24 de November de 2020
ÚLTIMAS NOTICIAS:
Especial
LANZHOU, 20 nov (Xinhua) -- Con una chaqueta negra y un par de botas para la lluvia, Wang Wei, de 48 años, mueve raciones de pasto a la zona de alimentación de un granero bien iluminado y, luego de ingresar al sitio, utiliza un cepillo para masajear a sus vacas lecheras.

 

Aunque no utiliza sombrero de vaquero ni enormes hebillas en el cinturón, Wang y sus compañeros llevan un estilo de vida de vaqueros modernos, centrado en la cría de ganado en la aldea de Yayao, en el distrito de Chongxin, en la provincia noroccidental china de Gansu.

La cría de ganado resulta una tradición de larga data en la aldea de Yayao. Wang comenzó a pastorear el ganado junto a los aldeanos cuando todavía era un adolescente.

"En aquella época la gente criaba el ganado para arar y los pastores estaban por todas partes", recuerda.

Antes de la expansión de la mecanización agrícola, el ganado que tiraba del arado constituía la principal ayuda para muchos agricultores chinos.

"Agitando látigos mientras cantaban canciones, los aldeanos llevaban el ganado a las montañas. Cuando los animales estaban ocupados alimentándose, los vaqueros se reunían para charlar o jugar a las cartas", refiere Wang.

China lanzó en 2003 un proyecto para frenar la degradación de los pastizales naturales y devolver la vitalidad a estos espacios. Entre las medidas aplicadas estuvo la prohibición de que el ganado deambulara libremente por las montañas y Wang se convirtió entonces en un comerciante que recolectaba y vendía ganado.

"Viajé mucho, pero todavía me preocupaba perder dinero debido a las fluctuaciones del mercado. La vida no era nada fácil", asegura.

Animado por el Gobierno local, que había estado promoviendo la cría de animales para aliviar la pobreza, Wang utilizó la oportunidad de un cambio en 2015 y recomenzó su vida como vaquero luego de comprar dos cabezas de ganado.

Un solo tipo de alimento, métodos atrasados de reproducción y una variedad en envejecimiento, entre otras formas inexpertas de crianza, causaron que Wang tuviera un comienzo desigual, con una fertilización lenta y ganado de mala calidad.

En 2018, cuando llegaron los fondos para el alivio de la pobreza, la aldea comenzó a otorgar subsidios a los agricultores para la cría de ganado y más vaqueros locales tuvieron acceso a aprender nuevas técnicas.

Mediante el aprendizaje y la práctica constantes, Wang ha "domesticado" más de 40 cabezas de ganado utilizando un "poder blando", en lugar de la dura forma tradicional del azote.

Como el respaldo de unos 30.000 yuanes (4.500 dólares) en subsidios del Gobierno, el vaquero chino construyó un establo y aumentó la cantidad de ganado para carne.

Ahora Wang corre al establo una docena de veces al día, alimentando, limpiando, cepillando y masajeando sus animales como si tratara de hijos.

El aldeano es considerado en la actualidad como un experto en ganadería. "Puedo saber de un vistazo si el animal está sano o no", asegura.

Wang ganó  el año pasado alrededor de 100.000 yuanes por la cría de ganado, convirtiéndose en el mayor productor de granja en la aldea. Este año ha solicitado préstamos por 300.000 yuanes, dado que que está listo para expandir su negocio.

"Desde la producción y las herramientas de vida hasta los productos básicos, el ganado se ha convertido en una fuente de ingresos en la campaña contra la pobreza de nuestra aldea, donde las políticas preferenciales han traído un desarrollo a gran escala y un volumen de ventas estable", detalla Wang Zhifeng, secretario del Partido de la aldea de Yayao.

A finales de octubre, el distrito de Chongxin había construido 41 comunidades agrícolas estandarizadas y 269 establos para ganado, posibilitando que 935 hogares empobrecidos en Chongxin criaran 3.945 cabezas de ganado, según la oficina de agricultura y asuntos rurales del distrito.

"Mi hijo mayor solía trabajar en otras ciudades, pero regresó a casa este año para convertirse en un vaquero moderno y llevar una vida feliz con diligencia y sabiduría", se enorgullece Wang Wei.

  
20 de noviembre de 2020
Especial
Image Imagen del 25 de julio de 2020 de pastores guiando de regreso a su ganado perdido y recuperado en la pastura de Qianyangya, en el poblado de Koce de la prefectura autónoma tibetana de Gannan, provincia de Gansu, en el noroeste de China. (Xinhua/Du Zheyu)
GUIYANG, 19 nov (Xinhua) -- Aunque pueda parecer extraño, el chayote, una planta nativa de las Américas, se ha convertido en un ejemplo de los esfuerzos realizados por China para sacar a su población de la pobreza.

 

Entre las rocas de un árida ladera ubicada en Guizhou, en el suroeste de China, se entrelazan las trepadoras plantas de chayote sobre redes soportadas por pilares de cemento, y los tiernos frutos cuelgan entre las densas ramas.

Zhou Taixue, de 40 años de edad, y su esposa pasan todos los días trabajando duro para administrar seis mu de cultivos de esta planta exótica, lo que genera a la familia unos ingresos anuales de entre 60.000 y 70.000 yuanes (entre 9.160 y 10.687 dólares).

Gracias a la rentabilidad de este cultivo, en cinco años la familia de Zhou ha podido despedirse de la pobreza, construir una nueva casa y comprar un automóvil.

Nongyuan, el pueblo natal de Zhou, es una comunidad de las minorías étnicas de Miao y Buyi, situada en una zona desértica y rocosa entre las provincias de Yunnan y Guizhou, y la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi.

El paisaje Karst de la localidad, sustentado por piedra caliza que ha sido erosionada por disolución, produciendo crestas, torres, fisuras, sumideros y otros accidentes geográficos característicos, ha sido para generaciones de residentes la causa de la pobreza. Eran tan escasos los ingresos provenientes del cultivo del maíz que la mayoría de los jóvenes tenían que emigrar para ganarse la vida.

Para mantener a tres hijos en edad escolar, Zhou Taixue también se fue a trabajar en las zonas costeras. En 2014, se enteró de que algunos aldeanos se beneficiaban del cultivo del chayote en su tierra natal y planeó regresar al pueblo para intentar hacer lo mismo.

Ahora en Nongyuan se observa que las áridas montañas rocosas están cubiertas de enredaderas verdes, y la vitalidad de esta hortaliza deja atrás la desolación y la desesperación del pasado. En más de 10.000 mu (666.6 hectáreas) de tierras prosperan el cultivo del chayote y otras verduras entrelazadas, invernaderos de hongos comestibles, y la apicultura y elaboración de miel, formando una "agricultura tridimensional".

Esto ha permitido a los 242 hogares en la aldea de Nongyuan despedirse de la pobreza. Muchos habitantes que han salido del pueblo han vuelto para desarrollar sus industrias y sus ingresos han ido en aumento para poder permitir cuidar de la familia.

