a cabo un debate intenso.

El chayote, que se cultiva ampliamente en América Latina, se ha convertido en el foco de la toma de decisiones de los comités del Partido y los gobiernos de nivel local en China, e incluso promovió directamente el funcionamiento de todo el mecanismo de alivio de la pobreza. Más de 200 líderes de 16 países de América Latina, más de 70 partidos y organizaciones partidarias, esperaban que a través de esa transmisión en vivo se pueda descifrar el código mágico de China en cuanto al alivio de la pobreza.

Una campesina recoge chayotes en el pueblo de Nongyuan del distrito de Huishui, de la provincia suroccidental china de Guizhou, el 14 de octubre de 2020.(Xinhua/Tao Liang)

"El chayote se ha convertido en una industria importante que apoya el aumento continuo de los ingresos de los agricultores en el distrito de Huishui, y de los 82.000 habitantes de 108 pueblos de 13 pueblos y poblados que han logrado salir de la pobreza según lo programado. Pero esto no solo depende de una industria", señaló Xu Guangxin, subsecretario del Comité del Partido del distrito de Huishui.

Hace cinco años, Huishui era un distrito profundamente empobrecido en el oeste de China con una tasa de pobreza superior al 20 por ciento. Para permitir que cientos de miles de personas se despidan de la pobreza y vivan una vida segura y feliz, el distrito adoptó un proyecto integral de desarrollo económico y social con el alivio de la pobreza como prioridad y se concentró en lanzar una batalla feroz contra la pobreza.

"Gracias a los esfuerzos del gobierno en promover una agricultura de acuerdo con las condiciones locales, el chayote que se cultiva esporádicamente en el frente y detrás de las casas de los agricultores se ha convertido en una industria emblemática y de importancia", puntualizó Chen Lin, subdirector general de Huishui Lianjiang Hongyuan Agricultural Development Co., Ltd.

Según las encuestas realizadas por las autoridades, el chayote es un producto popular en el delta del río Perla y en el delta del río Yangtze, así como en los mercados del sudeste asiático. Es una planta que requiere poco manejo y una inversión pequeña, mientras que el efecto económico se observa rápido. Es un cultivo adecuado para las zonas kársticas.

A través de la investigación sobre el mercado y la tecnología, el distrito ha unificado la planificación industrial, los servicios técnicos, los estándares de la producción, la marca y la comercialización. Se ha establecido una cadena de valor con el fin de aportar al desarrollo del cultivo y expandir el mercado aceleradamente.

Por otra parte, Yang Feng, director de la Oficina de Alivio de la Pobreza del Huishui, afirmó que, al aprovechar la fuerte influencia de movilización del gobierno, el distrito ha invertido 9.800 millones de yuanes en cinco años para construir carreteras e instalaciones de conservación de agua, y renovar casas con medidas de seguridad.

Se ayudó a los residentes de las áreas montañosas a que se muden a nuevas zonas residenciales, y también se construyeron y mejoraron escuelas y hospitales. Se trata de una serie de medidas que han cambiado por completo la vida local, dijo Yang.

Además, el distrito envió a 3.019 funcionarios para llevar a cabo los proyectos en 201 aldeas, y se recortaron un 6 por ciento de los gastos administrativos parar asignar más fondos a la causa del alivio de la pobreza.

Debido a todos estos actos, el ingreso neto per cápita de los agricultores del distrito aumentó de 7.330 yuanes en 2014 a 11.988 yuanes a fines de 2019.

Un campesino acude al campo de chayotes en el pueblo de Nongyuan del distrito de Huishui, de la provincia suroccidental china de Guizhou, el 14 de octubre de 2020.(Xinhua/Tao Liang)

En abril de 2019, el gobierno provincial de Guizhou aprobó que Huishui dejara oficialmente de ser un "distrito afectado por la pobreza", quitándole la etiqueta de pobreza que había tenido durante muchos años.

Al igual que Huishui, a fines de 2019, Guizhou había sacado a un total de 8,92 millones de personas de la pobreza, avanzando desde la situación de ser la provincia con el mayor número de personas afectadas por la pobreza del país a convertirse en la provincia con mayor reducción de la pobreza.

Hasta el momento, los nueve distritos empobrecidos restantes en Guizhou están en la batalla final y se espera que todos salgan de la pobreza dentro de poco tiempo.

El papel que juega el chayote en el proceso del alivio de la pobreza en China ha sorprendido a los agricultores del otro lado del océano Pacífico.

