6 de July de 2020
ĂšLTIMAS NOTICIAS:
SANTIAGO, 26 jun (Xinhua) -- Pese a los efectos negativos de la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), las cerezas chilenas lograron cifras históricas durante la temporada 2019-2020, donde China fue un consumidor clave.
   Por Cristóbal Chávez Bravo
   
   El presidente de la Federación de Productores Frutícolas de Chile (Fedefruta), Jorge Valenzuela, informó a Xinhua que la temporada pasada exportaron cerca de 230.000 toneladas de cerezas, un "récord histórico".
   Puntualizó que la cifra dejó ingresos por 1.400 millones de dólares para Chile.
   "Estamos muy orgullosos de nuestro producto y del compromiso que tienen los agricultores con el desarrollo de la cereza y su calidad", dijo.
   Valenzuela señaló que la temporada de cerezas chilena arranca a fines de octubre y un gran volumen de la fruta, casi un 85 por ciento, alcanzó a llegar antes del Año Nuevo Chino (25 de enero), celebración en la que esta fruta es muy codiciada.
   Sin embargo, aclaró que durante las semanas que China se paralizó a raíz de la COVID-19 hubo una merma del precio y menos gente salió a comprar, además de la lentitud de la tramitación para sacar las frutas de los puertos.
   "Por suerte fue entre el 12 y el 20 por ciento de la fruta, por lo tanto, no afectó en el gran número", destacó.
   "El mercado chino es nuestro principal comprador de cerezas, es un mercado que además le gusta mucho el producto", expresó.
   Agregó que el país asiático tiene "mucho más potencial de desarrollo" y esperan entrar a las ciudades interiores de China en las próximas temporadas.
   Valenzuela indicó que, según las cifras oficiales, Chile tiene actualmente 38.000 hectáreas de cerezas, aunque ellos estiman que la cifra ascendería a 50.000 hectáreas del fruto azucarado.
   "En los próximos años no hay que sorprenderse de que vamos a llegar a las 600.000 toneladas de una manera bastante rápida", afirmó.
   Fedefruta celebró el pasado miércoles el seminario en línea "Mercado internacional de cerezas y arándanos: Lecciones para Chile de la Temporada 2019/20" en el que participaron más de 500 personas.
   En el evento, el analista de mercados de iQonsulting Gonzalo Salinas profundizó que la cereza es la tercera especie más exportada de Chile, sólo detrás de las manzanas y las uvas de mesa.
   "Hay que destacar que las cerezas ya sobrepasaron la barrera de los 1.000 millones de dólares exportados, cifra que se ha mantenido en estas últimas tres temporadas y ha ido al alza, por lo tanto, hay que tener en cuenta que esto es una especie muy importante", precisó.
   Destacó que la tendencia de exportación de Chile va al alza y, a diferencia de otras frutas como la uva o el arándano, el país sudamericano se está consolidando con este fruto con 10 principales variedades de "alta calidad".
   Comentó que casi el 91 por ciento va a China, por lo tanto "la exportación está enfocado en un solo mercado que es China".
   Aclaró que la cereza chilena se adaptó al mercado chino, lo que fue "pavimentando el camino para el crecimiento de la demanda".
   Valenzuela dijo también que Chile ha mejorado la logística y distribución con barcos rápidos que han disminuido de 40 a 21 días el tiempo de envío por vía marítima que arriban al país asiático.
   Asimismo, los barcos están recalando a diferentes puertos chinos para que "no se congestione el envío de cerezas". También recalcó que empresas chilenas están invirtiendo en instalaciones, almacenamiento, destinos, frío y logística de distribución.
   El experto destacó al mercado chino y las positivas cifras que proyecta el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el país asiático, del que se espera que crezca 1 por ciento en 2020, la única economía importante que podría experimentar crecimiento este año en medio de la pandemia.
   Asimismo, recordó que la compañía productora de alimentos chilena Agrosuper abrió este mes una nueva oficina comercial en Chengdu, lo que muestra la buena salud que gozan los negocios entre ambos países.
   En la temporada 2019/20, la exportación de cerezas del hemisferio sur alcanzó una nueva cifra récord de 242.306 toneladas, gracias a la mayor exportación de Chile que también obtuvo un pico histórico de 228.548 toneladas, 27 por ciento más que en 2018/19, según datos de un anuario de datos que difundió Fedefruta. Fin
26 de junio de 2020
Especial
BEIJING, 22 jun (Xinhua) -- Tres invernaderos en la provincia nororiental china de Liaoning tuvieron una excelente cosecha de tomates a fines de mayo.
   Los agricultores locales de tomate rindieron homenaje a su nuevo ayudante: La inteligencia artificial (IA).
   El sistema de IA iGrow produjo mayores rendimientos y ganancias y menores costos laborales en dos invernaderos en comparación con el que manejan agricultores experimentados.
   La agricultura es muy complicada y los cultivos tienen diferentes requisitos en los invernaderos durante sus diferentes ciclos de crecimiento, señaló Liu Jianhua, un técnico agrícola sénior y consultor en los invernaderos piloto administrados por la IA.
   Las temperaturas para los tomates deben ser diferentes durante la siembra, la floración y la fructificación, explicó.
   Los agricultores generalmente estiman una temperatura fija en función de su experiencia, por lo que es difícil lograr un control preciso, en tiempo real y automático del invernadero y la optimización de la siembra, detalló Liu.
   Sin embargo, el sistema de IA utiliza cámaras y sensores para recopilar datos cada minuto u hora sobre la temperatura y la humedad del aire y el suelo, la concentración de dióxido de carbono, los efectos fotosintéticos y otros factores.
   Según el gigante tecnológico chino Tencent, que desarrolló el sistema iGrow, el simulador de invernadero puede simular 82 ciclos de crecimiento en 15 segundos. Las decisiones de plantación se toman utilizando su algoritmo de IA, que se alimenta continuamente de nuevos datos y se ajusta según sea necesario.
   El sistema controla automáticamente el ambiente del invernadero, apunta con precisión los recursos y mejora la calidad y el rendimiento de los tomates, mientras que los agricultores solo necesitan hacer el trabajo básico de siembra, recolección y mantenimiento diario.
   En 2018, los desarrolladores de iGrow participaron en el Desafío del Invernadero Autónomo (Autonomous Greenhouse Challenge). Los informáticos y horticultores en China utilizaron el sistema para cultivar pepinos de forma remota en un invernadero en los Países Bajos.
   El sistema iGrow ocupó el primer lugar en la toma de decisiones de IA y el segundo a nivel general en el concurso.
   Dos años después, el sistema aprendió a cultivar tomates.