El chayote, originario de México, América Central y las Indias Occidentales, fue introducido en China en el siglo XIX y gradualmente se arraigó en el sur del río Yangtze. Debido a que su apariencia se asemeja a la "bergamota" o la fruta de la mano del Buda, los chinos le dieron un nombre auspicioso: "calabaza de la mano del buda".

A finales de septiembre de este año, una reunión del Comité Permanente local del Partido Comunista de China (PCCh) en Huishui, en la provincia de Guizhou, donde se localiza el pueblo de Nongyuan, transmitió en vivo a 16 países de América Latina en chino, inglés y español a través de un enlace de video en línea. El contenido del programa se centró en "La historia del Partido Comunista de China: La práctica del pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de Xi Jinping en Guizhou en la Nueva Era", producido por el Departamento Internacional del Comité Central del PCCh.

"¿Se deberá continuar expandiendo el área de siembra de chayote? ¿Cómo se podrá expandir efectivamente el mercado externo en el futuro? ¿Cómo mejorar el sistema de la preservación del fruto y la logística?". En torno al temario clave de "cómo hacer que la industria ayude a los agricultores a elevar sus ingresos", muchos líderes del comité local del Partido en Huishui y jefes de cargos públicos en los terrenos de agricultura, tecnología, marketing y otros departamentos llevaron a cabo un debate intenso.

El chayote, que se cultiva ampliamente en América Latina, se ha convertido en el foco de la toma de decisiones de los comités del Partido y los gobiernos de nivel local en China, e incluso promovió directamente el funcionamiento de todo el mecanismo de alivio de la pobreza. Más de 200 líderes de 16 países de América Latina, más de 70 partidos y organizaciones partidarias, esperaban que a través de esa transmisión en vivo se pueda descifrar el código mágico de China en cuanto al alivio de la pobreza.

Una campesina recoge chayotes en el pueblo de Nongyuan del distrito de Huishui, de la provincia suroccidental china de Guizhou, el 14 de octubre de 2020.(Xinhua/Tao Liang)

"El chayote se ha convertido en una industria importante que apoya el aumento continuo de los ingresos de los agricultores en el distrito de Huishui, y de los 82.000 habitantes de 108 pueblos de 13 pueblos y poblados que han logrado salir de la pobreza según lo programado. Pero esto no solo depende de una industria", señaló Xu Guangxin, subsecretario del Comité del Partido del distrito de Huishui.

Hace cinco años, Huishui era un distrito profundamente empobrecido en el oeste de China con una tasa de pobreza superior al 20 por ciento. Para permitir que cientos de miles de personas se despidan de la pobreza y vivan una vida segura y feliz, el distrito adoptó un proyecto integral de desarrollo económico y social con el alivio de la pobreza como prioridad y se concentró en lanzar una batalla feroz contra la pobreza.

"Gracias a los esfuerzos del gobierno en promover una agricultura de acuerdo con las condiciones locales, el chayote que se cultiva esporádicamente en el frente y detrás de las casas de los agricultores se ha convertido en una industria emblemática y de importancia", puntualizó Chen Lin, subdirector general de Huishui Lianjiang Hongyuan Agricultural Development Co., Ltd.

Según las encuestas realizadas por las autoridades, el chayote es un producto popular en el delta del río Perla y en el delta del río Yangtze, así como en los mercados del sudeste asiático. Es una planta que requiere poco manejo y una inversión pequeña, mientras que el efecto económico se observa rápido. Es un cultivo adecuado para las zonas kársticas.

A través de la investigación sobre el mercado y la tecnología, el distrito ha unificado la planificación industrial, los servicios técnicos, los estándares de la producción, la marca y la comercialización. Se ha establecido una cadena de valor con el fin de aportar al desarrollo del cultivo y expandir el mercado aceleradamente.

Por otra parte, Yang Feng, director de la Oficina de Alivio de la Pobreza del Huishui, afirmó que, al aprovechar la fuerte influencia de movilización del gobierno, el distrito ha invertido 9.800 millones de yuanes en cinco años para construir carreteras e instalaciones de conservación de agua, y renovar casas con medidas de seguridad.

Se ayudó a los residentes de las áreas montañosas a que se muden a nuevas zonas residenciales, y también se construyeron y mejoraron escuelas y hospitales. Se trata de una serie de medidas que han cambiado por completo la vida local, dijo Yang.

Además, el distrito envió a 3.019 funcionarios para llevar a cabo los proyectos en 201 aldeas, y se recortaron un 6 por ciento de los gastos administrativos parar asignar más fondos a la causa del alivio de la pobreza.

Debido a todos estos actos, el ingreso neto per cápita de los agricultores del distrito aumentó de 7.330 yuanes en 2014 a 11.988 yuanes a fines de 2019.

Un campesino acude al campo de chayotes en el pueblo de Nongyuan del distrito de Huishui, de la provincia suroccidental china de Guizhou, el 14 de octubre de 2020.(Xinhua/Tao Liang)

En abril de 2019, el gobierno provincial de Guizhou aprobó que Huishui dejara oficialmente de ser un "distrito afectado por la pobreza", quitándole la etiqueta de pobreza que había tenido durante muchos años.

Al igual que Huishui, a fines de 2019, Guizhou había sacado a un total de 8,92 millones de personas de la pobreza, avanzando desde la situación de ser la provincia con el mayor número de personas afectadas por la pobreza del país a convertirse en la provincia con mayor reducción de la pobreza.

Hasta el momento, los nueve distritos empobrecidos restantes en Guizhou están en la batalla final y se espera que todos salgan de la pobreza dentro de poco tiempo.

El papel que juega el chayote en el proceso del alivio de la pobreza en China ha sorprendido a los agricultores del otro lado del océano Pacífico.

En Xochimilco, una zona suburbana de la Ciudad de México, los antepasados de Judith Moreales han plantado el chayote durante siglos. El rápido crecimiento de la planta hizo que a veces se erradicara como "maleza". Nunca imaginó que este humilde "cultivo de apoyo" nativo podría convertirse en una importante industria económica para ayudar a aliviar la pobreza en China, donde la producción y comercialización precisas entre los gobiernos, las empresas y los agricultores han creado un éxito inesperado.

"Hemos aprendido sobre la experiencia de China en el cultivo del chayote, llevando a cabo modelos de siembra diversificados, aprovechando al máximo la tierra para cultivar diferentes tipos de hortalizas en diferentes lugares y plantándolas durante todo el año según las diferentes estaciones. China también promueve la producción agrícola. El modelo chino es muy interesante. Se puede emplear en Xochimilco y todo México", comentó Judith.   

Sao José do Vale do Rio Preto se encuentra en un valle a 800 metros sobre el nivel del mar en Brasil. Las adecuadas condiciones geográficas la convierten en una importante zona productora del cultivo del chayote.

