25 de July de 2021
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
Especial
LA PLATA, Argentina, 15 jul (Xinhua) -- Argentina ha acelerado la campaña de vacunación contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) con vacunas chinas de la farmacéutica Sinopharm, que se han distribuido en todas las provincias del país.

 

El país sudamericano inició su plan estratégico de vacunación en diciembre pasado y en julio prevé recibir dosis de Sinopharm, cargamento que transportará en 10 vuelos la empresa estatal Aerolíneas Argentinas.

"Estamos usando la vacuna de Sinopharm, todos (se retiran del lugar) bien y contentos. Hay gente que se emociona, que se va muy contenta, porque esperaba la vacunación, que los llamen, y ahora que se están ampliando las edades están mucho más contentos", dijo a Xinhua Nilda Maldonado, enfermera profesional del centro de vacunación que la provincia de Buenos Aires instaló en la sede que la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) tiene en la calle 50.

La mujer enfatizó que en el lugar se vacunan a entre 600 y 700 personas por día y remarcó que la campaña ha superado sus expectativas, por la dimensión y el alcance que tiene.

"No se puede explicar la emoción. El hecho de que venga gente, nos agarre de la mano y diga 'gracias' por la labor que uno está haciendo, es imposible de explicar con palabras", comentó Maldonado.

La enfermera señaló que "cada uno pone su granito de arena. Es hermoso trabajar. No esperábamos ser parte de algo tan grande como esto".

La mujer dijo estar "muy conforme" con la llegada de cada vez más dosis de vacunas chinas porque permiten acelerar "la protección para cada persona".

"Hemos perdido muchas personas en el camino, muchos cercanos a cada uno, hemos sufrido esas pérdidas. Que hoy podamos vacunar, y saber que tenemos con qué proteger a nuestros seres queridos, me deja totalmente satisfecha", afirmó.

La provincia de Buenos Aires, la mayor de Argentina por cantidad de población, comenzó este miércoles a vacunar contra la COVID-19 a residentes mayores de 35 años sin necesidad de inscripción previa.

El centro de vacunación ubicado en la UNLP recibió este día a cientos de personas, que se hicieron presentes no obstante el clima frío e invernal, para un procedimiento de inoculación que se realiza de manera rápida, con voluntarios y profesionales amables y predispuestos para la labor.

Argentina recibió hasta este día 31.255.730 dosis de vacunas contra la COVID-19, de las cuales más de 9 millones provienen de Sinopharm.

Los viales recibidos desde China han permitido que Argentina acelere su campaña de vacunación contra la COVID-19.

Argentina alcanzó el 60,85 por ciento de vacunación con una dosis en la población mayor de 18 años, a la vez que en 13 de las 24 provincias de todo el país ya se superó ese porcentaje, de acuerdo con un comunicado de la Presidencia dado a conocer hoy.

Autoridades del país sudamericano han destacado la eficacia de la vacuna de Sinopharm contra la COVID-19 y han dicho que el insumo es clave en la campaña de inmunización que el país lleva adelante para mitigar la propagación de la enfermedad.

El jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, dijo recientemente que Argentina cuenta con "una cifra muy importante" de vacunas y que hay "una expectativa grande para dar vuelta la página de la pesadilla de la pandemia".

"La campaña de vacunación de la Argentina viene creciendo día a día, ha tocado récords la semana pasada y a medida que se vaya acentuando vamos a poder ir recuperando la vida que queremos, el trabajo, la industria y la producción", subrayó el funcionario.

Argentina registró su primer caso de COVID-19 en marzo de 2020 y confirmó hasta el miércoles 4.702.657 casos y 100.250 decesos, mientras lleva aplicadas desde diciembre pasado más de 26,07 millones de vacunas contra la enfermedad.

Las medidas de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio dispuestas por el Gobierno para controlar la pandemia se extenderán hasta el 6 de agosto próximo.

  
15 de julio de 2021
Especial
Image Un trabajador de la salud aplica una dosis de una vacuna desarrollada por la farmacéutica china Sinopharm contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) a una mujer, en un centro de vacunación instalado en el Pabellón Universitario de la Universidad Nacional de La Plata, en La Plata, Argentina, el 14 de julio de 2021. (Xinhua/Martín Zabala)
LA PLATA, Argentina, 15 jul (Xinhua) -- Argentina ha acelerado la campaña de vacunación contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) con vacunas chinas de la farmacéutica Sinopharm, que se han distribuido en todas las provincias del país.

 

El país sudamericano inició su plan estratégico de vacunación en diciembre pasado y en julio prevé recibir dosis de Sinopharm, cargamento que transportará en 10 vuelos la empresa estatal Aerolíneas Argentinas.

"Estamos usando la vacuna de Sinopharm, todos (se retiran del lugar) bien y contentos. Hay gente que se emociona, que se va muy contenta, porque esperaba la vacunación, que los llamen, y ahora que se están ampliando las edades están mucho más contentos", dijo a Xinhua Nilda Maldonado, enfermera profesional del centro de vacunación que la provincia de Buenos Aires instaló en la sede que la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) tiene en la calle 50.

La mujer enfatizó que en el lugar se vacunan a entre 600 y 700 personas por día y remarcó que la campaña ha superado sus expectativas, por la dimensión y el alcance que tiene.

"No se puede explicar la emoción. El hecho de que venga gente, nos agarre de la mano y diga 'gracias' por la labor que uno está haciendo, es imposible de explicar con palabras", comentó Maldonado.

La enfermera señaló que "cada uno pone su granito de arena. Es hermoso trabajar. No esperábamos ser parte de algo tan grande como esto".

La mujer dijo estar "muy conforme" con la llegada de cada vez más dosis de vacunas chinas porque permiten acelerar "la protección para cada persona".

