6 de julio de 2020
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
BEIJING, 26 jun (Xinhua) -- El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China (CDC de China) dijo hoy viernes que descarta la posibilidad de que el brote de la COVID-19 en Beijing sea causado por una propagación de virus de animales o de la cepa que circuló anteriormente en la ciudad de Wuhan.

 

En un informe publicado en su sitio de internet, el CDC de China dijo que las pruebas masivas indican que el brote en Beijing podría ser puesto bajo control pronto.

De acuerdo con el informe, un análisis genético de muestras de dos pacientes de la COVID-19 y una muestra ambiental recogida del mercado mayorista de productos agrícolas Xinfadi muestran que el virus está relacionado con una cepa europea, pero que es más vieja que una que actualmente está circulando en Europa.

El informe indica que muy probablemente los casos relacionados con el mercado fueron transmitidos por contacto entre personas, por tocar superficies u objetos contaminados o ambos.

Como el mercado ha estado cerrado desde el 13 de junio, el riesgo de morbilidad entre las personas expuestas al sitio se reduce cada vez más, mientras que los contactos cercanos están siendo bien gestionados, señala el informe.

Aunque unos cuantos casos sin conexión con el mercado Xinfadi han sido descubiertos recientemente, las pruebas de ácido nucleico generalizadas en Beijing muestran que la tasa de contagio entre las personas que no tienen relación con el mercado es sumamente baja, añade.

Debido a que Beijing ha intensificado la monitorización y las medidas de distanciamiento social, el riesgo de una mayor propagación es baja, dice el informe.

  
26 de junio de 2020
Internacional
Image Trabajadores médicos verifican listas de muestras en el laboratorio de reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por sus siglas en inglés) en el Hospital Puren de Beijing, en Beijing, capital de China, el 23 de junio de 2020. (Xinhua/Zhang Yuwei)