José Batista, presidente de la Asociación de Agricultura Familiar de Sao José do Vale do Rio Preto, expresó que China tiene una gran población y que el cultivo de chayote es una buena manera de deshacerse de la pobreza.

Sao José ya ha logrado el éxito cultivando chayote, y los agricultores aquí también esperan que el chayote pueda lograr un mayor suceso en China y ayudar a la gente a deshacerse de la pobreza, subrayó.

La planificación científica, la toma de decisiones democrática, los recursos centralizados, los avances con enfoques centrados, y la participación en tiempo real en el lugar en el proceso del alivio de la pobreza inspiran a los líderes de los partidos políticos latinoamericanos que presencian la sabiduría y la experiencia detrás de los enormes logros de China en la causa.

Pedro Miguel González, secretario general del Partido Revolucionario Democrático de Panamá, manifestó que en la reunión del Comité Permanente del Comité del Partido del distrito de Huishui, líderes en diferentes campos tomaron decisiones colectivas a través de investigaciones en profundidad y discusiones reiteradas. Esto demuestra plenamente el proceso democrático de toma de decisiones del Partido Comunista de China y proporciona una buena respuesta a por qué China ha logrado tan grandes logros en materia de desarrollo.

Alejandro Moreno Cárdenas, presidente del Partido Revolucionario Institucional de México y presidente de la Asamblea Permanente de Partidos Políticos Latinoamericanos, cree que "el eliminar la pobreza no es una retórica que incite a la opinión pública".

El problema de la pobreza se transmite de generación en generación debido a la falta de un sistema económico y social eficaz. Sólo mediante la formulación de políticas científicas y su implementación por los partidos políticos se puede lograr un verdadero éxito en la erradicación de la pobreza, destacó Moreno Cárdenas.

Juan Carlos Latorre, presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América, sostuvo que la práctica del alivio de la pobreza en Guizhou ha cambiado la pobreza natural causada por el entorno geográfico y las condiciones de vida en el sentido tradicional. También expresó la importancia de que América Latina aprenda de la experiencia de China en la reducción de la pobreza.

"En la práctica de la batalla decisiva de China contra la pobreza, el Partido Comunista de China y el gobierno conceden gran importancia a la protección del derecho de las personas a la educación, el acceso a los servicios de salud pública y el derecho a una vivienda segura", indicó.

"La experiencia de desarrollo de Guizhou y los logros obtenidos por China durante 40 años desde la reforma y la apertura demuestran una vez más que el partido gobernante puede lograr un alivio efectivo de la pobreza solo cuando dispone de una gobernanza fuerte e introduce políticas a favor de los intereses del pueblo," sostuvo Latorre.

A su vez, Latorre calificó el ejemplo de China como "muy digno" y afirmó que vale la pena que los países latinoamericanos lo tomen como objeto de aprendizaje.

  
19 de noviembre de 2020
Especial
Image Los campesinos empacan chayotes en el pueblo de Nongyuan del distrito de Huishui, en la provincia suroccidental china de Guizhou, el 14 de octubre de 2020. Las autoridades locales están mejorando la estructura de la industria agrícola para facilitar la plantación de chayotes. En la actualidad, el área de siembra de chayotes cubre 52.000 mu (3.467 hectáreas) en Huishui, elevando los ingresos de más de 12.000 familias. (Xinhua/Tao Liang)
MARCOS PAZ, Argentina, 4 nov (Xinhua) -- Un municipio rural de la provincia de Buenos Aires debutará como primera y única localidad de Argentina en la III Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, por sus siglas en inglés), que se llevará a cabo en la ciudad de Shanghai del 5 al 10 de noviembre.

Por Victoria Argüello

 

Se trata de Marcos Paz, un distrito de aproximadamente 65.000 habitantes que está radicado en las afueras de la capital federal y que llevará tres de sus numerosos productos alimenticios, provenientes de pequeñas y medianas empresas, al "stand" de Argentina a la primera exposición dedicada a la importación en el mundo.

El municipio estará representado por los alfajores "Capricho" de la empresa Don Alfa, las tostadas "Manieri" y una réplica no comestible de una pieza del jamón crudo argentino elaborado por la empresa El Artesano, que es de calidad prémium y único en su denominación de origen.

"Surgió esta invitación a la feria internacional de Shanghai, se fue articulando rápidamente y por suerte se concretó, y un poco después cuando hacíamos la presentación nos enteramos de que éramos el único representante en la feria que era un estado municipal", dijo a Xinhua el intendente de Marcos Paz, Ricardo Curutchet.

"Es un honor y un orgullo, y esperamos que este sea el puntapié inicial para muchos eventos y presencias más. Estamos muy confiados de que esta presencia en Shanghai, en China, sea un disparador de oportunidades comerciales para estas tres empresas que están participando presencialmente", agregó.

La participación se concretó tras diversas reuniones entre la municipalidad, la Embajada de China en Argentina y la Embajada de Argentina en China.

Curutchet explicó que ya hay importadores chinos quienes han hecho consultas con el distrito y sus empresas participantes para la eventual importación, desde el país asiático, de carne fresca de cerdo, tostadas, alfajores y otros productos "que van más allá de lo que se presentará en la exposición".

Tostadas listas para ser envasadas sobre una cinta transportadora en la planta de elaboración de tostadas Manieri & Rossi, en la ciudad de Marcos Paz, Argentina. (Xinhua/Martín Zabala) 

"Tenemos una mirada muy particular de lo que es el estado, no es solamente la relación internacional, es acompañarlos (a los pequeños empresarios) en el proceso de la exportación. Durante la pandemia, nuestras empresas siguieron exportando hacia distintos destinos del mundo y el estado siempre los acompaña", enfatizó.

Aproximadamente el 90 por ciento de las empresas de Marcos Paz se dedican a la producción alimentaria con énfasis en los productos porcinos y lácteos, pero en los últimos años la meta ha sido la generación de mayor valor agregado en este rubro, explicó Curutchet.

Por su parte, el encargado de producción de Don Alfa, Horacio Rodríguez Diego, manifestó que la CIIE es un "desafío" por acercar a las empresas locales a un mercado "enorme" como el de China.

"Nuestra participación ha sido una noticia que nos conmovió bastante, aún no sabemos cómo impacta el alfajor en China, pero tenemos la expectativa de poder crear un mercado partiendo de conocer el gusto de los consumidores chinos", expresó.

Para el empresario, la tercera edición de la CIIE es una "gran oportunidad" para poder realizar este primer acercamiento con los consumidores, y eventualmente poder concretar los primeros negocios.

Conocida como "la ciudad del árbol", la ciudad de Marcos Paz, cabecera del municipio homónimo, se distingue por sus paisajes rurales, la serenidad de sus habitantes y un espíritu productivo, virtudes que no se contradicen con su deseo de abrirse al mundo y de ganar cada vez más presencia en el ámbito internacional.