   En febrero, los tres invernaderos fueron golpeados por una repentina ola de frío. En el invernadero de control, los agricultores establecieron tres temperaturas fijas diferentes como de costumbre, pero las condiciones fluctuantes afectaron el crecimiento.
   Mientras tanto, la estabilidad y la tolerancia a los desastres del algoritmo de IA se comportó bien en los invernaderos iGrow. La temperatura y otros indicadores se ajustaron cada hora utilizando cortinas enrollables automáticas y ventilación.
   Tencent manifestó que el proyecto piloto en la provincia de Liaoning verificó la viabilidad de la siembra por la IA en China y que buscaba desarrollar aún más la agricultura inteligente.
22 de junio de 2020
Especial
  LANZHOU, 22 jun (Xinhua) -- Después de casi ocho años, la renovación del monasterio Labrang en la provincia de Gansu, en el noroeste de China, se acerca a su finalización, con la restauración del cuerpo principal y los frescos de 14 salas de Buda, informaron las autoridades locales.
   El siguiente paso es renovar dos salas de Buda más y volver a colorear las pinturas en las columnas y otras partes de las salas involucradas en el proyecto de renovación, explicó Sonam Gya, quien está a cargo de proteger los artefactos del monasterio. Actualmente, se han recoloreado seis salas.
   El proyecto, que comenzó en 2012, se centró en reforzar elementos estructurales, y en restaurar las pinturas y los frescos, así como en mejorar la seguridad del monasterio, que es uno de los templos más grandes de la secta Gelug del budismo tibetano.
   Hasta el momento, el gobierno ha invertido casi 400 millones de yuanes (unos 56,4 millones de dólares) en el proyecto de renovación, detalló Sonam Gya.
   "No hemos cambiado el estado original de estas reliquias culturales, e hicimos todo lo posible para preservar su autenticidad, integridad y realizar una intervención mínima durante la restauración. Existen criterios muy rígidos sobre la dureza, la humedad y el tratamiento antiséptico de la madera y la piedra, materiales utilizados para renovar las reliquias ", agregó Sonam Gya.
   Ubicado en el distrito de Xiahe, en la prefectura autónoma tibetana de Gannan, el monasterio Labrang fue construido en 1709 y ha sido un importante sitio de protección cultural nacional desde 1982.
   Extendiéndose a través de un área de más de 800.000 metros cuadrados, el monasterio Labrang es famoso por su arquitectura. Actualmente cuenta con seis colegios budistas, 84 salas de Buda y más de 500 casas de monjes. Este proyecto de renovación es la primera renovación general a gran escala del templo desde su construcción.
   Durante más de 300 años, el monasterio ha sufrido varios incendios, y su estructura de barro y madera necesita urgentemente refuerzos.
   "China presta considerable atención a la protección de las reliquias religiosas, lo que refleja el respeto de las leyes y políticas chinas por las culturas religiosas y la libertad de creencias religiosas", afirmó Wang Yanzhong, director del Instituto de Etnología y Antropología de la Academia de Ciencias Sociales de China. 
22 de junio de 2020
Especial
   NANNING, 22 jun (Xinhua) -- Meneando la cabeza y la cola, pellizcándose las orejas y rascándose las mejillas - un "león" escarlata retozaba en el suelo durante su práctica diaria en el distrito de Tengxian, en la región autónoma de la étnia zhuang de Guangxi, en el sur de China.
   Después de realizar la rutina, dos muchachos se quitaron el disfraz: Qiu Haiwei, de 17 años, que actuaba como la cabeza del león rojo, y Huang Qingliang, de 16 años, como la cola del animal. Ambos son estudiantes de danza en la escuela vocacional secundaria del distrito.
   La danza del león, un arte tradicional chino, a menudo se organiza como un entretenimiento en ocasiones festivas, incluyendo la Fiesta de la Primavera. La tradición se remonta al Período de los Tres Reinos Combatientes (220-280 d.C.) y vio su apogeo en las dinastías del Sur y del Norte (420-589 d.C.).
   La danza del león del distrito, que imita a un león con estilos marciales y acrobáticos, fue catalogada como patrimonio cultural intangible nacional en 2011.
   "La danza del león ha sido una parte indispensable de la vida en el distrito. En mi infancia, cada vez que se escuchaban los golpes de tambores y el sonido de los gongs, sabía que la danza del león había empezado y salía a mirar", relató Huang.
   "El león saltaba de poste a poste como si estuviera volando", recordó Qiu las impresionantes habilidades de los artistas.
   Lleno de amor y curiosidad por el arte tradicional, el dúo comenzó a aprender el baile hace dos años. Aprender el arte escénico era algo completamente distinto.
   "Nos llevó medio año aprender las habilidades básicas y varios movimientos. Practicamos tan duro que siempre estamos empapados de sudor y a veces incluso nos lastimamos", expresó Huang.
   Bailar en los postes hace del arte un espectáculo apasionante. Hay 21 varas de alturas entre 1,2 metros y 2,5 metros, con una distancia de hasta 1,8 metros entre ellas. Un solo paso en falso puede enviar a los artistas al suelo.
   El esfuerzo valió la pena. Desde ponerse en cuclillas hasta brincar, y hacer un muñeco de león de tamaño real que puede parpadear gracias a la manipulación de varillas ocultas, la danza del león de los hermanos mejoró, lo que les dio la oportunidad de actuar en celebraciones como grandes aperturas de negocios, y competir contra otras compañías locales de danza del león.
   Además de bailar, los jóvenes de la escuela también aprenden a hacer disfraces. "Hacemos cabezas, colas y patas de león en el taller de nuestra escuela bajo la guía de profesionales", explicó Qin Jinmin, un percusionista de 16 años, que a menudo acompaña a Huang y Qin durante las prácticas de baile.
   "Aunque hacer todo a mano es una tarea exigente, vale la pena aprender, no solo para dominar las habilidades para ganarse la vida, sino también para obtener una mejor comprensión de la danza del león", señaló Qin.
   Aún así, esta antigua forma de arte ha caído en desgracia con las nuevas generaciones de jóvenes, ya que las habilidades tardan años en dominarse, pero solo se puede ganar un salario exiguo.
   Los entrenadores profesionales y la financiación son difíciles de encontrar, lo que hace que sea aún más difícil la supervivencia para una compañía de danza del león, según explicó Deng Minghua, un heredero nacional del patrimonio cultural.
   Las autoridades locales han establecido cuatro bases de capacitación desde 2017 y se han asociado con empresas y escuelas para ayudar a reiniciar este arte antiguo. La escuela vocacional secundaria Tengxian también lanzó una clase de danza del león y un lugar de capacitación para fomentar más bailarines que interpreten el papel del león bailarín.
   "Debemos trabajar duro para ayudar a pasar el patrimonio y su espíritu a las generaciones próximas", manifestó Deng. Fin
22 de junio de 2020
Especial