"Hemos perdido muchas personas en el camino, muchos cercanos a cada uno, hemos sufrido esas pérdidas. Que hoy podamos vacunar, y saber que tenemos con qué proteger a nuestros seres queridos, me deja totalmente satisfecha", afirmó.

La provincia de Buenos Aires, la mayor de Argentina por cantidad de población, comenzó este miércoles a vacunar contra la COVID-19 a residentes mayores de 35 años sin necesidad de inscripción previa.

El centro de vacunación ubicado en la UNLP recibió este día a cientos de personas, que se hicieron presentes no obstante el clima frío e invernal, para un procedimiento de inoculación que se realiza de manera rápida, con voluntarios y profesionales amables y predispuestos para la labor.

Argentina recibió hasta este día 31.255.730 dosis de vacunas contra la COVID-19, de las cuales más de 9 millones provienen de Sinopharm.

Los viales recibidos desde China han permitido que Argentina acelere su campaña de vacunación contra la COVID-19.

Argentina alcanzó el 60,85 por ciento de vacunación con una dosis en la población mayor de 18 años, a la vez que en 13 de las 24 provincias de todo el país ya se superó ese porcentaje, de acuerdo con un comunicado de la Presidencia dado a conocer hoy.

Autoridades del país sudamericano han destacado la eficacia de la vacuna de Sinopharm contra la COVID-19 y han dicho que el insumo es clave en la campaña de inmunización que el país lleva adelante para mitigar la propagación de la enfermedad.

El jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, dijo recientemente que Argentina cuenta con "una cifra muy importante" de vacunas y que hay "una expectativa grande para dar vuelta la página de la pesadilla de la pandemia".

"La campaña de vacunación de la Argentina viene creciendo día a día, ha tocado récords la semana pasada y a medida que se vaya acentuando vamos a poder ir recuperando la vida que queremos, el trabajo, la industria y la producción", subrayó el funcionario.

Argentina registró su primer caso de COVID-19 en marzo de 2020 y confirmó hasta el miércoles 4.702.657 casos y 100.250 decesos, mientras lleva aplicadas desde diciembre pasado más de 26,07 millones de vacunas contra la enfermedad.

Las medidas de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio dispuestas por el Gobierno para controlar la pandemia se extenderán hasta el 6 de agosto próximo.

  
15 de julio de 2021
Especial
Image Trabajadores descargan un nuevo lote de vacunas desarrolladas por la farmacéutica china Sinopharm contra la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, en la localidad de Ezeiza, Argentina, el 22 de junio de 2021. (Xinhua/Martín Zabala)
BEIJING, 8 jul (Xinhua) -- Con motivo del centenario del Partido Comunista de China (PCCh), el joven mexicano Max hizo una visita a lugares como el sitio del primer Congreso Nacional del PCCh, en Shanghai, y el Barco Rojo, donde los fundadores del PCCh convocaron una reunión histórica en 1921, en el lago Nanhu en Jiaxing, en la provincia oriental de Zhejiang.

Por Li Jiarui y Zhu Yubo

"En los medios occidentales hay una campaña de malas noticias contra China, entonces mucha gente tiene la impresión de que un país comunista inherentemente es un país pobre, un país poco desarrollado", explica Max en una entrevista telefónica con Xinhua.

Sin embargo, desde su primera visita a China en 2007, hasta su establecimiento en el país en 2019, Max ha contemplado y vivido algo bastante diferente de lo que describen los medios de algunos países occidentales.

Como no quería que la gente se quedase con "la historia de la China 'malvada' que pintan en los medios occidentales de comunicación", decidió mostrar al mundo a través de su propia historia cómo es China verdaderamente, "la China que está interesada por el exterior, que está interesada por ayudar a los demás, que está interesada en el bien del mundo en general", dice.

El nombre completo de Max es Maximiliano Javier Carrera Camacho. Nacido en la ciudad mexicana de Toluca, trabaja actualmente en una empresa en Suzhou, en la provincia oriental china de Jiangsu.

En su tiempo libre, ha filmado muchos videos sobre China, para compartirlos en las redes sociales tanto chinas como extranjeras, y se ha convertido en un influenciador con más de 100.000 seguidores.

"Estamos en las redes occidentales como Mexicanos en China, y en las redes chinas como México Laowai. Laowai es una manera amistosa de llamar a los extranjeros aquí en China, entonces por broma nos pusimos así", dijo.

Los padres de Max visitaron China por primera vez en 1998. Se enamoraron del país y la mamá incluso abrió una tienda de productos chinos llamada "Agua Luna".

En 2007, Max, que tenía entonces 15 años, viajó a China por primera vez con sus padres. También se enamoró del país y juró que volvería. En 2019, él y su novia Noelia decidieron viajar a China para establecerse.

Poco después de su llegada, empezó la pandemia de COVID-19. Tras haber vivido todo el proceso de la lucha contra la pandemia en China, Max se siente afortunado y su confianza en el país se ha reforzado.

"Creo que no hay una sola persona en este planeta que pueda negar que lo que China hizo con la pandemia fue prácticamente milagroso. Aquí en China hace más de un año que la vida ha vuelto a la normalidad, porque más allá de las precauciones podemos hacer todo lo que queramos", subraya el joven influenciador.

Ahora que la pandemia está bajo control, Max puede ir a diferentes lugares del país para filmar todo tipo de videos con tranquilidad. Videos acerca de su vida en China, el desarrollo tecnológico, el aprendizaje del chino, las diferencias culturales, entre otros.