  
04 de noviembre de 2020
Especial
Image Un empleado portando una mascarilla mientras coloca sal sobre piezas de jamón crudo en la cámara de salado de la planta de procesamiento de jamón crudo argentino de la empresa El Artesano, en la ciudad de Marcos Paz, Argentina. (Xinhua/Martín Zabala)
BOGOTÁ, 4 nov (Xinhua) -- La compañía Basal Trading, por medio de su plataforma Basal Agro Business, llevará por segundo año consecutivo productos del agro colombiano a la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, por sus siglas en inglés) que se realizará del 5 al 10 de noviembre en Shanghai, China.

Por César Mariño García y Gao Chunyu

 

Chocolates finos, cafés especiales, aceites vegetales y confituras hacen parte del portafolio con el que esta compañía representará a Colombia en la feria por medio de marcas aliadas que garantizan estándares de óptima calidad y posible abastecimiento para el mercado del país asiático.

Junto a las entidades aliadas Procolombia y la Cámara Colombo China de Inversión y Comercio, Basal Trading ha desarrollado un plan de trabajo para asistir a la CIIE y establecer contactos comerciales que posibiliten la reactivación económica de las empresas colombianas que hacen parte de su portafolio.

En este propósito han sido de vital importancia las nuevas modalidades de negocio virtual que han alcanzado un fuerte impulso tras la aparición de la pandemia.

"Con nuestra línea de negocios Basal Agro Business nos hemos dado cuenta, en más de diez años de experiencia que ya llevamos en este país, cómo es la forma en que está consumiendo el cliente chino, dijo en entrevista con Xinhua Juan Camilo Basto, cofundador de Basal Trading.

Explicó que la empresa ha pasado de los canales tradicionales a los digitales y el comercio electrónico transfronterizo a través de plataformas chinas como WeChat, Alibaba y otras especializadas en alimentos.

"Nuestros productos tienen una gran oportunidad para llegar a través de estos canales. Hemos realizado alianzas con canales digitales especializados en alimentos. Sabemos por estudios del gobierno chino que más del 40 por ciento de los productos que se consumen entre los jóvenes de entre los 20 a los 30 años son importados y la categoría de alimentos está en primer lugar", agregó.

El pasado 17 de octubre llegaron a China 300 kilos de los productos de esta compañía que se ofrecerán como degustación durante la CIIE.

Basal Trading se estableció hace diez años en la ciudad de Guangzhou y desde allí ha estudiado las características del mercado chino para que sus marcas aliadas en Colombia desarrollen productos que satisfagan a sus clientes y logren consolidar su presencia en ese país.

Sobre la preparación de la compañía para participar en la CIIE, Basto señaló que "ha sido una planeación estratégica, hemos trabajado por más de diez meses, esta es nuestra segunda participación en esta gran feria y vamos a estar allá con más de siete empresas de la agroindustria de Colombia en nuestro gran pabellón de más de 62 metros cuadrados".

"Vamos a llevar lo mejor del campo colombiano, estamos trabajando en la selección de productos ganadores, estamos llevando productos con gran valor agregado que generen un impacto económico en la canasta exportadora de nuestro país y también estamos trabajando en la diversificación de las exportaciones de Colombia", concretó.

Con la participación de Basal Trading en la CIIE, más de 500 familias colombianas, en su mayoría productoras del campo de los departamentos de Tolima, Huila, Risaralda, Cundinamarca y Antioquia resultan beneficiadas con la importación de sus productos y la elevación permanente de sus índices de calidad necesarios para hacer parte del mercado chino.

  
04 de noviembre de 2020
Especial
Image La plaza sur del Centro Nacional de Exposiciones y Convenciones de Shanghai, en Shanghai, en el este de China. (Xinhua/Fang Zhe)
MADRID, 2 nov (Xinhua) -- Las exportaciones a China pueden ayudar a empresas españolas a recuperarse de la actual crisis provocada por la COVID-19, según dijeron a Xinhua responsables en el sector de exportación y producción de España en vísperas de la III Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, siglas en inglés).
   El presidente del Club de Exportadores e Inversores de España, Antonio Bonet, explicó que el comercio exterior ha caído "en todo el mundo por la pandemia y en España las exportaciones cayeron entre enero y agosto alrededor de un 14 por ciento".
   Sin embargo, agregó que durante el mismo período, el comercio con China "aumentó aproximadamente un 18 por ciento, por lo que los datos de las ventas españolas a China son buenos".
   Uno de los productos españoles que ha visto crecer enormemente en la demanda en China es la carne de cerdo. Bonet comentó que hubo un "crecimiento del 200 por ciento" en las exportaciones españolas de productos porcinos a China.
   "España tiene un nivel de producción importante; tiene calidad y buenos precios, por eso hemos visto este año que las exportaciones han aumentado", explicó a Xinhua.
   Mientras tanto, la exportación de productos farmacéuticos españoles a China también ha crecido en un "70 por ciento", afirmó Bonet, quien agregó que no hay ningún secreto para encontrar un mercado en el país asiático.
   "Se trata de invertir, de posicionar bien el producto, hacer buena publicidad y tener presencia", comentó, agregando que es necesario tener una relación cercana con los clientes.
   "Hay que visitar a los clientes y ofrecerles lo que necesitan. Aconsejaría a las empresas que vayan a China porque hay muchas oportunidades", dijo.
   Muchas de estas oportunidades se deben a varios factores clave, explicó, detallando que "China es un país enorme donde la clase media es cada vez más importante. La clase media tiene un gusto más sofisticado y le gustan los productos de calidad".
   "No les importa pagar un poco más si el producto tiene más valor. Entonces, cualquier empresa española que tenga productos de calidad con buena imagen tiene buenas perspectivas", insistió Bonet.
   Recalcó a su vez la necesidad de "un sistema multinacional de reglas comerciales que sean iguales para todos, de modo que la competencia sea justa y no se base en distorsiones, pero el comercio es bueno para todos y el crecimiento de China ha sido bueno para todos".
   Por su parte, María Naranjo, directora de Alimentación, Vinos y Gastronomía del ICEX, entidad pública empresarial de ámbito nacional para la exportación y las inversiones, y que tiene como objetivo promover los productos y empresas españolas en el exterior, dijo a Xinhua que la pandemia ha "tenido un impacto claro" en la economía y que en los primeros seis meses de 2020, "las exportaciones cayeron en la sección de alimentos".
   Sin embargo, explicó que debido a que la alimentación es una "necesidad básica" para todos, el sector ha sufrido menos que otras partes de la economía.
   España produjo alimentos y bebidas por valor de 119.000 millones de euros en 2019, un 2 por ciento más que el año anterior y la cifra más alta en diez años. La crisis del coronavirus lastrará su buena evolución, con una caída estimada del 8 por ciento, dejando el mercado en niveles inferiores a los de 2016.
   El escenario pesimista dejaría unas pérdidas de 11.000 empleos directos y hasta 23.000 indirectos.
   De las 30.730 empresas que componen el sector, la crisis provocará el cierre de alrededor de 800, en su mayoría pymes, según las previsiones de la patronal de la industria de alimentación y bebidas, FIAB, presentadas en junio, junto al secretario general de alimentación del Ministerio de Agricultura.
   En 2019, España exportó productos agroalimentarios por valor de 32.360 millones de euros, un 6 por ciento más que el año anterior. La balanza comercial volvió a ser positiva, con un superávit de 9.600 millones de euros.
   Hace unos años que España venía exportando el 90 por ciento de sus productos agroalimentarios a la Unión Europea. Hoy ese mercado supone un 67 por ciento, con esos productos exportándose principalmente a Francia (15 por ciento), Italia (11 por ciento) y Portugal (11 por ciento).
   El resto va a países como China (7 por ciento), Estados Unidos (6 por ciento) y Japón (3 por ciento). Además, se ha visto un incremento en el número de empresas que exportan, según la patronal.
   La tercera CIIE se celebrará entre el 5 y el 10 de noviembre en Shanghai.
02 de noviembre de 2020
Especial
BEIJING, 27 oct (Xinhua) -- "Lo que estamos haciendo es una inversión para que la gente conozca que Colombia tiene carne de cerdo de muy buena calidad, para que cuando nos abran el mercado chino ya tengamos avanzado los contactos comerciales", explica a Xinhua Matías Villalba, gerente general de la colombiana Comercializadora Internacional Porkco.