Este es un relevo del amor. La solidaridad ayudará a la humanidad a vencer cualquier desastre.

Por Feng Junwei, Chen Yao y Miao Peiyuan

BEIJING, 17 jun (Xinhua) -- Son las 12 de la noche del 16 de junio en España y Liu Runhan, una estudiante china que vive en Madrid mientras cursa un doctorado en Medicina Traslacional, todavía trabaja bajo la luz de su lámpara de mesa.

Aunque sus estudios se han visto suspendidos durante tres meses debido a la pandemia de COVID-19, Liu está muy ocupada desde que se convirtió en miembro de la Alianza Global de Voluntarios contra COVID-19 (GVA, siglas en inglés).

El voluntariado ocupa su tiempo de estudio, pero Liu se siente orgullosa.

"Este trabajo es valioso. China ofrece su ayuda cuando el mundo necesita a China", subrayó Liu.

La GVA, iniciada y organizada por chinos que viven en España y otros países, cuenta ya con más de 1.300 médicos y 200 voluntarios.

Según Li Chengcheng, una de las creadoras de la alianza, a principios de marzo muchos médicos españoles estaban ansiosos por contactar con expertos chinos, para conocer sus experiencias sobre cómo recibir pacientes, cómo implementar el aislamiento, cómo protegerse en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y cómo salvar vidas.

"El primer grupo de comunicación entre médicos nació el 15 de marzo. Al principio era solo una plataforma para que los médicos de China y España se comunicaran", recordó Li.

Tras el establecimiento de la plataforma de comunicación, el Hospital Clínic de Barcelona, uno de los hospitales públicos más importantes de España, se convirtió en el primer beneficiario. Pronto, los jefes de 14 UCI en Cataluña también buscaban la ayuda de esta plataforma.

Trabajadores médicos del Hospital Clínic de Barcelona transfieren un paciente de COVID-19. (Cortesía del Hospital Clínic de Barcelona)

"A través de esta plataforma, mis colegas y yo nos pudimos ponernos en contacto inmediatamente con doctores y expertos chinos, muy al principio del estallido de la crisis sanitaria. En este momento, cuando la situación está mejorando, la palabra que más quiero transmitir a los voluntarios de la Alianza es: gracias", dijo Josep M. Campistol, director y CEO del Hospital Clínic de Barcelona.

Li recordó que después del establecimiento de la plataforma, recibieron muchas preguntas de médicos españoles. Los voluntarios de la GVA están ocupados traduciendo casi todos los días, y solo pueden dormir tres o cuatro horas durante las jornadas de más trabajo.

