13 de agosto de 2020
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
BUENOS AIRES, 20 jul (Xinhua) -- Becarios argentinos destacaron este lunes la importancia de aprender el idioma chino, un puente cultural entre Argentina y China que permite profundizar la cooperación amistosa en ámbitos como educación, ciencia, tecnología, economía y comercio.
   Florencia Rossi, traductora pública de idioma inglés de profesión, y apasionada por la cultura china y el mandarín por elección, resaltó en diálogo con Xinhua que estudiar chino en China le permitió "avanzar muy rápido en el idioma, dada la intensidad de la cursada y la exigencia de los profesores".
   "Me encanta estudiar en China. El idioma se aprende no sólo en la universidad, sino en la calle, en el supermercado, en la cafetería o viajando por el país", dijo la joven, que en 2018 estudió el idioma chino en la Universidad de Zhejiang, en la ciudad de Hangzhou, con una beca otorgada por la Embajada China en Argentina.
   En 2019 regresó a China con una beca de un programa bilateral con el Ministerio de Educación argentino para estudiar una maestría en enseñanza de idioma chino a hablantes de otras lenguas en la Universidad Normal de la ciudad de Nanjing.
   "Me gusta estudiar idiomas y desde niña supe que estudiar chino sería una herramienta muy valiosa en mi formación. Además, siempre me atrajo la cultura china y saber el idioma me permitiría profundizar más en esa cultura", detalló la joven.
   Rossi participó el lunes del encuentro en línea "China: Legado cultural y educativo", organizado por la Fundación ICBC (siglas en inglés del Banco Industrial y Comercial de China) y la Asociación de Ex Becarios Argentina China (ADEBAC).
   La joven contó su experiencia desde su ciudad natal, Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos, donde espera que Argentina rehabilite los vuelos comerciales para regresar a China y retomar a las clases presenciales. Actualmente cursa sus estudios a distancia, levantándose todos los días a las cuatro de la madrugada por la diferencia horaria entre ambos países.
   "Saber chino me permite entablar relaciones con más afinidad con la comunidad china, traspasar la barrera del idioma, conectar con más profundidad con la cultura, desde otra perspectiva, con menos limitaciones, y tener amigos chinos", valoró la joven.
   Rossi subrayó que quienes estudian el idioma y la cultura de China se convierten en "un puente en sí mismo, un puente entre idiomas, un puente entre culturas. Saber ambos idiomas permite la comunicación entre ambos países, con más fluidez y entendimiento".
   Juan Pablo Rigotti, Ingeniero en Electrónica por la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), también participó de la actividad realizada el lunes y destacó en diálogo con Xinhua su experiencia como becario en la Universidad de Zhejiang de la ciudad de Hangzhou, con énfasis en el idioma y el desarrollo tecnológico.
   "Argentina debería seguir el ejemplo de China y acelerar la transformación digital, aprovechar el amplio espectro de soluciones y herramientas que nos ofrece la computación en la nube para desarrollar soluciones colaborativas y disruptivas", dijo el experto.
   Rigotti mencionó a modo de ejemplo que "las plataformas DingTalk de Alibaba y Qiye Weixin de Tencent evolucionaron rápidamente, adaptándose desde un ambiente de teletrabajo al de la educación".
   "Los 'livestream' (transmisiones en vivo) promocionan museos, destinos turísticos y culturales. Aplicaciones combinadas con realidad virtual nos permiten descubrir el arte y la historia, generando una experiencia más enriquecedora, sobre todo para niños y adolescentes", señaló el profesional.
   Rigotti destacó, además, que en China se presenta una sinergia entre universidades y empresas privadas, cuyo mercado se encuentra en continua evolución y necesita de mucha creatividad e innovación, cualidades que -argumentó- los estudiantes argentinos deben estimular para sí mismos.
   "En la actualidad la demanda está puesta en los talentos y sin dudas Argentina cuenta con un recurso humano muy calificado. Por ello deberíamos potenciar nuestras capacidades, y la educación y la cultura vinculados con China son sin dudas el mejor punto de partida", resaltó el experto en idioma chino.
   Por su parte, Gonzalo Tordini, presidente de la ADEBAC y magíster en Cooperación Económica Internacional por la Universidad china de Negocios Internacionales y Economía (UIBE, por sus siglas en inglés), dijo a Xinhua que "los intercambios culturales y educativos entre Argentina y China son la piedra fundamental en la construcción de la amistad y el entendimiento a largo plazo entre ambos países".
   "Los argentinos que estudiaron en universidades chinas y los chinos que estudiaron en Argentina significan un puente que garantiza el acercamiento entre nuestros países. Sólo en los últimos cuatro años cerca de dos mil jóvenes argentinos estudiaron o se capacitaron en China. Esto es un cambio paradigmático en la relación educativa y cultural. Se ha formado una masa crítica de profesionales con capacidades interculturales, técnicas o idiomáticas capaces de facilitar la interacción entre los actores de ambos países", valoró el académico.
   Para concluir, Tordini remarcó que la organización donde trabaja cuenta con unos 200 miembros que realizaron programas de larga duración en China, y que son ellos quienes pueden promover las relaciones entre ambos países, tanto por sus vínculos, experiencias y conocimientos adquiridos, como por sus capacidades de facilitar la comunicación y la interacción.
20 de julio de 2020
Especial