Muchos internautas comentan que después de ver los videos, su interés por China creció y tienen una imagen más positiva sobre el país. Algunos de ellos incluso le hacen preguntas a Max sobre cómo poder visitar China en el futuro: ¿Cómo se puede estudiar y trabajar en China? ¿Cómo se solicita una beca? ¿Cuánto tiempo se tarda en aprender chino?

Al mismo tiempo, a Max también le surgen sus propias preguntas: ¿Por qué ha podido China conseguir tanta prosperidad? ¿Quién lideró al pueblo chino en el camino del desarrollo?

Decidió buscar la respuesta en lugares relacionados con el nacimiento del PCCh, como el sitio del primer Congreso Nacional del PCCh y el Barco Rojo.

"Noelia y yo queríamos entender lo que se ha hecho en China y quién lo ha hecho, y para ello teníamos que entender los orígenes del partido, donde nació el partido y por qué tanta gente lo apoya", dice el joven mexicano en alusión a la razón que lo llevó a visitar los sitios conmemorativos del PCCh.

En los lugares mencionados, Max conoció y entrevistó a muchos jóvenes que apoyan al PCCh, algo que le sorprendió.

"Me dio mucha curiosidad ver a tantos jóvenes. En muchos países la política no le interesa a la gente, menos a la gente joven. Aquí incluso se ponen un pin, llevan su bandera. Es un sentimiento muy poderoso y algo que nos llamó mucho la atención", relata.

Después de experiencias como esta, llegó a comprender que detrás del desarrollo de China, está la dirección del PCCh, apoyado por el pueblo chino.

"Para mí lo más importante que ha logrado el Partido ha sido el apoyo de la gente. A mí me gusta pensar en China como un bote, un bote en el cual todos están remando en la misma dirección, y por eso el bote siempre se mueve hacia adelante", dice Max.

En un video que cuenta la historia de su familia con China y su visita a los sitios conmemorativos del PCCh, Max explica que después de vivir la realidad en el país asiático, ha podido entender por qué aquí el pueblo apoya tanto al PCCh.

"Durante los últimos cien años, los chinos han presenciado un cambio extraordinario, y han pasado de tener hambre a compartir con los demás", enfatiza.

  
08 de julio de 2021
Especial
SAO PAULO, 7 jul (Xinhua) -- La ciudad china de Chongqing será tomada como ejemplo en el estado de Sao Paulo, el más industrializado y poblado de Brasil, para el desarrollo del concepto de ciudades inteligentes, con el objetivo de realizar una conversión digital de las urbes y dar acceso a soluciones más eficientes a los ciudadanos.
   El webinario "Construyendo Ciudades Inteligentes: Estado de Sao Paulo y Chongqing caminando juntos" reunió a representantes chinos y brasileños para abordar las mejores soluciones urbanas teniendo en cuenta el ejemplo de la ciudad china en el concepto de "Smart Cities", o ciudades inteligentes.   
   "Trabajamos en la construcción de un estado más inteligente y apostamos a aprender de Chongqing las mejores prácticas, promoviendo cooperación estratégica de un sistema de Smart Cities, y así también generar un ambiente para la inversión extranjera en Brasil", dijo Gustavo Junqueira, titular de la agencia de promoción de inversiones InvestSP.   
   InvestSP organizó el encuentro con el objetivo de sumar la experiencia china al proyecto de ciudad digital e innovación que está llevando adelante el Gobierno paulista en una región de la urbe de Sao Paulo, donde confluye la iniciativa privada con centros públicos de excelencia, como el laboratorio Instituto Butantan y la Universidad de Sao Paulo (USP).   
   Sao Paulo, agregó Junqueira, posee el mayor ecosistema de empresas emergentes financieras y de salud de Brasil y de Sudamérica y apuesta por la globalización mirando a otras regiones del mundo para sumar a su vocación innovadora.   
   InvestSP es una agencia del Gobierno de Sao Paulo que tiene una oficina abierta en la ciudad china de Shanghai desde 2019.   
   Al abrir el seminario digital, la consulesa general de China en Sao Paulo, Chen Peijie, destacó que China es el principal socio comercial de Brasil y Brasil es el principal socio comercial chino en América Latina.   
   En ese marco, la diplomática china destacó la "influencia muy fuerte del estado de Sao Paulo en toda América del Sur" y afirmó que para la pospandemia la cooperación con Chongqing puede ser "un modelo a seguir" en la relación entre Brasil y China.   
   "Construir una ciudad inteligente es una acción concreta para promover la innovación e inteligencia (de datos) y una forma poderosa de promocionar el desarrollo de alta calidad, así como crear una mejor calidad de vida", dijo Zhang Yongwu, director de la Oficina de Relaciones Exteriores del Gobierno Municipal de Chongqing.
   A su turno, Li Bin, subdirector de la administración de Desarrollo y Aplicación de Big Data de Chongqing, explicó que la planificación estratégica incluye una articulación de datos almacenados en la nube con el objetivo de unificar el mundo digital con el mundo material, más una legislación que permita el acceso de la población a esos datos públicos.   
   "El objetivo es mejorar la calidad de vida y cuando comenzamos a trabajar el concepto de ciudad inteligente pusimos como prioridad a las viviendas, para conectarlas con el trabajo de los adultos y la educación primaria de los niños. Esto ha permitido individualizar la marcha de la educación de cada alumno", explicó.
07 de julio de 2021
Especial
BEIJING, 2 jul (Xinhua) -- El Partido Comunista de China (PCCh) ha demostrado gran flexibilidad y pragmatismo para adaptarse a los cambios, tanto internos como externos, y generar una prosperidad que ha mejorado la calidad de vida de toda la población china e impactado positivamente en el resto del mundo, destacaron académicos del mundo hispano.