En los últimos tres meses, los médicos españoles formulan preguntas y los médicos chinos responden en línea. Los miles de kilómetros que los separan no son un problema para el creciente intercambio de mensajes entre los médicos de los dos países.

La traducción médica requiere un alto conocimiento profesional, tanto cada pregunta como su respuesta debe pasar por siete rigurosos "procesos" de revisión entre los voluntarios.

"Los voluntarios de diferentes grupos trabajan en turnos frente al ordenador. Un proceso completo incluye numeración, traducción, corrección y revisión, reenvío al grupo de WeChat de médicos chinos, traducción, revisión y respuesta", explicó Liu, detallando que "a veces lleva toda una noche aprobar varios términos técnicos".

Liu Runhan, voluntaria de la GVA, ordenando materiales de trabajo. (Cortesía de la GVA)

"Aunque este trabajo es muy duro, nos motiva la idea de ayudar a un médico más, que a su vez puede salvar a más personas", dijo Li.

Zhao Lei, subdirector del Departamento de Infectología del Hospital Union de Wuhan es uno de los primeros médicos que se ha dedicado a luchar en primera línea contra el coronavirus en Wuhan, y también es uno de los primeros miembros de esta plataforma.

El 15 de marzo, cuando el último paciente de los casos confirmados en su hospital fue dado de alta, Zhao se dedicó de inmediato a compartir la experiencia china con colegas extranjeros en su tiempo libre.

"El nuevo coronavirus es algo que nunca nos habíamos encontrado antes, y solo podemos ganar experiencia durante el proceso de tratamiento", puntualizó Zhao, añadiendo que espera que sus respuestas ganen más tiempo para los colegas españoles.

"Esto realmente está salvando vidas", afirmó el doctor.

A medida que la pandemia continúa extendiéndose a nivel mundial, más médicos de otros países quieren participar de la plataforma, que aunque empezó entre China y España ya se ha convertido en una alianza global.

Además de ayudar a responder a más de 550 preguntas, los voluntarios también han realizado ocho seminarios web (webinars).

Médicos chinos del Hospital Shiyan, en la provincia de Hubei, durante un seminario web. (Cortesía de la GVA)

"Muchos de los voluntarios no se conocen, pero cooperan entre sí para trabajar día y noche. Hoy, hemos pasado de servir solo a médicos españoles a servir también a médicos en América Latina, Asia, África y Oriente Medio. Somos conscientes de la gran responsabilidad que esto conlleva", señaló Li Ya, responsable de la plataforma de comunicación de los médicos hispanohablantes, quien agregó que su trabajo no hubiera sido posible sin la ayuda de Liu Lingling, experta en el tema de comunicación.

Li Ya, responsable de la plataforma de comunicación de los médicos hispanohablantes de la GVA, durante una entrevista con RTVE. (Cortesía de la GVA)

La GVA también ha contado con la contribución de miembros como Liu Xiumian, Jenny Zhang, Chen Jianxin, Nan Jun y Yang Kai, entre otros.

A pesar de las dificultades y el cansancio, el agradecimiento de los médicos extranjeros hace que los voluntarios sientan que todo vale la pena.

"A mí personalmente me ha hecho conocer de primera mano la solidaridad desinteresada del pueblo chino", escribió Beatriz Beltrán, una doctora española, en una carta para la GVA, en la que añadió que "esta pandemia nos ha acercado. Aquí hemos empezado una relación y todos aprendemos de todos, y ha sido muy útil para afrontar esta situación".

Recientemente, el Hospital Clínic de Barcelona ha propuesto cooperar con la GVA para participar en el intercambio global de experiencias de prevención y tratamiento del coronavirus.

"Este es el relevo del amor. La solidaridad ayudará a la humanidad a vencer cualquier desastre", concluyó Li.