 

Para los exportadores latinoamericanos, el mercado chino es un vasto "océano azul", y la tercera edición de la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, por sus siglas en inglés), que se realizará del 5 al 10 de noviembre en la ciudad oriental china de Shanghai, será la puerta de entrada.

La segunda edición de la feria tuvo resultados fructíferos. Miel chilena, aguacate colombiano, limón argentino, etc. Los productos latinoamericanos han comenzado a ingresar recientemente al mercado chino, enriqueciendo la oferta y aumentando la confianza de las exportaciones agrícolas latinoamericanas.

Hasta la fecha, se ha aprobado la entrada a China de más de 20 tipos de frutas de 10 países latinoamericanos, según los datos de las aduanas chinas.

El embajador de Cuba en China, Carlos Miguel Pereira, afirmó que en la última CIIE, Cuba y China firmaron 14 acuerdos de cooperación para promover la exportación de productos agrícolas cubanos al país asiático, y confió en que en la tercera edición se pueda ampliar la cooperación en comercio de servicios, en campos como atención médica, educación y turismo.

 Imagen del 6 de noviembre de 2019 de personas probando los vinos en el pabellón de Chile en la segunda Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE), en Shanghai, en el este de China. (Xinhua/Fan Peishen)

La primera y segunda edición de la feria permitieron "avances concretos" en la creación de los vínculos comerciales necesarios para el inicio de exportaciones desde Argentina, pero este año se abre una "ventana" para que esos productos sean cada vez de mayor calidad, sostuvo el gerente de Exportaciones para Asia de la firma Casarena Bodegas y Viñedos, Nicolás Perinetti.

Durante su participación en la edición de 2019, Casarena Bodegas y Viñedos logró cerrar nuevos negocios por aproximadamente 350.000 dólares al igual que ampliar su red de distribución de vinos de calidad "premium" a nuevas provincias chinas como Zhejiang, Anhui, Shandong y Hubei, contó Perinetti.

"Alrededor del 40 por ciento de nuestras exportaciones tienen como destino a China, y aspiramos incrementar esa cifra hasta el 50 por ciento", comentó. Y esta tercera edición, afirmó, posibilitará ampliar la comercialización hacia cada vez más provincias en un mercado que, más que importante, es "estratégico" para los productos de valor agregado que puede ofrecer Argentina.

Entre tanto, Santiago Duque, coordinador de mercadeo y ventas de la empresa Buencafé Liofilizado, que participará en la edición de 2020 de la exposición, subrayó que "la CIIE es muy importante para nuestro producto, porque el mercado chino es un mercado con un potencial enorme en el consumo de café soluble de alta calidad como lo es el colombiano".

"Colombia es rica en recursos agrícolas y espera expandir aún más el mercado chino para su café, chocolate, refrigerios bajos en grasa, dulces, puré de frutas, vino, flores, madera de alta calidad y otros productos en el futuro", indicó Natalia Tobón, consejera comercial de la Embajada de Colombia en China.

Pese a los efectos negativos de la pandemia de COVID-19, la recuperación de la economía china y el retorno a la normalidad de sus habitantes brinda nuevas proyecciones a la gama de productos latinoamericanos que se dirigen al país asiático.

Según el Servicio Nacional de Aduanas de Chile, las exportaciones totales chilenas cayeron un 9,1 por ciento de enero a agosto del año en curso, sin embargo, los envíos a China aumentaron un 9,8 por ciento, y el país se mantuvo como el principal comprador, con el 35 por ciento del total de las exportaciones realizadas por Chile.

Las cerezas chilenas lograron otra vez cifras históricas durante la temporada 2019-2020, en que China fue un consumidor clave.

Visitantes esperan para probar una rodaja de piña de Panamá en el área de exposición de Alimentos y Productos Agrícolas en la segunda Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE), en Shanghai, en el este de China, el 9 de noviembre de 2019. (Xinhua/Cai Yang)

"China es el mayor ocupante de comercio electrónico del mundo, cuatro veces más grande que Estados Unidos. El año pasado se vendieron en productos frescos 45.000 millones de dólares a través del comercio electrónico", señaló el embajador de Chile en China, Luis Schmidt, respecto de este canal de compra utilizado en un principio por los más jóvenes, pero que por la crisis sanitaria se extendió a toda la población.

Aseguró que actualmente, desde la Embajada chilena trabajan en conjunto con las plataformas chinas JD.com y Pinduoduo para potenciar la venta de vino y otras frutas, y posicionar la oferta nacional en el exterior. También se hará promoción a los limones y naranjas chilenas en la cadena de supermercados del Grupo Alibaba, tras haber ingresado a ese país más de 380.000 cajas con estos productos.

El director de la Sección Internacional para Asia y Oceanía del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), Agustín García Rechy, aseguró que si bien este año ha sido complicado por la COVID-19 para el sector privado, los empresarios no pierden el entusiasmo en hacerse presentes en la CIIE "de manera virtual en encuentros 'uno a uno' con posibles futuros clientes en China".

El directivo detalló que ahora se está acordando con el Bank of China que se mantenga el mismo número de empresas mexicanas participantes a la pasada edición, de entre 50 y 55 firmas, a través de reuniones virtuales, y con un "potencial a crecer a un grupo de 70 empresas".