 

En la ceremonia realizada el jueves en la Plaza de Tian'anmen para celebrar el centenario del PCCh, el secretario general del Comité Central del PCCh, Xi Jinping, dijo que a lo largo del último siglo, el PCCh ha cosechado éxitos históricos extraordinarios en nombre del pueblo.

PARTIDO AL SERVICIO DEL PUEBLO

Carla Oliva, coordinadora del Grupo de Estudio sobre China y Argentina (GEChinA) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), subrayó la importancia del discurso de Xi, también presidente chino.

"El discurso reviste valor porque resumió los cuatro grandes éxitos logrados por el PCCh en los últimos cien años, a través de la reforma, la apertura y la modernización socialista", observó la analista.

China, con una población de más de 1.400 millones de habitantes, alcanzó la victoria en la erradicación de la pobreza extrema y la construcción de una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos, consecuencia del trabajo arduo, la estabilidad y la visión a largo plazo, afirmó Oliva.

Para Raquel León de la Rosa, investigadora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), la conmemoración de la fundación del PCCh representa un momento clave en el proceso histórico político, económico y social que ha tenido la República Popular China.

"Es de suma importancia el reconocer el proceso evolutivo a nivel social que ha tenido China, a través de cada una de las directrices que se han gestado desde el PCCh hacia lograr hoy en día momentos muy importantes, como es el tema de cómo poder lograr erradicar la pobreza en un contexto plenamente pandémico", resaltó la experta en temas de China.

A ojos de Xulio Ríos, director del Observatorio de Política China en España, los miembros del PCCh constituyen el nervio estructural más determinante y siempre se sitúan a la vanguardia de la sociedad para encarar numerosos problemas.

"La militancia del PCCh ejerce una responsabilidad esencial en todos los ámbitos de la sociedad china, alcanzando su presencia a todos los rincones geográficos y sectoriales. De ella depende, en gran medida, la buena marcha del país en todos los frentes", aseveró Ríos.

Ríos, quien publicó recientemente un nuevo libro, titulado "La metamorfosis del comunismo en China. Una historia del PCCh 1921-2021", explicó que la cercanía del PCCh a la sociedad en busca de una vida mejor se mantiene como orientación básica de su conducta.

"El momento que vive el proceso de modernización en China, con la mirada puesta en el segundo centenario, exige de ellos no solo altas cualidades técnicas sino también un especial compromiso en el orden ético e ideológico", aseguró el académico español.

Un espectáculo artístico llamado "La Gran Expedición" se lleva a cabo para celebrar el centenario de la fundación del Partido Comunista de China en el Estadio Nacional, en Beijing, capital de China, en la noche del 28 de junio de 2021. (Xinhua/Huang Jingwen)

POTENCIA RESPONSABLE

Ignacio Martínez Cortés, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), manifestó que el presidente Xi hizo enorme énfasis en que sin el Partido Comunista de China, China no sería la República que es hoy.

"Con el PCCh se ha consolidado durante estos 100 años la grandeza de lo que es China en tres aspectos, que son la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, el impulso del desarrollo sostenible y la consolidación de la grandeza de China a nivel internacional", indicó Martínez Cortés.

El especialista en asuntos de Asia y China acentuó también los esfuerzos chinos para promover el multilateralismo y construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad.

"China hoy juega papel muy relevante en la lucha contra la pandemia de COVID-19, y también impulsa un esquema de cooperación a nivel internacional en infraestructura, en telecomunicaciones y en la distribución de vacuna", acotó.

A su vez, Oliva valoró el énfasis del discurso de Xi en cuanto a que China no tiene rasgos hegemónicos y que, por el contrario, busca el futuro compartido de la humanidad y desea avanzar junto a las fuerzas progresistas alrededor del mundo, trabajando en pos de la paz mundial y contribuyendo al desarrollo global.

"China se presenta como una potencia responsable, con propuestas de alcance global, como la iniciativa de la Franja y la Ruta, o proponiendo nuevos criterios de gobernanza global acordes a los valores chinos", afirmó la experta.

En este sentido, Martínez Cortés anotó que la diplomacia de China, bajo el liderazgo del PCCh, tiene tres pilares: amistad, apertura y armonía, que son la base para construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad.

"Bajo la sólida dirección del Partido Comunista, China alcanzará sin problemas su objetivo del segundo centenario, y hará mayores contribuciones a la paz y el desarrollo mundiales, y a la causa del progreso de la humanidad", auguró el experto mexicano.