  
17 de junio de 2020
Especial
Image Miembros de la Alianza Global de Voluntarios contra la COVID-19 durante una reunión en línea. (Cortesía de la GVA)
   Por Feng Junwei, Chen Yao y Miao Peiyuan
   BEIJING, 17 jun (Xinhua) -- Son las 12 de la noche del 16 de junio en España y Liu Runhan, una estudiante china que vive en Madrid mientras cursa un doctorado en Medicina Traslacional, todavía trabaja bajo la luz de su lámpara de mesa.
   Aunque sus estudios se han visto suspendidos durante tres meses debido a la pandemia de COVID-19, Liu está muy ocupada desde que se convirtió en miembro de la Alianza Global de Voluntarios contra COVID-19 (GVA, siglas en inglés).
   El voluntariado ocupa su tiempo de estudio, pero Liu se siente orgullosa.
   "Este trabajo es valioso. China ofrece su ayuda cuando el mundo necesita a China", subrayó Liu.
   La GVA, iniciada y organizada por chinos que viven en España y otros países, cuenta ya con más de 1.300 médicos y 200 voluntarios.
   Según Li Chengcheng, una de las creadoras de la alianza, a principios de marzo muchos médicos españoles estaban ansiosos por contactar con expertos chinos, para conocer sus experiencias sobre cómo recibir pacientes, cómo implementar el aislamiento, cómo protegerse en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y cómo salvar vidas.
   "El primer grupo de comunicación entre médicos nació el 15 de marzo. Al principio era solo una plataforma para que los médicos de China y España se comunicaran", recordó Li.
   Tras el establecimiento de la plataforma de comunicación, el Hospital Clínic de Barcelona, uno de los hospitales públicos más importantes de España, se convirtió en el primer beneficiario. Pronto, los jefes de 14 UCI en Cataluña también buscaban la ayuda de esta plataforma.
   "A través de esta plataforma, mis colegas y yo nos pudimos ponernos en contacto inmediatamente con doctores y expertos chinos, muy al principio del estallido de la crisis sanitaria. En este momento, cuando la situación está mejorando, la palabra que más quiero transmitir a los voluntarios de la Alianza es: gracias", dijo Josep M. Campistol, director y CEO del Hospital Clínic de Barcelona.
   Li recordó que después del establecimiento de la plataforma, recibieron muchas preguntas de médicos españoles. Los voluntarios de la GVA están ocupados traduciendo casi todos los días, y solo pueden dormir tres o cuatro horas durante las jornadas de más trabajo.
   En los últimos tres meses, los médicos españoles formulan preguntas y los médicos chinos responden en línea. Los miles de kilómetros que los separan no son un problema para el creciente intercambio de mensajes entre los médicos de los dos países.
   La traducción médica requiere un alto conocimiento profesional, tanto cada pregunta como su respuesta debe pasar por siete rigurosos "procesos" de revisión entre los voluntarios.
   "Los voluntarios de diferentes grupos trabajan en turnos frente al ordenador. Un proceso completo incluye numeración, traducción, corrección y revisión, reenvío al grupo de WeChat de médicos chinos, traducción, revisión y respuesta", explicó Liu, detallando que "a veces lleva toda una noche aprobar varios términos técnicos".
   "Aunque este trabajo es muy duro, nos motiva la idea de ayudar a un médico más, que a su vez puede salvar a más personas", dijo Li.
   Zhao Lei, subdirector del Departamento de Infectología del Hospital Union de Wuhan es uno de los primeros médicos que se ha dedicado a luchar en primera línea contra el coronavirus en Wuhan, y también es uno de los primeros miembros de esta plataforma.
   El 15 de marzo, cuando el último paciente de los casos confirmados en su hospital fue dado de alta, Zhao se dedicó de inmediato a compartir la experiencia china con colegas extranjeros en su tiempo libre.
   "El nuevo coronavirus es algo que nunca nos habíamos encontrado antes, y solo podemos ganar experiencia durante el proceso de tratamiento", puntualizó Zhao, añadiendo que espera que sus respuestas ganen más tiempo para los colegas españoles.
   "Esto realmente está salvando vidas", afirmó el doctor.
   A medida que la pandemia continúa extendiéndose a nivel mundial, más médicos de otros países quieren participar de la plataforma, que aunque empezó entre China y España ya se ha convertido en una alianza global.
   Además de ayudar a responder a más de 550 preguntas, los voluntarios también han realizado ocho seminarios web (webinars).
   "Muchos de los voluntarios no se conocen, pero cooperan entre sí para trabajar día y noche. Hoy, hemos pasado de servir solo a médicos españoles a servir también a médicos en América Latina, Asia, África y Oriente Medio. Somos conscientes de la gran responsabilidad que esto conlleva", señaló Li Ya, responsable de la plataforma de comunicación de los médicos hispanohablantes, quien agregó que su trabajo no hubiera sido posible sin la ayuda de Liu Lingling, experta en el tema de comunicación.
   La GVA también ha contado con la contribución de miembros como Liu Xiumian, Jenny Zhang, Chen Jianxin, Nan Jun y Yang Kai, entre otros.
   A pesar de las dificultades y el cansancio, el agradecimiento de los médicos extranjeros hace que los voluntarios sientan que todo vale la pena.
   "A mí personalmente me ha hecho conocer de primera mano la solidaridad desinteresada del pueblo chino", escribió Beatriz Beltrán, una doctora española, en una carta para la GVA, en la que añadió que "esta pandemia nos ha acercado. Aquí hemos empezado una relación y todos aprendemos de todos, y ha sido muy útil para afrontar esta situación".
   Recientemente, el Hospital Clínic de Barcelona ha propuesto cooperar con la GVA para participar en el intercambio global de experiencias de prevención y tratamiento del coronavirus.
   "Este es el relevo del amor. La solidaridad ayudará a la humanidad a vencer cualquier desastre", concluyó Li. Fin
17 de junio de 2020
Especial
TIANJIN, 11 jun (Xinhua) -- Al amanecer, Ren Zhaoyong comenzó su patrulla diaria a lo largo del Gran Canal para verificar si había desechos flotantes en la superficie del agua o en la orilla.
   Ren es el jefe del Partido de la aldea Dongniantuozui del distrito de Xiqing de la municipalidad de Tianjin, en el norte de China.
   En enero de 2018, Ren fue nombrado jefe del río, responsable de la protección del medio ambiente acuático de la sección del canal en su pueblo.
   El Gran Canal, la vía fluvial artificial más larga del mundo, tiene una longitud total de 3.200 kilómetros y se extiende desde Beijing hasta Hangzhou, antigua capital de la dinastía Song del Sur (1127-1279) y actual capital de la provincia oriental de Zhejiang.
   El canal tiene una historia de más de 2.500 años, y anteriormente sirvió como un importante canal fluvial para el transporte de suministros a Beijing. Un tramo de más de 1.000 kilómetros de este canal fue reconocido como patrimonio mundial de la humanidad en 2014.
   La sección Xiqing de 29,2 kilómetros del Gran Canal no solo satisface las necesidades industriales, agrícolas y domésticas locales, sino que también nutre la economía y la cultura local.
   Desde la década de 1980 se han construido muchas fábricas a lo largo del canal, lo que provocó que aguas residuales industriales y domésticas sean vertidas secretamente al río. Montones de basura fueron apilados en la orilla.
   "El agua era tan negra como la salsa de soja, y con un olor desagradable. Nadie estaba dispuesto a acercarse", recordó Ren.
   Zhao Hongping, subdirector de la autoridad del agua en el distrito de Xiqing, manifestó que la causa raíz de la contaminación del agua estaba en las orillas.
   En 2015, el gobierno local puso en marcha una campaña contra la contaminación del agua. Desde 2017, 245 empresas en el poblado de Yangliuqing han sido cerradas, reubicadas o mejoradas.
   Bajo el sistema de jefe de río, un total de 40 cuadros de varios niveles están designados como jefes de río para la protección ambiental de la sección Xiqing del canal.
   "Recuperamos alrededor de dos toneladas de basura al día como máximo en el pasado, mientras que ahora se puede ver poca basura en el río a excepción de algunas hojas caídas", afirmó Yu Shengmin, de 57 años, que trabaja como limpiador a lo largo de la vía fluvial desde 2012.
   También se adoptan otras medidas, como dragar el canal del río, cultivar plantas que pueden absorber contaminantes, restaurar el terraplén de rocas y reparar las presas de caucho.
   En 2019, el gobierno local completó la construcción de redes subterráneas de tuberías de alcantarillado con varias estaciones de tratamiento de aguas residuales construidas en aldeas a lo largo del canal. Después de una serie de tratamientos, las aguas residuales domésticas que fluyen a través de las redes de tuberías subterráneas se vuelven aptas para el riego de las tierras agrícolas.
   Li Baolei, subjefe del Partido del poblado de Yangliuqing, expresó que la mejora del entorno del agua también induce beneficios económicos, ya que un cinturón comercial y cultural único ha surgido a lo largo del canal.
   "A medida que la vida de los aldeanos mejoró y más empresas se mostraron dispuestas a invertir aquí, realmente nos hemos dado cuenta de la esencia de la idea de que aguas claras y montañas verdes son tan valiosas como montañas de oro y plata", reflexionó Li.
11 de junio de 2020
Especial