"Sin duda la apertura creciente de China traerá importantes oportunidades para América Latina. El aumento de la calidad de vida de los ciudadanos chinos significará una creciente demanda por productos importados, de los cuales América Latina puede ser un importante proveedor", concluyó Santiago Bustelo, politólogo y investigador argentino del Centro de Estudios Argentina-China (CEACh) de la Universidad de Buenos Aires. Fin

(Contribuyeron a esta información los corresponsales de Xinhua Dang Qi en Beijing, César Mariño García y Gao Chunyu en Bogotá, Yin Nan en Santiago de Chile, Victoria Argüello en Buenos Aires, y Edna Alcántara y Wu Hao en Ciudad de México)

  
27 de octubre de 2020
Especial
Image Imagen del 6 de noviembre de 2019 de personas visitando el pabellón de Colombia en la segunda Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE), en Shanghai, en el este de China. (Xinhua/Fan Peishen)
GUANGZHOU, 23 oct (Xinhua) -- Despertador con inteligencia artificial, cepillo de dientes eléctrico, cafetera, celular, computador, automóvil... El colombiano Juan Camilo Basto utiliza estos productos todos los días y todos tienen algo en común: la etiqueta de "Hecho en China".

Por Meng Yifei y Zhou Qiang

 

Basto es un empresario y consultor que llegó a China en 2008 y al año siguiente decidió establecer en Guangzhou, capital de la provincia meridional de Guangdong, una empresa dedicada a la exportación e importación de productos y servicios. Su compañía funciona con el modelo de "back office (sin contacto directo con el cliente)" y lleva a cabo trabajos de representación entre los mercados de China y Colombia.

Aunque el emprendedor y su familia no han podido volver a Guangzhou debido a la epidemia de neumonía COVID-19, los productos chinos que pueden ver por todas partes en su país los hacen sentir que todavía están "muy cerca de China", a pesar de los miles de kilómetros de distancia.

Gustavo Cáceres, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-China, comparte el mismo sentimiento.

"En las carreteras se ven camiones y autobuses fabricados en China, y ahora cada vez más consumidores optan por comprar automóviles de marcas chinas", comenta.

El año pasado se llevó a cabo la primera edición de Expo China Motors en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, donde 18 fabricantes chinos del sector presentaron más de 25 modelos. Unos 20.000 visitantes recorrieron las instalaciones durante los cuatro días de la feria.

"De los automóviles vendidos en Ecuador en 2019, las marcas chinas representaron mas o menos el 20 por ciento", señala Cáceres. "En el pasado, la gente prefería automóviles de Europa, Estados Unidos, Japón o Corea del Sur, pero en los últimos tres años los automóviles de marcas chinas han ganado el favor de los consumidores ecuatorianos por su excelente calidad y buen precio".

En Bogotá, Medellín, Cali y otras ciudades de Colombia, los taxis y autobuses eléctricos de marcas chinas pintan un paisaje "verde". "Estos vehículos ayudan a mejorar la estructura energética del transporte público y a hacer las ciudades más limpias y sostenibles", asegura Basto.

Conductor posa durante una presentación de los primeros autobuses eléctricos en la ciudad de Cali, Colombia, el 10 de septiembre de 2019. (Xinhua/Jhon Paz)

Los equipos electrónicos de menor tamaño de China también se están ganando el favor del mercado latinoamericano. "Afectadas por la epidemia, muchas personas deben estar en cuarentena o realizar teletrabajo, así que la demanda de equipos electrónicos ha aumentado considerablemente", comenta el ecuatoriano Cáceres.

"Después de que controló la epidemia, China reanudó de inmediato la producción, con lo que ha mantenido la estabilidad de la cadena de suministro y ha contribuido a la recuperación de la economía mundial", añade.

La importación de productos chinos con alto valor agregado y desarrollo resulta uno de los principales negocios de la empresa de Basto. "Hemos estado cooperando con proveedores chinos desde 2010. Cada año participo en la Feria de Cantón (Feria de Importación y Exportación de China), que me ayuda a mantener el contacto con antiguos socios comerciales y conocer a otros nuevos", refiere.

Con el fin de prevenir y controlar efectivamente la epidemia y crear oportunidades para la cooperación comercial a nivel mundial, la edición 128 de la Feria de Cantón se celebra actualmente en línea. La edición anterior, en junio pasado, se llevó a cabo de la misma forma.

En un evento de promoción comercial en la Feria de Cantón, dos participantes visitan la página web oficial de la exposición, el 16 de octubre de 2020. (Xinhua/Deng Hua)

Aprovechando las nuevas tecnologías, se ha establecido una plataforma en directo las 24 horas del día para los expositores, quienes pueden sostener conversaciones cara a cara en línea con los comerciantes participantes y promover sus productos ante potenciales compradores de todo el mundo.

La feria, que se inauguró el jueves 15 y tiene una duración de diez días, cuenta con 50 áreas de exhibición que abarcan 16 categorías de productos. Aproximadamente 26.000 expositores, tanto nacionales como extranjeros, toman parte en el certamen. El evento cuenta con más de 2,4 millones de productos en exhibición, de los cuales alrededor de 700.000 son nuevos.

"En 2013 participaron en la Feria de Cantón un total de 45 empresas ecuatorianas. El año pasado ya fueron 80. Este año, antes de la apertura, recibimos una lista de más de 2.000 inscripciones", subraya Cáceres.

Una empresa textil de Guangzhou presenta los beneficios de sus prendas de vestir a través de una transmisión en vivo en línea, 15 de octubre de 2020. (Cortesía)

Según datos aduaneros, en 2019 el volumen del comercio entre China y América Latina y el Caribe fue de 317.370 millones de dólares, lo que constituye un aumento interanual del 3,3 por ciento.

En desglose, las exportaciones de China a América Latina se situaron en 151.970 millones de dólares, con un aumento del 2,1 por ciento interanual, en tanto que las importaciones por parte del país asiático fueron de 165.400 millones de dólares, marcando un aumento interanual del 4,4 por ciento.

"El desarrollo de China no puede separarse del mundo, y el desarrollo del mundo también necesita a China", advierte Jaime Suárez, director ejecutivo de la Cámara Colombo China de Inversión y Comercio.

"Con el rápido desarrollo de la economía de China, cada vez más productos con tecnología de punta y de alta calidad han ingresado al mercado latinoamericano, brindando más oportunidades de cooperación entre empresas latinoamericanas y chinas, y proporcionando opciones más diversas a los consumidores latinoamericanos", asegura Suárez.