  
02 de julio de 2021
Especial
Image Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), presidente de China y presidente de la Comisión Militar Central, asiste a una ceremonia con motivo del centenario de la fundación del PCCh, en Beijing, capital de China, el 1 de julio de 2021. (Xinhua/Li Xueren)
LA HABANA, 2 jul (Xinhua) -- Cuba celebró este jueves el centenario del Partido Comunista de China (PCCh) con un acto al que asistieron el expresidente y General de Ejército Raúl Castro y el primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) y actual mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel.
   El secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central del PCC, Roberto Morales, destacó la alta membresía que tiene hoy el PCCh, nacido de "aquellos 12 hombres (...), entre los que se encontraba Mao Zedong con solo 28 años".
   Tras evocar la historia china reciente, destacó el papel desempeñado por el PCCh en la construcción del socialismo, lo que, dijo, ha propiciado que China cuente con una memoria histórica preservada, experiencias acertadas en el proceso de construcción socialista y una base económica sólida.
   "El Partido Comunista (de China) no solo se ha concentrado en el crecimiento económico, sino además ha colocado siempre al pueblo en el centro de sus preocupaciones y como el principal beneficiario del desarrollo alcanzado, expresado en la erradicación de la pobreza extrema y recientemente, en el enfrentamiento a la COVID-19", subrayó.
   Morales reafirmó el apoyo de Cuba al principio de "una sola China", y rechazó todo intento de intromisión en sus asuntos internos.
   "Valoramos altamente el gesto de hermandad y de reconocimiento al papel de la generación histórica de la Revolución Cubana, expresado en la condecoración al General de Ejército Raúl Castro Ruz, con la Medalla de la Amistad, coincidiendo con el aniversario 70 de la fundación de la República Popular China", aseveró.
   Señaló que ambos partidos desean perfeccionar los mecanismos de coordinación e intercambio entre las organizaciones políticas y de masas, el apoyo a los nexos económicos y de cooperación; así como la consulta permanente sobre temas estratégicos.
   Morales reiteró la convicción "de que la República Popular China, bajo la certera guía del Partido Comunista, el liderazgo y la sabiduría de su Secretario General el querido compañero Xi Jinping, continuará alcanzando nuevos éxitos".
   "Deseamos trasladar a todos los comunistas chinos y a su heroico pueblo las más cálidas y fraternales felicitaciones en nombre del pueblo y del Partido Comunista de Cuba con motivo de su centenario", concluyó.
   La encargada de negocios de la Embajada de China en Cuba, Zhang Yiwen, hizo un breve recorrido por la trayectoria del PCCh desde su fundación el 1 de julio de 1921 hasta el actual liderazgo del secretario general y presidente Xi Jinping y enumeró algunos de los logros alcanzados por China.
   "Todos los éxitos que ha conseguido a lo largo de estos cien años son resultado de la lucha unida de los comunistas, el pueblo y la nación chinos", subrayó.
   La diplomática aseveró que el PCCh se preocupa por el porvenir y destino de la humanidad y avanza mano a mano con todas las fuerzas progresistas del mundo para la promoción de la construcción de una comunidad con un futuro compartido para la humanidad.
   Tras recordar que este año también marca el aniversario 60 de la proclamación del carácter socialista de la Revolución Cubana, afirmó que los tres últimos Congresos del PCC han evidenciado "resultados alentadores en la causa de la construcción socialista" y la consolidación "de la unidad y la continuidad del proceso revolucionario".
   "Nos ha complacido observar que Cuba ha saltado por encima de todos los obstáculos y ha dado productos farmacéuticos y vacunas muy efectivas que protegerán más al pueblo, lo cual también será un aporte para el mundo", dijo Zhang.
   La encargada de negocios rindió homenaje a Mao Zedong, el Comandante en Jefe, Fidel Castro y al General de Ejército Raúl Castro, "grandes líderes revolucionarios, quienes con sabiduría y coraje tomaron la decisión de establecer relaciones diplomáticas".
   Se refirió además a que los presidentes Xi y Díaz-Canel, en los últimos años, realizaron visitas recíprocas, mantienen conversaciones telefónicas e intercambio de correspondencia, "llegando a un amplio consenso y señalando la dirección para el futuro desarrollo de nuestra amistad".
   Zhang agradeció el apoyo de Cuba en los temas que atañen a los intereses fundamentales de China, y reiteró la oposición al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de Estados Unidos contra la isla.
   Al finalizar el acto, Raúl Castro entregó un ramo de flores a la encargada de negocios Zhang. 
02 de julio de 2021
Especial
SANTIAGO, 30 jun (Xinhua) -- Un grupo de científicos chilenos demostró que el resultado de un examen PCR para detectar la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) realizado a la pantalla de un teléfono celular es el mismo que el de una muestra nasofaringe de su dueño, por lo que su aplicación permitiría ahorrar tiempo y dinero en la detección de contagios.
   Por Cristóbal Chávez Bravo
   "Dadas las características de un 'smartphone' que es algo muy personal, en el cual se exhala permanentemente, el cual uno toca permanentemente, hay un reflejo bastante aproximado de lo que pasa con el individuo", explicó a Xinhua el subdirector del Departamento de Oncología Básico Clínico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Luis Quiñones.
   La Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y el Instituto de Oftalmología del University College London de Reino Unido encabezaron una investigación que determinó que el celular es una fuente de contagio y, por consiguiente, puede ser un sistema de diagnóstico previo o búsqueda activa de casos de la COVID-19.
   El estudio consideró dos grupos de muestras de más de 1.300 personas activas con el virus, tanto de hisopado nasofaríngeo como de hisopado de la pantalla de los teléfonos celulares de los participantes.
   "Cuando las personas tenían una alta carga viral, la correlación era 100 por ciento. Y cuando las personas tenían una baja carga viral, la correlación se movía entre el 81 y 95 por ciento", comentó el académico.
   A partir de estos estudios diseñaron el método de "prueba de la pantalla del teléfono", que consiste en tomar una muestra con un hisopo sobre la pantalla del celular, que luego se analiza como un examen PCR (reacción en cadena de la polimerasa) ordinario.
   Quiñones destacó que el método disminuye los costos y es menos invasivo en las personas, puesto que el hisopo pasa sobre la pantalla del celular en lugar de su introducción en la nariz del paciente, además de que no requiere de un equipo biomédico para tomar la muestra.
   El experto recalcó que realizaron estudios para determinar si el método era efectivo para variantes de coronavirus.
   Dijo que con relación a las variantes de coronavirus brasileña y sudafricana, las que habían aparecido hasta el momento de la investigación, "hubo una correlación también directa", como indicó en el estudio principal.
   "Este es un complemento que va a permitir hacer la búsqueda activa de casos, pero sigue siendo el PCR nasofaríngeo el estándar", aclaró el entrevistado.
   Este método, único en el mundo, fue creado por el bioquímico de la Universidad de Chile, Rodrigo Young, quien también es experto en genética molecular y técnica PCR, además de jefe de laboratorio del Instituto de Oftalmología del University College London.
   Quiñones destacó que esta investigación es un ejemplo de "interacción colaborativa", además de que el estudio fue publicado en la prestigiosa revista científica "E-life" del grupo Nature.
   La Organización Mundial de la Salud ha exhortado desde el inicio de la pandemia que la estrategia central para su contención deben ser las acciones de trazabilidad y aislamiento.
   Chile reportó este miércoles 2.148 contagios y 56 muertes más un día a causa de la COVID-19, con lo que sumó 1.555.902 casos y 32.545 decesos desde el inicio de la crisis sanitaria.
30 de junio de 2021
Especial
BEIJING, 23 jun (Xinhua) -- Temprano por la mañana, Gustavo Pinto, de 73 años, llega a la Base de Cooperación Internacional China-Brasil de Productos de Medicina China, en la ciudad brasileña de Sao Paulo.