Por Meng Yifei, Che Xiaohui, Zhou Ying y Lu Hao

GUANGZHOU, 5 jun (Xinhua) -- Entre parques industriales y relucientes rascacielos recién construidos en el distrito de Shunde, uno de los centros de la industria de los electrodomésticos en el sur de China, un gran bosque de bambú poblado de ardeidas se roba el espectáculo. Durante los últimos 20 años, Xian Quanhui ha dedicado buena parte de su tiempo a cuidar de las plantas y de las aves.

Este paraíso de garzas tiene una superficie de casi 11,7 hectáreas, equivalente a 16 campos de fútbol, 8,7 hectáreas de las cuales están sembradas con bambú.

Los bosques de bambú son el entorno preferido de las ardeidas. Cada año nacen en la arboleda casi 20.000 de ellas. A pesar de estar rodeado por calles concurridas y zonas residenciales, este edén aviar es un oasis de tranquilidad.

Famoso por su labor del cuidado de las aves, a Xian lo conocen como "niao shu", que en chino significa "el tío de los pájaros".

Habiendo crecido en el campo, Xian tenía una particular habilidad para armar andamios. En los años 90, debido a la aceleración de la urbanización, montar andamios se convirtió en una de las labores indispensables y mejor pagadas en el sector de la construcción. Por esto, el bambú, como materia prima fundamental, vio crecer rápidamente su cotización. Y ser el dueño de un bosque de esta madera se convirtió en el sueño de Xian.

En 1998, Xian alquiló 11,3 hectáreas de tierra y las plantó con bambú.

Sin embargo, inesperadamente, en el primer invierno después de la siembra los arbustos empezaron a llenarse de nidos. Entre más bambú plantaba Xian, más "huéspedes" llegaban a su bosque.

Es usual que las aves migratorias vuelen hacia el sur para escapar a los gélidos inviernos del norte, y normalmente ellas ya tienen identificadas las áreas en las que pueden establecer sus hogares mientras regresa la primavera y pueden volar de vuelta al norte. Pero un nuevo bosque constituía una tentación imposible de ignorar.

Ante esta realidad, Xian se encontró frente a un gran dilema: empezar a cortar el bambú para hacerse rico con los andamios o mantener el bosque y garantizar que las garzas tuvieran un lugar seguro donde pasar el invierno.

Bandadas de ardeidas descansan en las copas de los árboles del bosque sembrado por Xian Quanhui, en el distrito de Shunde de la ciudad de Foshan, en la provincia meridional china de Guangdong. (Xinhua/Wang Ruiping)

Su corazón de campesino se inclinó por la naturaleza, y por eso, desde 2003 no ha cortado un solo árbol de bambú, y les ha dado a las ardeidas, la especie que se instaló en su bosque, un hábitat natural.