  
23 de octubre de 2020
Especial
Image Evento de promoción comercial en la Feria de Importación y Exportación de China, también conocida como la Feria de Cantón, donde proveedores y compradores negocian, el 16 de octubre de 2020. (Xinhua/Deng Hua)
SANTIAGO, 16 oct (Xinhua) -- Chile proyecta este año una caída de la economía de hasta 5,5 por ciento, menos profunda que el pronóstico anterior, gracias al levantamiento gradual de las restricciones por la pandemia del nuevo coronavirus, los estímulos al consumo interno y la pujante demanda minera de China, según la consideración de analistas.
   De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), China será la única economía principal cuyo Producto Interno Bruto (PIB) logrará crecer en 2020, "lo que para Chile resulta favorable, porque es el principal mercado para los productos chilenos", dijo a Xinhua el ex directivo del Banco Central chileno, el economista Hugo Fazio.
   El también director del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (CENDA)  destacó que "en el cuadro de recesión mundial hay excepciones como China", cuya contribución a la economía chilena "es extraordinariamente fuerte".
   Fazio, quien además es académico de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, sostuvo que ello influye en que la caída del PIB chileno "no sea más grande", en el marco de la más profunda crisis sanitaria y económica del siglo por la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).
   Las estimaciones del Ministerio de Hacienda de Chile son más optimistas que las proyectadas por el FMI en su informe Perspectivas de la Economía Mundial.
   El FMI estimó una caída de la economía chilena del 6 por ciento, mientras que el Banco Mundial (BM) proyectó un retroceso del 6,3 por ciento, según el documento "El costo de mantenerse sano", que analizó el impacto económico de la pandemia de la COVID-19 en los países de la región latinoamericana.
   El FMI puso énfasis en el aumento del 14,4 por ciento hasta agosto pasado en el precio del cobre, debido a un "creciente optimismo sobre la recuperación económica de China, la caída de los inventarios y las interrupciones del suministro en países productores" como Chile y Perú.
   El entrevistado enfatizó que para el país sudamericano "la minería es muy importante, porque el principal producto de exportación es el cobre y la minería implica la mitad de las exportaciones totales. Ahí China es el mercado principal".
   Entre enero y septiembre de este año, las exportaciones a China del sector minero chileno representaron el 77,9 por ciento de los envíos totales al país asiático, con 14.042 millones de dólares recaudados y un alza anual de 17,9 por ciento, según cifras del Servicio Nacional de Aduanas de Chile.
   Por su parte, el economista chileno Francisco Castañeda comentó al respecto que el "apetito pujante" del país asiático por mercancías, alimentos y materias primas como el cobre, ha impulsado el valor del metal rojo hasta los 3 dólares la libra (0,45 kilogramos), lo que ha "contenido una caída aún más severa de la economía chilena" a la fecha.
   El también director de la Escuela de Negocios de la Universidad Mayor indicó que la actividad minera se ha expandido en lo que va del año un 2,4 por ciento, lo que evidencia un impacto menor sobre este sector productivo, que nunca paralizó de manera total su labor extractiva durante la emergencia sanitaria.
   Con estos antecedentes, el economista Guillermo Pattillo mencionó que el tercer trimestre de 2020 "se viene mejor de lo que se esperaba hace unos meses atrás".
   Dijo que será mejor al ir "retomando ciertos niveles de actividad" a medida que avanza el control de la pandemia de la COVID-19 en Chile, luego de un retroceso de 14,1 por ciento del PIB chileno en el segundo trimestre, la peor caída desde la crisis económica de la década de los años 80 del siglo pasado.
   "Se están gradualmente abriendo más actividades, se va recuperando un grado de normalidad creciente, lo que es un aporte relevante a la actividad", consideró Pattillo.
   "Sin duda que la situación hoy se ve notablemente mejor a lo que podíamos prever en junio o mayo de este año, cuando no había certeza sobre cuándo se iba a acabar el desconfinamiento", afirmó el académico de la Universidad de Santiago y ex director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).
   A su juicio, tal dinamismo ayudará a revitalizar los sectores más azotados por las medidas sanitarias como el turismo, el transporte, los servicios, la construcción y el comercio minorista, entre otros.
   En agosto pasado, la actividad económica de Chile tuvo una caída anual del 11,3 por ciento, mayor a lo esperado por el mercado, pero con una "velocidad creciente" de 2,8 por ciento respecto del mes previo, según el Banco Central.
   Aunque los números se mantienen negativos, la entidad destacó que el comercio "continúa experimentando una mejora importante", al levantarse en forma gradual las cuarentenas y ciertas restricciones sanitarias, junto con el estímulo a la demanda interna que significó el retiro del 10 por ciento de los fondos previsionales.
   Al Gobierno chileno le preocupan los 1,8 millones de puestos laborales destruidos por la pandemia, lo que ubicó la cifra de desempleo en 12,9 por ciento en el trimestre junio-agosto,  por lo que hace unas semanas se impulsó un plan por 2.000 millones de dólares para incentivar la contratación y reincorporación de trabajadores.
   De acuerdo con los expertos consultados, a la "incertidumbre" se suma este año la continuidad de las manifestaciones sociales y el plebiscito del próximo 25 de octubre sobre una nueva Constitución, proceso que "mantiene atentos a los inversionistas".
   Para 2021, el gobierno chileno espera una recuperación económica en torno al 5 por ciento, en lo que se avizora será "un enorme desafío" para la política fiscal nacional.
16 de octubre de 2020
Especial
SANTIAGO, 8 oct (Xinhua) -- Académicos de América Latina reflexionaron sobre el impacto de la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en la región y las oportunidades de cooperación con China en materia tecnológica y de salud.

 

A través del libro "Pandemia, efectos en América Latina y la interacción con China", los expertos consideraron que la relación entre ambas regiones en estos meses ha demostrado que la distancia ya no es un obstáculo mayor y que son más fuertes las razones y oportunidades de contacto frente a temas de agenda común.

El escrito fue lanzado virtualmente el martes desde Santiago de Chile e incluye aportes de académicos de 11 países latinoamericanos y caribeños, convocados por el ex embajador chileno en China y director del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre China (Celc), de la Universidad Andrés Bello del país sudamericano, Fernando Reyes Matta.

"Se trata de la primera reflexión latinoamericana en conjunto respecto de esta pandemia que nos determina tantas perspectivas hacia el presente, pero sobre todo a los tiempos que vienen", señaló Reyes en la presentación, que contó con la asistencia de expertos y diplomáticos latinoamericanos.

El editor introdujo que la pandemia del nuevo coronavirus desnudó "una crisis previa, extendida por todos los países de Latinoamérica" y dejó al descubierto los problemas de pobreza, gestión pública, infraestructura y, sobre todo, de acceso y capacidad de los sistemas de salud y educación.

Lo anterior quedó plasmado en el texto en el que los autores describen la situación vivida en sus países y su relación con China en la etapa más dura de la crisis sanitaria, a la vez que proponen nuevas áreas de cooperación en materia de transferencia de conocimientos y tecnología, formación y capacitación, con la idea de apuntalar el desarrollo posterior.

En la ceremonia, el ex canciller boliviano, Gustavo Fernández, repasó los impactos de la COVID-19 en la región "más desigual del mundo", al tiempo que valoró la actitud de China frente a la situación global.