Por Zhao Hui y Huang Shunda

Es un viejo conocido en el lugar. Incluso en el peor momento de la pandemia de COVID-19, venía todas las semanas a recibir acupuntura, masajes y otros tratamientos tradicionales de China.

Recuerda que, desde que entró por primera vez en contacto con el antiguo libro chino "I Ching", a la edad de 19 años, ha desarrollado un gran interés por la cultura del país asiático, sobre todo por la medicina tradicional.

"Más tarde comencé a recibir acupuntura. Los beneficios fueron extraordinarios. Tenía rinitis y asma alérgica desde niño y todo eso desapareció", afirma.

Desde aquel entonces, el también traductor de la versión portuguesa del "I Ching" se ha comprometido a promover la cultura china en Brasil. Cuando se estableció la Base en septiembre de 2019, fue uno de los primeros en acudir al centro.

Establecida conjuntamente por la empresa Taimin en Brasil y el Hospital afiliado a la Universidad de Medicina Tradicional China de Gansu (noroeste de China), la Base espera formar a más profesionales médicos brasileños para que dominen el conocimiento de la medicina china.

Fang Fang, CEO de Taimin, destaca la creciente popularidad de los tratamientos chinos de acupuntura y moxibustión en Brasil, pero también afirma que, en comparación con estos tratamientos "externos" del cuerpo, la gente sabe muy poco sobre la medicina herbal china, que se centra en los tratamientos "internos".

A sus ojos, la medicina herbal tiene un amplio espacio de desarrollo en Brasil, debido al número particularmente grande de personas poco saludables, que carece de acceso a la prevención y el tratamiento de enfermedades subyacentes.

"En este sentido, la medicina herbal china tiene más ventajas que la medicina occidental y desempeña un papel insustituible en la clínica", recalca.

La empresa Taimin ha introducido en Brasil más de 50 tipos de medicamentos chinos, incluidas las cápsulas Lianhua Qingwen y las píldoras Huoxiang Zhengqi, que son eficaces para el tratamiento de la COVID-19 y se venden en farmacias locales.

La Base de Cooperación Internacional China-Brasil de Productos de Medicina China, en la ciudad brasileña de Sao Paulo. (Captura de pantalla del vídeo)

Además, la empresaria promovió enérgicamente la legislación de la medicina tradicional china en Brasil, esforzándose para que los medicamentos estén cubiertos lo antes posible por el seguro médico nacional del país.

Sin embargo, confiesa que la promoción de la medicina china es tarea de varias generaciones, mientras la clave es conseguir que más brasileños entiendan y acojan en sus corazones las teorías de esta riqueza milenaria.

Por este motivo, Fang invitó a cuatro médicos del Hospital afiliado a la Universidad de Medicina Tradicional China de Gansu para impartir cursos sobre medicina china en Brasil.

Para resolver las dificultades del idioma, invitó a Shu Fu Cheng, que domina tanto el chino como el portugués, para que se desempeñara como traductor a tiempo completo.

Los cursos de médicos chinos atrajeron a muchos brasileños interesados en la medicina china. Aunque tuvieron que pasar de la enseñanza presencial a la online debido al surgimiento de la pandemia, su entusiasmo no disminuyó.

Por las frecuentes enfermedades ginecológicas en Brasil, Han Yingdi, especializada en el campo de la obstetricia y la ginecología, ganó un gran número de seguidores. A sus cursos asistieron más de 100 participantes, la mayoría de los cuales eran brasileños.

Fernanda Waterstradt, una farmacéutica brasileña, dijo que las enseñanzas de Han le inspiraron mucho y mejoraron su comprensión de la medicina china.

Para ella, las lecciones de Han le han enseñado que la medicina herbal también se puede utilizar para regular, aliviar e incluso curar enfermedades ginecológicas como la dismenorrea y la infertilidad.

Los medicamentos chinos en la Base de Cooperación Internacional China-Brasil de Productos de Medicina China, en la ciudad brasileña de Sao Paulo. (Captura de pantalla del vídeo)

Shu Fu Cheng se muestra de acuerdo. Ha estado inmerso en la medicina china durante casi 20 años, y enfatiza la falta de cursos profesionales en Brasil sobre la medicina herbal.

"En Brasil, la gente está prestando cada vez más atención a la medicina tradicional china que son remedios naturales. Los cursos de la Base ayudan a los estudiantes a comprender la aplicación de la medicina china ante diferentes patologías", indica.

Fang puede ver el entusiasmo de los estudiantes. Admite que la pandemia de coronavirus ha traído muchos desafíos para su trabajo, y que se necesitará mucha dedicación en el futuro, pero no se dará por vencida.

"La medicina tradicional china es el orgullo de todo el pueblo chino. Tenemos la responsabilidad de compartir el fruto de la cultura china con todo el mundo", concluye.