"En el mundo hay mucha gente que tiene dinero, casas o automóviles. Ellos son más ricos que yo, pero yo tengo aves que ellos no pueden tener", dice entre risas.

Para mantener la ecología original y proteger a las aves, cavó un foso alrededor del arbolado y plantó grandes banianos, separando el bosque del mundo exterior.

"No tuve más remedio, la gente comenzó a aprovecharse", justifica. El canal cumplió con su objetivo inicial de detener a las personas que se robaban las aves, pero con el tiempo llevó a que en el bosque surgiera una ecología de humedal. Con alevines y camarones pequeños traídos por el mismo Xian, la zona se convirtió en una posada de ensueño para las garzas.

"Tengo dos hijos. Este bosque con los pájaros es mi tercer hijo", bromea.

En los 20 años que lleva protegiendo el entorno y las aves, Xian ha experimentado cambios notorios. "La gente está prestando cada vez más atención al medio ambiente, y la aplicación de la ley sobre el medio ambiente por parte del Gobierno se está volviendo más estricta. La cantidad de personas que participan en actividades para proteger las aves también crece día tras día", celebra.

En la actualidad, el paraíso de aves se ha convertido en un centro local de práctica social, atrayendo cada año a decenas de miles de estudiantes y amantes de la naturaleza a la observación de aves.

De acuerdo con Xian, el desarrollo de la urbanización hace que el número de edificios no pare de crecer, y eso hace aún más valioso el hábitat que él ha creado para las garzas.

Una garza alza vuelo en el bosque de bambú sembrado por Xian Quanhui, en el distrito de Shunde de la ciudad de Foshan, en la provincia meridional china de Guangdong. (Xinhua/Wang Ruiping)

"Muchos chicos vienen aquí con curiosidad y se emocionan al ver tantas aves. Quiero preservar este lugar para que los niños puedan acercarse a la naturaleza", afirma.

De acuerdo con la planificación urbana del distrito, el bosque de ardeidas de Xian ha sido incluido en un programa de espacios verdes y parques urbanos, y no será utilizado con fines residenciales, comerciales ni industriales.