"China consoló, sufrió y venció la crisis. Marcó pautas globales sobre las medidas preventivas, tomó ventaja en la investigación de la vacuna y finalmente llevó cooperación técnica y científica a otros países para combatir la emergencia", dijo el funcionario.

Un miembro de la Policía Nacional observa cajas con insumos donados por la Cámara de Comercio de Empresas Chinas para combatir la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (COVID-19) en Ecuador, en el aeropuerto Mariscal Sucre, en Quito, capital de Ecuador, el 16 de abril de 2020. (Xinhua/Santiago Armas)

Por su lado, la analista política boliviana y autora de uno de los capítulos referido a su país, Nicole Jordán, advirtió que "la mayoría de los sistemas de salud en América Latina no estaban preparados para lidiar con emergencias sanitarias (...) La falta de inversión pública en salud es un fenómeno común en la región", sumado a "los elevados índices de pobreza y desigualdad, además del tema de la economía informal".

Jordán aseguró que China ha jugado "un papel protagónico en términos de cooperación internacional durante la pandemia. No solo por el tema de la asistencia humanitaria, con el envío de expertos, suministros y equipos de alta demanda, en un momento en el que todos los demás países se encontraban con una mirada más interna, sino que también ha mostrado apoyo al multilateralismo y a la cooperación".

En la cita virtual, la docente de la Universidad Católica Boliviana instó a una mayor cooperación con el país asiático en materia de "apoyo económico y técnico que permita reactivar las economías y fortalecer los sistemas de salud", enfocado a la capacitación en recursos humanos "de manera más sostenida".

Por su parte, el profesor e investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de México, Eduardo Tzili, puso énfasis en la transferencia de conocimientos de administración por parte de China, teniendo en cuenta que "la salud como bien público en China explicó su éxito en gestionar la pandemia", un aprendizaje que puede servir a América Latina.

El escritor del capítulo que engloba la experiencia mexicana en la crisis, llamó a "superar los problemas ideológicos a los que estamos sujetos" en la región, de manera de aprovechar "la oportunidad política" de la COVID-19 para estrechar los lazos con el país asiático.

La analista internacional chilena, Constanza Jorquera, destacó la importancia de esta obra colectiva que pone de manifiesto las problemáticas latinoamericanas en este escenario de crisis, con la idea de "avanzar en una cooperación internacional y regional multinivel".

Esto, "no solo entre ministerios, embajadores, sino también tiene que haber una participación a nivel de académicos, sociedad civil, para desarrollar una estrategia adecuada a los tiempos", basada en la "creación de confianzas" entre los distintos países, explicó la académica de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales de Chile.

"Podemos aprender mucho de China respecto de las relaciones que tiene con la academia de ciencias, de ciencias sociales, donde hay toda una articulación de intelectuales que van aportando respecto de cómo tomar las decisiones", sostuvo la experta en estudios asiáticos.

En tanto, el profesor de la Universidad de Lengua y Cultura de Beijing, Sun Xintang, remarcó la necesidad de "fortalecer la cooperación en la lucha contra la epidemia y unir los esfuerzos en el desarrollo conjunto", como parte de "las tareas más urgentes para los países latinoamericanos", que son superar la pandemia y lograr la recuperación económica.

La ceremonia virtual contó también con las intervenciones del diplomático chileno Juan Somavía, presidente del Foro Permanente de Política Exterior y el académico de la Universidad Católica de Argentina Jorge Malena, entre otros.

  
08 de octubre de 2020
Especial
Image Imagen del 28 de abril de 2020 de suministros médicos donados para la lucha contra la enfermedad causada por el nuevo coronavirus (COVID-19), en la Ciudad de México, capital de México. (Xinhua/Francisco Cañedo)
MEXICO, 7 oct (Xinhua) -- Empresarios mexicanos se respaldan en la tecnología avanzada para asegurar su participación en la próxima tercera edición de la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE, por sus siglas en inglés), en medio de un desafiante contexto internacional por la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).
   Por Edna Alcántara y Wu Hao
   En entrevista con Xinhua, el director de la Sección Internacional para Asia y Oceanía del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), Agustín García Rechy, destacó las múltiples ventajas que ofrecen actualmente las comunicaciones, siendo noviembre próximo la mejor ocasión para usarlas, en el marco del evento internacional.
   La intención, expuso, es participar "en un momento de posibilidades para atraer posibles compradores de productos mexicanos de alta calidad", principalmente del sector alimentos.
   García aseguró en exclusiva que si bien este año ha sido complicado para el sector privado, los empresarios no pierden el entusiasmo en hacerse presentes en la CIIE, programada para realizarse en la ciudad china de Shanghai, "de manera virtual en encuentros 'uno a uno' con posibles futuros clientes en China".
   "Tenemos autorizado y ya nos han abierto el camino por parte de Bank of China para que participen empresas mexicanas de manera virtual", indicó.
   El directivo detalló que ahora se está acordando con el Bank of China que se mantenga el mismo número de empresas mexicanas participantes a la pasada edición, de entre 50 y 55 firmas, a través de reuniones virtuales, y con un "potencial a crecer a un grupo de 70 empresas".
   El hecho de lograr que México participe de manera virtual es un gran logro, pues "al final de cuentas para nosotros es como la columna vertebral para dar a conocer y colocar los productos como marca oficial México", remarcó.
   A los ojos del mexicano, desde su creación la CIIE "se destaca como el evento comercial más importante para vender en China", posicionando al país asiático como la segunda economía más grande y el segundo mayor importador y consumidor de bienes y servicios.
   García es un reconocido emprendedor mexicano, que, junto con la experticia del presidente de la Sección Empresarial para Asia y Oceanía de la COMCE, Sergio Ley, en los recientes años han llevado de la mano a decenas de empresas de su país al mercado asiático, entre los principales China.
   La CIIE es una exposición dedicada a las importaciones en el mundo y ha tenido resultados fructíferos en las últimas dos exposiciones.
   Recientemente, en declaraciones a Xinhua, la secretaria (ministra) de Economía de México, Graciela Márquez Colín, hizo énfasis sobre la contribución de China, país que dijo mantiene su firme apoyo al multilateralismo y el libre comercio.
   La funcionaria recalcó la aportación que hace al mundo el país asiático, al impulsar plataformas como la Feria de Importación y Exportación de China (Feria de Cantón), la CIIE o la Feria Internacional de Comercio de Servicios de China (CIFTIS), para la inclusión y la reciprocidad mundial.
   China se ha integrado profundamente a la globalización y ha quedado de manifiesto que no puede expandir su demanda interna sin la cooperación internacional y el buen funcionamiento de la cadena de valor global, apuntó Márquez al congratularse de la participación de empresarios mexicanos en el encuentro, plataforma a la que la funcionaria ha asistido de manera presencial desde su inicio.
07 de octubre de 2020
Especial