(Contribuyeron también a esta información los corresponsales de Xinhua Gong Ruohan, en Sao Paulo, y Duo Lei, en Lanzhou)

 


  
23 de junio de 2021
Especial
Image Shu Fu Cheng (d) atiende a Gustavo Pinto (i) en la Base de Cooperación Internacional China-Brasil de Productos de Medicina China, en la ciudad brasileña de Sao Paulo. (Captura de pantalla del vídeo)
RÍO DE JANEIRO, 26 may (Xinhua) -- "Hola a todos, bienvenidos a mi video", dice todos los martes Lucas Mesquita Teixeira, un brasileño de 21 años, cuando inicia la transmisión en vivo de las lecciones de chino que imparte a través de su canal en YouTube.
   Nativo del país sudamericano, Lucas comenzó a aprender chino a la edad de 15 años y, sin embargo, su habilidad para enseñar mandarín a brasileños adultos sin conocimientos de chino supera a la de otros presentadores, tanto chinos como brasileños que crecieron en el país oriental.
   Lucas estudia ahora en la Universidad del Estado de Río de Janeiro. Debido a la pandemia de COVID-19, las clases están suspendidas desde el año pasado y se imparten en línea, lo que le ahorra los desplazamientos diarios entre su casa y la facultad.
   Como siempre había soñado en convertirse en profesor de chino, Lucas pensó que podría aprovechar ese tiempo para dar clases de chino en línea. Dicho y hecho. En junio de 2020, creó en YouTube su canal "Lucas Mandarim", que sigue abierto a día de hoy.
   "El idioma chino y la cultura china cambiaron mi vida. Espero que otros niños brasileños que como yo han vivido en favelas desde muy pequeños puedan cambiar su destino mediante el aprendizaje del chino", subraya Lucas.
   CAMBIO DE DESTINO A TRAVÉS DEL CHINO
   "No todos los fluminenses viven en la zona costera y disfrutan del sol y la playa", afirma el joven instructor.
   Lucas nació en una familia radicada en São Gonçalo (San Gonzalo), la ciudad más pobre y menos segura del estado de Río de Janeiro. Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el porcentaje de pobreza afecta a más del 40 por ciento de la población y casi un tercio de los jóvenes están desempleados.
   Los limitados recursos de su familia no le permitieron estudiar en las costosas escuelas privadas. Las oportunidades de ingresar a la educación superior eran mínimas y al terminar la secundaria creyó que su futuro sería muy similar al de sus padres y vecinos.
   "En San Gonzalo, donde vivo, mucha gente no tiene la oportunidad de ver el mundo exterior. Si no hubiera aprendido chino seguiría viviendo allí", indica.
   El año 2015 fue para él punto de inflexión. En Niterói, ciudad adyacente a San Gonzalo, la escuela secundaria estatal C.E. Matemático Joaquim Gomes de Sousa Intercultural Brasil-China, cerrada durante muchos años, reanudó las clases en febrero con la ayuda del Instituto Confucio de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro, convirtiéndose en una escuela bilingüe con clases en portugués y chino.
   "Nunca había tocado el chino antes, así que me inscribí por casualidad", menciona. Después de ingresar en la escuela, descubrió que estaba llena de sorpresas. No solo los maestros chinos eran muy serios y dedicados, sino que también el plan de estudios era diferente al de otras escuelas, con una enseñanza a tiempo completo desde las siete de la mañana hasta las tres de la tarde.
   Esta inesperada experiencia en la escuela secundaria cambió la vida de Lucas. No solo logró ser admitido en su universidad favorita, sino que también sembró en su corazón el amor al chino y la cultura china.
   DOBLE AFINIDAD CON CHINA
   Lo que Lucas no esperaba era obtener una oportunidad de intercambio en China gracias al aprendizaje del mandarín. En 2016 el Instituto Confucio de la Pontificia Universidad Católica de Río de Janeiro organizó un campamento de verano de fútbol de 15 días y seleccionó representantes de los estudiantes para jugar partidos amistosos con los estudiantes chinos. Lucas fue uno de ellos.
   "Fuimos a Shijiazhuang, Baoding y otras ciudades cercanas, y también viajamos a Beijing para visitar la Ciudad Prohibida, la Villa Olímpica y la Gran Muralla. Esta experiencia me dejó un recuerdo inolvidable, ya que nunca había estado en otros estados brasileños antes", recuerda Lucas.
   Tras la participación en el campamento de verano, el joven carioca sintió el deseo de conocer más sobre la cultura china, por lo que estudió con más afán y consiguió entrar en el Departamento de Administración de la Universidad del Estado de Río de Janeiro.
   No obstante, no dejó de aprender chino después de iniciar sus estudios universitarios. Con sus excelentes resultados en el examen HSK (siglas en "pinyin" del chino "Hanyu Shuiping Kaoshi", que literalmente significa examen de nivel de chino), el joven ganó en 2018 una beca de intercambio para estudiar en la Universidad Normal de Hebei, provincia septentrional china.
   Entonces decidió suspender sus estudios en Río por un año y viajó a China por segunda vez. Durante ese año, logró un gran progreso en el mandarín, y su conocimiento y comprensión de China también se profundizaron.
   "En solamente los dos años posteriores a 2016, China había experimentado muchos avances nuevos, y el nivel de tecnología y modernización allí me sorprendió", resalta Lucas.
   "El entrelazamiento del sentido moderno de la ciudad con los templos antiguos me fascina. Creo que definitivamente soy el fan número uno de China", afirma.
   TRANSMITIR ESPERANZA A TRAVÉS DEL CHINO
   Después de regresar a la Universidad del Estado de Río de Janeiro, Lucas usó los libros que compró en China para continuar sus estudios, así como para enseñar chino a otros alumnos de la universidad.
   "Muchos amigos que provienen de zonas pobres como yo quieren tener una vida mejor y cambiar su propio destino. Cuando ven mis cambios, también quieren aprender chino", manifiesta.