  
05 de junio de 2020
Especial
Image Xian Quanhui navega por el riachuelo que él mismo hizo verificando la condición de las ardeidas. En 2003, Xian cavó un foso alrededor del arbolado y plantó grandes banianos, separando el bosque del mundo exterior. Este "paraíso de las ardeidas" está en el distrito de Shunde de la ciudad de Foshan, en la provincia meridional china de Guangdong. (Xinhua/Wang Ruiping)
CHANGSHA, 1 jun (Xinhua) -- Los drones que se utilizan para la agricultura han demostrado ser populares entre los horticultores en China.
   "Los drones son 10 veces más eficientes que las manos de obra calificadas y son económicos y amigables al ambiente", dijo Li Liping, un principal productor de cereales en la ciudad de Xiangxiang, en la provincia central china de Hunan.
   El campesino de 51 años, quien hace tres años aprendió a volar el dron, relató que ya no requería caminar entre las plantaciones para rociar y fertilizar pues la máquina ha reemplazado el trabajo manual.
   A medida que la epidemia de COVID-19 disminuye en China, los gobiernos locales alientan a los agricultores a expandir sus áreas de plantación y aumentar la producción. La ciudad de Xiangxiang, por ejemplo, está lista para ver una excelente cosecha de arroz temprano en el verano.
   Li ha cultivado unas 20 hectáreas de arroz temprano este año y espera un gran incremento del rendimiento de los granos con la ayuda de los drones.
   Xiao Jianliang, otro agricultor en Xiangxiang, también se ha beneficiado en gran medida del uso de drones en la agricultura.
   Xiao obtuvo su licencia para el dron a finales de 2017 tras un programa de capacitación intensiva de 15 días. Esta habilidad le ha traído ingresos adicionales debido a que la máquina aumenta la eficiencia en la siembra y la fumigación.
   Los granjeros como Li y Xiao figuran entre un número creciente de agricultores chinos quienes están introduciendo ideas más inteligentes e innovadoras para incrementar su producción agrícola.
   Son pilotos de drones expertos y capaces de diseñar rutas de vuelo y alturas más eficientes. Además, son capaces de analizar trayectorias de vuelo para llenar el vacío y calcular la cantidad precisa de fertilizantes y pesticidas para los terrenos.
   "Se está produciendo una revolución en la producción agrícola gracias a la mecanización y la agricultura inteligente intensiva, especialmente en las áreas pioneras de Xiangxiang", señaló Li Xiangping, especialista en agricultura en Hunan con experiencia de más de dos décadas en la gestión agrícola.
   Como se prevé que la demanda del dron aumente en los próximos años, los agricultores, incluidos Li y Xiao, también esperan que los aviones no tripulados se vuelvan más inteligentes y económicos, equipados con baterías de mayor duración. 
01 de junio de 2020
Especial
QUITO, 29 may (Xinhua) -- La tecnología china se ha convertido en un aliado estratégico de Ecuador en la atención de emergencias durante la crisis sanitaria que vive el país sudamericano desde marzo pasado por la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus, señaló el director general del Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, Juan Zapata.
   El funcionario ecuatoriano expuso en entrevista con Xinhua que la plataforma tecnológica china, con la que está dotada la principal central de respuesta inmediata e integral de Ecuador, ha sido un gran apoyo.
   En la actual emergencia derivada de la pandemia mundial del nuevo coronavirus, la entidad puso nuevamente a prueba su tecnología y experticia de su personal.
   Anteriormente, lo hizo con el terremoto de 7,8 grados que sacudió la costa norte de Ecuador en 2016, cuando gracias a su accionar salvó muchas vidas.
   "Su tecnología de punta ha sido fundamental para la coordinación de las instituciones en su territorio, porque todo prácticamente se ha hecho a través de videovigilancia", indicó Zapata, con relación al servicio ECU 911.
   El ECU 911 entró en operación en Ecuador en 2012 y en la actualidad cuenta con 16 centros de mando a escala nacional.
   La instancia articula en un mismo sitio a todas las entidades de seguridad y socorro ecuatorianas, además de contar con el número telefónico "911", gratuito y único, para una mejor velocidad de respuesta.
   El servicio está dotado de una plataforma tecnológica construida por la empresa China National Electronics Import & Export Corporation (CEIEC).
   La plataforma cuenta con un sistema de videovigilancia conformado por 5.800 cámaras instaladas e interconectadas en todo el país que envían imágenes en tiempo real a los centros de operación.
   Este servicio integrado es por tanto una herramienta clave para monitorear actividades que puedan generar situaciones de riesgo, además de incluir evidencia digital y analítica de video, reconocimiento facial y de placas.
   "El ECU 911 y su plataforma ha estado a la altura de las circunstancias", subrayó Zapata, en el contexto de la pandemia de la COVID-19, al explicar que es parte de la pirámide de atención de emergencias, junto con el Ministerio de Salud Pública y el Registro Civil.
   "Hemos aportado en cuanto a la data técnica estadística y, sobre todo, científica", dijo el funcionario, al anotar que eso facilita una pronta respuesta a eventos como el actual de la pandemia, que salen del escenario de las emergencias normales.
   Zapata detalló que desde el 12 de marzo pasado, un día después de que el gobierno declaró en emergencia sanitaria al país para evitar la propagación del virus, el ECU 911 ha recibido más de 2,4 millones de llamadas, de las cuales 840.000 corresponden a emergencias y de ellas 260.000 están relacionadas con la crisis sanitaria.
   La entidad asumió además nuevas responsabilidades en el marco de la pandemia que llevó al gobierno a imponer una cuarentena desde el pasado 17 de marzo, con un toque de queda y varias restricciones.
   Esta plataforma verifica conductas de la población como incumplimientos de la cuarentena, el toque de queda o restricciones vehiculares y aglomeraciones, además de coordinar el manejo en el levantamiento de cadáveres por COVID-19.
   Respalda, asimismo, la seguridad de corredores humanitarios que trasladan en autobuses a sus ciudades natales a quienes han llegado del extranjero y han cumplido 14 días de cuarentena obligatoria antes de reunirse con sus familiares.
   "Ese trabajo lo estamos haciendo a través de nuestras 5.800 cámaras de videovigilancia. Es decir, la tecnología ha estado puesta al servicio del COE (Comité de Operaciones de Emergencia) nacional y los COEs cantonales para la toma de decisiones", expuso.
   El COE nacional es el encargado del manejo de la emergencia sanitaria en el país, mientras que los COEs cantonales son entes de decisión política en cada cantón.
   La información generada por la videovigilancia sirve a estas instancias para el monitoreo de la cuarentena y la flexibilización de las restricciones hacia una "nueva normalidad" en ciudades y cantones, dependiendo de la tendencia de contagios.
   El entrevistado sostuvo en ese sentido que "si no hubiera existido el ECU 911, la situación sería muy compleja en la articulación de emergencias durante la crisis sanitaria", por lo que "en Ecuador nadie tiene duda de que la institución es muy indispensable".
   La pandemia a nivel mundial ha golpeado con fuerza al país sudamericano, que hasta el jueves sumó 38.471 casos y 3.313 fallecidos desde que comenzó en su territorio.
   "El ECU 911 vive un antes y un después de la pandemia. Este virus ha dado muchas lecciones en la articulación de emergencias, que las estamos aprendiendo y tenemos que poner en práctica para lo que viene", abundó el entrevistado respecto al desconfinamiento social paulatino.
   Por su parte, el ex subsecretario de Rehabilitación Social, Ricardo Camacho, dijo a Xinhua que el sistema de videovigilancia del ECU 911 es esencial para el manejo de la emergencia sanitaria.
   "La videovigilancia sí es un gran aporte para el tema de la salud, pero también para la seguridad, porque va a venir una explosión social después de la pandemia y la delincuencia volverá a actuar", señaló el experto en seguridad.
   El gobierno a su vez también ha elogiado el trabajo del ECU 911, cuyo rol ha sido clave durante la emergencia sanitaria en Ecuador.
   El mismo presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, ha señalado que la coordinación interinstitucional del ECU911 y el accionar inmediato "nos permite salvar vidas", al referir que "nada es más importante que la vida humana".
    Ecuador prevé relajar la cuarentena a partir del 1 de junio venidero y avanzar hacia el desconfinamiento paulatino, en una fase de distanciamiento social con protocolos, para reactivar la debilitada economía local, en que el sector productivo ha resultado muy golpeado por la pandemia.
29 de mayo de 2020
Especial