En Xochimilco, una zona suburbana de la Ciudad de México, los antepasados de Judith Moreales han plantado el chayote durante siglos. El rápido crecimiento de la planta hizo que a veces se erradicara como "maleza". Nunca imaginó que este humilde "cultivo de apoyo" nativo podría convertirse en una importante industria económica para ayudar a aliviar la pobreza en China, donde la producción y comercialización precisas entre los gobiernos, las empresas y los agricultores han creado un éxito inesperado.

"Hemos aprendido sobre la experiencia de China en el cultivo del chayote, llevando a cabo modelos de siembra diversificados, aprovechando al máximo la tierra para cultivar diferentes tipos de hortalizas en diferentes lugares y plantándolas durante todo el año según las diferentes estaciones. China también promueve la producción agrícola. El modelo chino es muy interesante. Se puede emplear en Xochimilco y todo México", comentó Judith.   

Sao José do Vale do Rio Preto se encuentra en un valle a 800 metros sobre el nivel del mar en Brasil. Las adecuadas condiciones geográficas la convierten en una importante zona productora del cultivo del chayote.

José Batista, presidente de la Asociación de Agricultura Familiar de Sao José do Vale do Rio Preto, expresó que China tiene una gran población y que el cultivo de chayote es una buena manera de deshacerse de la pobreza.

Sao José ya ha logrado el éxito cultivando chayote, y los agricultores aquí también esperan que el chayote pueda lograr un mayor suceso en China y ayudar a la gente a deshacerse de la pobreza, subrayó.

La planificación científica, la toma de decisiones democrática, los recursos centralizados, los avances con enfoques centrados, y la participación en tiempo real en el lugar en el proceso del alivio de la pobreza inspiran a los líderes de los partidos políticos latinoamericanos que presencian la sabiduría y la experiencia detrás de los enormes logros de China en la causa.

Pedro Miguel González, secretario general del Partido Revolucionario Democrático de Panamá, manifestó que en la reunión del Comité Permanente del Comité del Partido del distrito de Huishui, líderes en diferentes campos tomaron decisiones colectivas a través de investigaciones en profundidad y discusiones reiteradas. Esto demuestra plenamente el proceso democrático de toma de decisiones del Partido Comunista de China y proporciona una buena respuesta a por qué China ha logrado tan grandes logros en materia de desarrollo.

Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Partido Revolucionario Institucional de México y presidente de la Asamblea Permanente de Partidos Políticos Latinoamericanos, cree que "el eliminar la pobreza no es una retórica que incite a la opinión pública".

El problema de la pobreza se transmite de generación en generación debido a la falta de un sistema económico y social eficaz. Sólo mediante la formulación de políticas científicas y su implementación por los partidos políticos se puede lograr un verdadero éxito en la erradicación de la pobreza, destacó Moreno Cárdenas.

Juan Carlos Latorre, presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América, sostuvo que la práctica del alivio de la pobreza en Guizhou ha cambiado la pobreza natural causada por el entorno geográfico y las condiciones de vida en el sentido tradicional. También expresó la importancia de que América Latina aprenda de la experiencia de China en la reducción de la pobreza.

"En la práctica de la batalla decisiva de China contra la pobreza, el Partido Comunista de China y el gobierno conceden gran importancia a la protección del derecho de las personas a la educación, el acceso a los servicios de salud pública y el derecho a una vivienda segura", indicó.

"La experiencia de desarrollo de Guizhou y los logros obtenidos por China durante 40 años desde la reforma y la apertura demuestran una vez más que el partido gobernante puede lograr un alivio efectivo de la pobreza solo cuando dispone de una gobernanza fuerte e introduce políticas a favor de los intereses del pueblo," sostuvo Latorre.

A su vez, Latorre calificó el ejemplo de China como "muy digno" y afirmó que vale la pena que los países latinoamericanos lo tomen como objeto de aprendizaje.

  
19 de noviembre de 2020
Especial
Image Los campesinos empacan chayotes en el pueblo de Nongyuan del distrito de Huishui, en la provincia suroccidental china de Guizhou, el 14 de octubre de 2020. Las autoridades locales están mejorando la estructura de la industria agrícola para facilitar la plantación de chayotes. En la actualidad, el área de siembra de chayotes cubre 52.000 mu (3.467 hectáreas) en Huishui, elevando los ingresos de más de 12.000 familias. (Xinhua/Tao Liang)