   Lucas tuvo que dejar de dar clases presenciales debido a la pandemia de COVID-19. Por fortuna encontró esta nueva forma de enseñar en línea mediante la transmisión en vivo en YouTube. Además de los cursos semanales, también sube de vez en cuando videos cortos de contenido relacionado con China, como canciones, temas culturales o la vida de los jugadores de fútbol brasileños en China.
   Cuando vio en las redes sociales brasileñas información poco amigable con China debido a la pandemia, Lucas se sintió muy enojado y decidió hacer algunos videos en respuesta.
   "He vivido en China, así que comparto mi experiencia con los brasileños y les cuento sobre la verdadera China", dice Lucas, quien espera contarles a sus compatriotas sobre la energía positiva que le brinda el país asiático y mostrarles la verdadera cultura y la hospitalidad del pueblo chino.
   Según explica, está muy agradecido con Qiao Jianzhen, la maestra china a cargo del centro bilingüe pues es precisamente por ella y la escuela que ha vivido su vida como hasta hoy. "Amo a China, amo el chino y amo a la maestra Qiao", expresa.
   Lucas todavía cuenta en las clases en línea lo visto y oído en sus propias experiencias, con el fin de inspirar en sus seguidores el entusiasmo por aprender chino. "Tengo el sueño de ayudar a publicar un conjunto de libros apropiados para que los brasileños aprendan chino", indica el joven.
   "Trabajaré más duro en el futuro. Todo esto es solo el comienzo", añade. 
26 de mayo de 2021
Especial
SHANGHAI, 21 may (Xinhua) -- "Podríamos estar en cualquier parte del mundo viviendo, pero estamos en China porque aquí disfrutamos de torbellinos de vivencias y por tener la suerte de haber vivido los cambios que se han producido", afirma Miguel Sazatornil, sociólogo español radicado en Shanghai, en el este de China.
   En una cafetería histórica de la Perla del Oriente, la pareja española conformada por Miguel Sazatornil y María Cruz Alonso, también socióloga, conversa con Xinhua sobre el desarrollo del país asiático.
   Llegaron a China en 2002 por motivos de trabajo, y decidieron quedarse por el afecto y admiración que despertaron en ellos esta tierra y su gente. Hoy día forman parte del círculo académico y cultural de la ciudad y colaboran estrechamente con la Asociación Cultural Internacional de Shanghai y la Academia de Ciencias Sociales de Shanghai.
   "Una vez aquí instalados, el día a día fue transcurriendo muy rápido y la situación cambiaba constantemente, siempre para mejor y nos fuimos adaptando a la velocidad del cambio de este país", rememora Sazatornil.
   Para la pareja, "los cambios han sido a la velocidad de la luz". Como sociólogos, les interesa mucho ver la transformación, que "ha sido una revolución total en todos los niveles de la sociedad, pero para bien y mejor".
   "China ha conseguido muchos logros, por ejemplo, la eliminación de la pobreza, que pocos países la han conseguido. Además, ha conseguido mejorar el nivel medio de bienestar, no solo en lo material, también en los campos de la educación, la alimentación, la calidad de la vestimenta, el arte, la cultura, etc.", enumera Sazatornil.
   Según la pareja, a medida que se incrementa el poderío económico de China, el sector cultural y artístico se encuentra en mayor auge y va captando la atención del mundo.
   "Eso sucede porque en el pensamiento general ya no existe la preocupación de qué voy a comer mañana. Con las necesidades materiales cubiertas, es mucho más fácil dirigirse hacia las satisfacciones espirituales", asevera Sazatornil.
   "Para un país pequeño, tiene que ser muy difícil, pero ya para un país del tamaño de China eso es de película, era casi una 'Misión Imposible'", afirma.
   En su opinión, la clave para obtener todos esos logros es que el país cuenta con un partido gobernante que se esfuerza por conseguir el bienestar del pueblo.
   "El Partido Comunista de China, con cien años de historia, ya es por sí mismo un mérito y un gran logro. Pues en estos cien años de trayectoria, ha tenido muchos altibajos y muchas adaptaciones a las circunstancias de los momentos históricos en cada etapa de su existencia. Una clave fundamental es que se ha ganado la confianza del pueblo", opina el académico.
   En su opinión, durante los cien años, la base de la gobernanza del PCCh nunca ha cambiado, que es lograr el bienestar y la mejora de las condiciones de vida del pueblo.
   Para el académico, la democracia del socialismo con características chinas tiene sus propias ventajas, la primera es que dedicarse a la política es una labor vocacional para servir al país y al pueblo.
   "En China no puede presentarse un señor a presidente del país por mucho dinero que tenga, ni porque haga mucha propaganda, o mucho discurso. Uno no se mete a la política para hacer negocios en ella, sino para servir al país", afirma.
   El año pasado, la lucha de China contra la pandemia de COVID-19 ha profundizado la idea de la pareja.
   "China es el único país del mundo que sigue creciendo económicamente, y creo que la base de haber controlado la pandemia es que el pueblo ha confiado en sus dirigentes y ha creído de verdad que lo que deciden es lo mejor para todos, lo cual confirma que China está en el camino correcto", comenta Sazatornil.
   Para él, el país tiene un futuro brillante. "Con los planes quinquenales, tiene ya una línea trazada, sobre todo en los puntos fundamentales, como el de seguir mejorando el nivel de vida de la gente".
   "De momento no tenemos planes para ir a ningún sitio, vamos a seguir en China, un país tan optimista, tan alegre, tan animado y tan fuerte", afirma Sazatornil.
21 de mayo de 2021
Especial